Por Dr. Joseph Mercola, 7 de junio de

Historia en breve

Siembre las semillas a 2.5 centímetros de profundidad y coloque las plántulas con una separación de 15 a 25 centímetros entre las plantas de ejote de la variedad de guía y de 7 a 15 centímetros para la variedad de arbusto

Prepare el suelo con mantillo o composta orgánica, mantenga el suelo húmedo, pero sin acumulación de agua y proporcione a las plantas una cantidad adicional de fertilizante orgánico a mitad de la temporada de crecimiento de 50 a 60 días; y disfrute de una segunda temporada al intercalar los cultivos o sembrar semillas indeterminadas

Los métodos naturales para controlar las plagas, como los áfidos, ácaros y escarabajos, incluyen el detergente para platos y rociadores de agua, además de atraer insectos depredadores y quitar manualmente los escarabajos de las plantas

Cultivar ejotes en su jardín le ofrece la oportunidad de recolectar vegetales saludables y libres de pesticidas que puede obtener directamente de su jardín; agréguelos en las sopas, guisos y ensaladas

Tabla de Contenido

  • Prepárese antes de cultivar los ejotes en su jardín o maceta
  • Cultivar ejotes en el interior puede evitar el problema del invierno
  • El tipo de semillas de ejote puede determinar la producción
  • Tipos de ejotes que puede cultivar en su jardín
  • Tenga cuidado con las plagas y enfermedades en su huerto de ejotes
  • Cómo recolectar, limpiar y almacenar sus ejotes
  • Beneficios de los ejotes
  • Cómo cocinar perfectamente los ejotes

Obtenga los beneficios que pueden proporcionar los ejotes (Phaseolus vulgaris) durante todo el año cuando descubra cómo cultivarlos en su jardín, contenedores e incluso en espacios cerrados. Los ejotes se cultivaban originalmente en Centroamérica y Sudamérica. Este vegetal se introdujo en la región del Mediterráneo y se cultivó en Italia, Grecia y Turquía en el siglo XVII.

Hoy en día, los agricultores de traspatio cultivan ejotes en todo el mundo, ya que son fáciles de sembrar y podría obtener una abundante cantidad en un espacio limitado. Los ejotes cuentan con variedades que pueden necesitar soporte (variedades de guía), o pueden crecer solas sin soporte (variedades de arbusto).

Aunque cultivar ejotes en su huerto podría parecerle desafiante, siempre que cumpla con algunos de los requisitos básicos, obtendrá una recompensa abundante, ya sea que los cultive en el exterior o interior.

Esas recompensas también se extienden a los beneficios de los ejotes, que incluyen un alto contenido de fibra, pocas calorías y haber demostrado continuamente su capacidad para disminuir el riesgo de enfermedades crónicas.

Prepárese antes de cultivar los ejotes en su jardín o maceta

Los ejotes son plantas anuales, así que podrá cultivar nuevas plantas cada año. Estas plantas se desarrollan bien con un pH ligeramente ácido, alrededor de 6.0 a 6.2, y un suelo moderadamente nutrido.

Prepare su tierra antes de sembrar las semillas de ejotes, al agregar composta orgánica. Las semillas pueden cultivarse directamente en el exterior después de que haya pasado el peligro de las heladas.

Siembre las semillas a 2.5 centímetros de profundidad y riegue de inmediato. Mantenga la tierra húmeda al regar con regularidad El factor más importante de una buena recolección es asegurar que el suelo tenga una temperatura cálida, ya que un suelo fresco y húmedo podría pudrir las plantas.

Siembre las semillas de los ejotes de guía muy cerca, y luego sepárelas a alrededor 15 a 25 centímetros después de germinar. En cuanto a las semillas de la variedad de arbusto, puede separarlas de 7 a 15 centímetros después de su germinación.

Ambas variedades pueden sembrarse primero en interiores, antes de la última helada; luego, puede trasplantar las plántulas de 7 centímetros a su jardín o maceta, después de que haya pasado la amenaza de las heladas.

Si prefiere hacer uso de macetas, los ejotes necesitarán un contenedor de al menos 20 centímetros. Sin embargo, para obtener mejores resultados, el contenedor debe ser de 30 centímetros o más. Cuanto más grande sea el recipiente, menor cantidad de riego necesitarán.

Sin embargo, la maceta debe tener una tierra con buena capacidad de drenaje y 2.5 centímetros de grava en la parte inferior para promover el drenaje y reducir la posibilidad de pudrición de la raíz.

Los ejotes se desarrollan bien bajo pleno sol, por lo tanto, ya sea en el jardín o una maceta, deben colocarse donde reciban al menos ocho horas de luz solar directa al día. La variedad de arbusto cultivada en maceta necesita más espacio a su alrededor que la variedad de guía para favorecer el flujo de aire y reducir la probabilidad de desarrollo de hongos.

Por otro lado, los ejotes de guía requieren más espacio vertical y una estaca o enrejado para apoyarse durante su crecimiento. Una vez que las plantas del semillero midan 7 centímetros o más, agregue mantillo para retener la humedad y desalentar el desarrollo de malezas.

Los ejotes no requieren demasiada nutrición. Cuando son cultivados en suelo de jardín, puede ser suficiente con agregarles composta al inicio y fertilizante orgánico a mitad de la temporada de crecimiento para favorecer una producción abundante de ejotes. En el caso de las macetas, los vegetales pueden beneficiarse al recibir abono orgánico cada mes.

Cultivar ejotes en el interior puede evitar el problema del invierno

También, puede considerar cultivar los ejotes en interiores, especialmente si disfruta de este delicioso complemento en sus recetas durante todo el año. Ya que es una planta con muy bonita apariencia y de crecimiento relativamente rápido, puede ser una adición visualmente atractiva para sus ventanas.

Cuando se cultiva en interiores, las semillas pueden sembrarse en cualquier temporada del año. Sin embargo, es importante recordar que las plantas siguen teniendo ciertos requisitos ambientales, como abundante luz solar. De forma alternativa, considere utilizar focos para crecimiento si no tiene una ventana que reciba al menos seis horas de luz solar directa al día.

Estas plantas son de clima cálido y se desarrollan bien en un lugar donde la temperatura es al menos 10 °C y hasta 29 °C. Sin embargo, si hay calor y humedad excesivos, pueden ocurrir diversos problemas. Debido a que es una planta anual, obtendrá la misma cantidad de producto recolectado si se cultiva en interiores como exteriores.

Llene sus macetas con el mismo tipo de tierra que usaría al aire libre, enriquecido con composta, con buen drenaje y un pH de 6 a 6.2. Evite utilizar suelo rico en nitrógeno. Cuando las plantas del semillero comiencen a aparecer y midan 7 centímetros de alto, agregue mantillo para retener la humedad.

Al igual que con las macetas al aire libre, proporcionar una ligera cantidad de fertilizante orgánico, una vez al mes, puede favorecer la producción. Ya sea que se cultiven en el interior o exterior, la mayoría de las variedades madurarán por completo y estarán listas para comenzar a recolectarse entre los 50 y 60 días.

El tipo de semillas de ejote puede determinar la producción

Cuando comience a elegir sus variedades de ejotes, será útil recordar que la cantidad que recolecte estará condicionada en función de si la planta es determinada o indeterminada. Estos son términos botánicos que identifican patrones de crecimiento básicos. En términos generales, los ejotes de arbusto tienden a ser determinados, mientras que los ejotes de guía tienden a ser indeterminados.

Las plantas indeterminadas crecen y producen hasta que ocurre la primera helada y mata a la planta. El crecimiento indeterminado también se refiere a la floración secuencial en una planta, en la que se basa la producción de los ejotes. En el huerto, las plantas más comunes con semillas determinadas o indeterminadas son los jitomates, pepinos, chícharos, frijoles y fresas.

En su mayoría, los paquetes de semillas serán identificados como determinados o indeterminados. En cualquier caso, recolectar constantemente sus ejotes a medida que maduran, aumentará su producción. Por lo general, el primer cultivo es el más abundante y los cultivos subsiguientes producirán menor cantidad.

A los jardineros que les gusta recolectar ejotes durante todo el verano podrían preferir usar plantas indeterminadas. Por otro lado, al cultivar de forma intercalada sus ejotes obtendrá resultados similares con producciones más abundantes.

Algunos cultivos también pueden ser semideterminados, lo que significa que pueden dejar de producir, pero pueden ser estimulados para una segunda ronda de producción a través de una recolección regular de ejotes, conforme se produzcan.

Observe con mucha atención el tipo de semillas que cultiva, ya que puede influir en el tipo de poda que necesite considerar.

Según compartió el sitio web Daily Garden, pueden podarse los brotes no deseados de las plantas indeterminadas, lo cual posteriormente puede dirigir los nutrientes al área de la planta que podría requerirlos. Por otro lado, las plantas determinadas tendrán mejor desempeño si no se les poda de forma excesiva.

Tipos de ejotes que puede cultivar en su jardín

Existen ligeras variaciones en la forma y tamaño de las variedades de ejotes y son denominados con nombres diferentes según la zona geográfica, como ejotes franceses, judías verdes, arvejas o alubias. Sin embargo, a pesar de sus diferentes denominaciones, todos son ejotes.

Alrededor del mundo, existen aproximadamente 150 variedades en todas las formas y colores, pero a pesar de las diferencias en apariencia, los beneficios son similares. Como tal, la mayoría de los ejotes son más o menos intercambiables en cualquier receta que encuentre.

Las variaciones pueden ser evidentes en función de la textura o el tiempo que tome cocinarlos. Según el sitio web The Spruce, algunas de las variedades más comunes incluyen:

Ejotes verdes, judías verdes o arvejas — Estos son largos, redondos y verdes. Las variedades ancestrales pueden tener una hebra fibrosa a lo largo, en ambos lados, pero como esto ha resultado inconveniente para la mayoría de los cocineros, se ha eliminado de las variedades comercializadas en los supermercados. Kentucky Wonder es una variedad de guía antigua con buen sabor, y Bountiful produce ejotes de arbusto encéntrales sin hebras.
Ejotes de cera — Son idénticos a los ejotes, excepto que son amarillos. Ya que esta es la única diferencia, puede utilizarlos en sus recetas de la misma manera que usaría los ejotes regulares. La variedad Golden Wax Bean es un tipo de ejote amarillo de textura suave.
Haricot vert — También es conocido como ejotes verdes franceses o filet beans (en inglés). Aunque estos son casi idénticos a los ejotes, por lo general son muy finos, ligeramente más tiernos y más costosos en los supermercados. Muchos consideran que tienen un mejor sabor que los ejotes normales. Triomphe de Farcy es una variedad de arbusto ancestral de haricot vert.
Ejotes largos — Algunas veces son denominados como ejotes largos y provienen de una familia diferente a los ejotes. Son similares en sabor y apariencia, pero son extraordinariamente largos. Pueden crecer más de 61 centímetros, pero para tener la opción con el mejor sabor y textura, busque ejotes largos de menos de 46 centímetros.
Ejotes morados — Simplemente son una variedad morada del ejote clásico o ejote de cera. Sin embargo, aunque tienen un color único, se pierde durante la cocción. Considere cocerlos al vapor ligeramente, y luego colocarlos en un baño de hielo inmediato para preservar la mayor cantidad de color posible. La variedad Royal Burgundy es un ejote de arbusto de producción temprana.
Ejote romano — También conocido como ejote plano o verde italiano, son anchos y necesitan un poco más tiempo de cocción que otro tipo de ejote. Los más pequeños son tiernos, mientras que los más grandes tienen más granos.

Tenga cuidado con las plagas y enfermedades en su huerto de ejotes

A los insectos y animales de cuatro patas les agradan los ejotes tanto como usted. Los ciervos y marmotas pueden comerse toda la planta, por lo que es necesario utilizar cercas para disuadirlos.

Brindarles a las plantas mucha circulación de aire y mantener el suelo húmedo, pero no encharcado, puede ayudar a prevenir que las enfermedades fúngicas prosperen en condiciones húmedas. Algunas de las plagas más comunes descritas por Clemson Cooperative Extension, incluyen:

• Pulgones — Estos insectos de cuerpo blando suelen ser verdes, pero pueden parecer de color amarillo, marrón o negro. Aunque es más frecuente observar los pulgones durante el clima fresco y seco, pueden aparecer en cualquier momento durante el verano.

Cuando hay una población abundante pueden impedir el crecimiento de la planta, por lo que debe iniciarse un tratamiento cada vez que los encuentre sobre las plantas.

Puede controlar las poblaciones de pulgones al aprovechar su debilidad. Los bichos beneficiosos, como las crisopas y mariquitas, pueden ser atraídos al jardín al plantar cerca hinojo, menta y eneldo. Un fuerte rocío de agua puede acabar con una leve infestación, o rociar las plantas con una solución de agua con varias gotas de detergente para platos.

• Trips — Estos pequeños insectos miden 3 milímetros o menos. Comúnmente se alimentan de frijoles y chícharos, y pueden afectar negativamente en su producción cuando están presentes en las flores de floración temprana. Ya que los trips afectan la polinización, si hay tres o más de estos en cada flor, podrían deformar la apariencia del producto.

Pode sus plantas para deshacerse de cualquier parte dañada. El ajo es un método poderoso para eliminar estos insectos. Mezcle 2 dientes de ajo en 2 tazas de agua. Cubra la mezcla y deje reposar durante 24 horas, luego filtre con una gasa. Ponga dos gotas de líquido en 12 tazas de agua y rocíe sus plantas.

• Escarabajo del frijol — Este escarabajo mide hasta 8 milímetros de largo y es de color amarillo a marrón. Sus alas tienen ocho pequeñas manchas negras.

Después de alimentarse durante una o dos semanas, la hembra deposita huevos amarillos en la parte inferior de las hojas, que eclosionan hasta dos semanas después. Tanto los adultos como las larvas se alimentan en la parte inferior de las hojas.

Entre los depredadores naturales se incluyen diversas especies de pequeñas avispas parasitarias. Retire manualmente los adultos y larvas, y aplaste los grupos de huevos con sus dedos. Cultive de forma intercalada plantas que se lleven bien con las de frijol y utilice petunias o papas para disuadir al escarabajo.

• Ácaros araña — Estas son criaturas diminutas de ocho patas más relacionadas con las arañas que con los insectos. Aparecen en la parte inferior de las hojas y una ligera infestación se manifiesta como un punteado blanquecino. Una fuerte infestación puede ocasionar que las hojas se vuelvan color amarillo o bronce. Encontrará la parte inferior de las hojas cubiertas de seda y telarañas.

Rociar fuertemente con la manguera del jardín puede ser suficiente para eliminar una infestación leve. Las plantas pueden rociarse con una mezcla de 3 cucharadas de detergente para platos con un galón de agua.

• Babosas — Las babosas se comen cualquier parte de la planta que toque el suelo húmedo, lo que significa que pueden causar más daño en la variedad de arbusto que en la de guía. Por fortuna, existen diversos remedios caseros orgánicos que puede utilizar para deshacerse de las babosas.

Uno de los más populares es la trampa de cerveza. Entierre una taza a la mitad en el suelo cerca de sus plantas y llene media taza con cerveza. Las babosas serán tentadas por el olor y se ahogarán en la cerveza.

Cómo recolectar, limpiar y almacenar sus ejotes

El proceso de recolección es una aventura continua en el jardín y, cuanto más recolecte, probablemente obtendrá más producto de la planta. La mayoría de las variedades están listas para recolectarse entre los 50 y 60 días. Las vainas de ejotes pueden estar listas para recolectarse una vez que alcancen una longitud de 10 a 18 centímetros de diámetro y sean un poco más gruesas que un lápiz.

Algunos jardineros prefieren determinar el tiempo de recolección en función de la textura del ejote, y no del tamaño. Estos deben ser firmes, crujientes y no mostrar signos visibles de abultamiento.

Sin embargo, dado que las plantas continúan produciendo, es importante que tenga cuidado de no dañarla mientras recolecta el producto. Use las dos manos para recoger los ejotes y evite romper la guía mientras hace un movimiento giratorio y rápido para quitar el ejote.

Una vez recolectados, puede mantenerlos en la barra de la cocina sin quitarles los tallos. Cuando elimine los tallos, deberá almacenarlos en el refrigerador. Por lo general, los tallos se pueden quitar con facilidad y es posible que también pueda eliminar al mismo tiempo cualquier hebra fibrosa que se extienda a lo largo de la vaina.

Además, los ejotes pueden almacenarse en el congelador hasta por un año. Antes de congelarlos, colóquelos en agua hirviendo durante dos minutos y luego viértalos directamente en un baño de hielo. Este proceso de escaldado les ayudará a conservar su color verde brillante. Almacénelos en un recipiente hermético antes de congelarlos.

También los puede enlatar para preservarlos durante el invierno. Solo deben enlatarse los ejotes frescos para asegurar un mejor sabor posteriormente. Los ejotes necesitan ser envasados a presión, ya que son un alimento bajo en ácido y este proceso puede disminuir el riesgo de botulismo.

Tenga cuidado al utilizar una olla de presión, ya que pueden ser peligrosas si no se usan de forma adecuada. La fermentación de los ejotes puede ser otra opción excelente y apetitosa que podría prolongar aún más su tiempo de conservación.

Beneficios de los ejotes

Los ejotes son una fuente rica en vitaminas A, C, K y manganeso, fibra y folato. La combinación de estos nutrientes hace que los ejotes sean útiles para disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca y cáncer de colon. Al potenciar el sistema inmunológico puede ayudar a disminuir el riesgo de resfriados, y sus nutrientes podrían ayudar a controlar la diabetes.

La fibra ayuda a regular el proceso digestivo y los nutrientes también brindan beneficios para la salud ocular y ósea. El folato presente en los ejotes es fundamental durante el embarazo ya que ayuda a prevenir defectos de nacimiento, además es necesario para el crecimiento y desarrollo saludable del bebé. Obtenga más datos alimenticios sobre los ejotes en mi artículo anterior “Beneficios de los ejotes“.

Cómo cocinar perfectamente los ejotes

Los ejotes han adornado las mesas de todo el mundo durante décadas. Son especialmente populares durante las temporadas de vacaciones, pero están disponibles durante todo el año; asimismo, son un alimento delicioso, fresco y maravilloso, que puede obtener directamente de su jardín.

Los ejotes contienen toxinas naturales producidas por la planta para defenderse de depredadores o amenazas, como bacterias u hongos.

Sin embargo, este tipo de toxina es diferente al de otros cultivos similares y no es tan peligrosa, particularmente si consume pequeñas cantidades en su ensalada o en un snack rápido. La mayoría de las recetas de ejotes comienzan con su limpieza y preparación para cocinarlos. El libro What’s Cooking America proporciona algunas de estas ideas para lavar y preparar sus ejotes:

Primero, lávelos muy bien con agua limpia y fresca para eliminar la tierra o residuos del jardín. Y luego, enjuáguelos de nuevo. Rompa ambos extremos conforme los lava, y luego déjelos enteros o córtelos en la longitud deseada. Pueden cortarse en forma transversal, diagonal o francesa.

Obtendrá ejotes crujientes de sabor más dulce cuando los corta lo menos posible. Los ejotes pueden prepararse al vapor, hervidos o salteados. Cocinarlos lo menos posible, con la menor cantidad de agua, es la mejor manera de conservar sus nutrientes.

Algunas recetas de ejotes requieren escaldarlos, en las cuales primero se agregan en el agua hirviendo entre algunos segundos a un minuto, luego se retiran de inmediato y se colocan en un baño de hielo. Esto establece el color y mantiene la textura. Además, los ejotes pueden cocerse al vapor en una vaporera que los mantendrá sobre y no dentro del agua hirviendo.

Los ejotes también pueden saltearse; pero, primero debe hervirlos o cocerlos al vapor durante uno o dos minutos, mezclarlos con aceite de coco o de aguacate y ajo en polvo, y luego colocarlos en una sartén a fuego medio durante varios minutos. Luego, ¡puede añadir sal y pimienta al gusto y disfrutarlos!

FuenteDr. Mercola
COMPARTIR
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.