Por Nancy Flores, Contralínea, 01 de diciembre de 2022.

A pregunta de Contralínea, el presidente de la República declaró: “si es mucho el daño a la salud y no encontramos opciones, alternativas, pues se prohíbe. Pero estamos en eso, estamos buscando opciones, desde herbicidas –vamos a decir– no químicos hasta el uso del machete y de la tarpala para limpiar hierba, en vez de desaparecerla con bombas de aspersión. Estamos en eso, y ya vamos a dar una respuesta”.

Sin embargo, el primer mandatario indicó: “no queremos que se prohíba y que no haya una opción, una alternativa, porque quienes defienden lo del glifosato sostienen que, en el mundo, así como se lo estoy diciendo, no hay todavía algo que lo sustituya, desde luego que no sea dañino. Entonces, se está haciendo un análisis”.

López Obrador expuso que es cierto que este tipo de agrotóxicos “hacen daño a la salud, pero no hay cómo sustituirlo, y estamos hablando de la producción de alimentos. Entonces, se estableció un decreto [para prohibir gradualmente el glifosato], emití un decreto para limitar el volumen utilizado, y esto se está cumpliendo. Y el propósito es que cada año se vaya limitando más”.

El jefe del Ejecutivo federal indicó que actualmente el Conacyt [Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología] está realizando investigaciones para dar una opinión científica “sobre qué químico utilizar que no sea dañino o qué prácticas orgánicas se aplican. Porque pues es el remedio y el trapito, o sea, se necesita una opción, una alternativa”.

Ello, luego de que en comisiones del Senado de la República se frenó ya la discusión para reformar la Ley de Salud en este tema, que buscaba prohibir gradualmente el uso de plaguicidas altamente tóxicos.

Imagen de Franck Barske en Pixabay 
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.