Por Dr. Joseph Mercola, Mercola, 13 de octubre de 2020.

HISTORIA EN BREVE

  • Más de un tercio de los adultos mayores podrían tener deficiencia de al menos un micronutriente y, a menudo, tienen los niveles bajos en más de uno
  • Las multivitaminas podrían ayudar a solucionar los problemas de deficiencia de nutricionales, pero no pueden contrarrestar el daño de una alimentación a base de alimentos procesados
  • Busque multivitamínicos de empresas de confianza que se sometan a pruebas y certificaciones voluntarias de ConsumerLab.com, NSF International o U.S. Pharmacopoeia

En 2018, las ventas de suplementos en Estados Unidos alcanzaron los $ 124.8 mil millones y se espera que superen los $ 210.3 mil millones para 2026. Aunque eso parece ser mucho dinero, es insignificante en comparación con el gasto en atención médica para medicamentos recetados.

En 2016, el costo de la atención médica alcanzó los $ 3.3 billones, de los cuales $ 329 mil millones correspondieron a medicamentos recetados. Los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) estiman que, en la próxima década, el dinero que se gaste en medicamentos recetados superará cualquier otro tipo de gastos de atención médica.

El gasto proyectado en medicamentos recetados al por menor coincide con el aumento constante de las enfermedades crónicas, como las enfermedades cardíacas y la diabetes tipo 2. Pero, a medida que aumenta el gasto en medicamentos, los adultos también gastan más dinero en cuidados preventivos, como suplementos vitamínicos.

En un estudio, se reportó que, en 2019, las personas más jóvenes que compraron vitaminas y suplementos gastaron un promedio de $ 62.73 por viaje en los productos, mientras que las personas que crecieron durante la Gran Depresión gastaron $ 129.58.

Las multivitaminas y minerales reducen la enfermedad en adultos mayores

En el vigésimo año en que el Consejo de Nutrición Responsable (CRN) realizó su encuesta anual a consumidores sobre suplementos alimenticios, el 77 % de los encuestados dijo que tomaba suplementos. La vicepresidenta de comunicaciones, Nancy Weindruch, habló sobre los resultados y dijo:

“Aunque la industria continúa innovando, no se puede negar que estos productos regulados se han vuelto muy populares. Más de tres cuartas partes de las personas en Estados Unidos toman suplementos alimenticios cada año, una tendencia muy clara que sirve como indicador del papel que desempeñan los suplementos en sus regímenes generales de salud y bienestar”.

Para probar la hipótesis de que el uso de un suplemento multivitamínico y mineral puede respaldar la función inmunológica en los adultos mayores, un equipo de investigación de la Universidad Estatal de Oregón reclutó a 42 personas sanas de entre 55 y 75 años. El estudio de intervención se diseñó para medir el efecto que podría tener un multivitamínico con minerales en el sistema inmunológico.

Antes y después de la intervención, los investigadores tomaron muestras para medir la cantidad de minerales y vitaminas en la sangre de los participantes, así como la función y el estado inmunológico. Los participantes recibieron un cuestionario en el que reportaron detalles de su salud durante el ensayo.

Los resultados demostraron que el mismo porcentaje de personas en cada grupo experimentaron síntomas de enfermedad o malestar, pero los que tomaron el suplemento tuvieron tres días con síntomas en comparación con de los miembros del grupo que tomaron un placebo y tuvieron más de seis días.

El investigador principal del estudio fue Adrian Gombart del Instituto Linus Pauling de la Universidad de Oregón. Habló sobre los resultados que demostraron que los adultos mayores pueden beneficiarse de un suplemento multivitamínico y mineral, y dijo:

“Las diferencias que se observaron en las enfermedades fueron sorprendentes. Aunque el estudio se limitó a datos de enfermedades autoreportadas y no diseñamos el estudio para responder a esta pregunta, las diferencias que se observaron sugieren que se necesitan estudios adicionales más amplios diseñados para estos resultados y, en realidad, están demorados”.

Las deficiencias de vitaminas son causadas por el envejecimiento

Las vitaminas y los minerales se denominan micronutrientes porque se necesitan solo en pequeñas cantidades. Su cuerpo no puede producirlos y las deficiencias pueden provocar problemas muy graves.

De acuerdo con datos de la UNICEF, más de 200 millones de niños menores de 5 años están tienen problemas de desnutrición o sobrepeso. Los CDC informan que casi la mitad de todos los niños del mundo en ese grupo de edad sufren deficiencias de micronutrientes.

La Organización Mundial de la Salud calcula que 250 millones de niños en edad preescolar tienen deficiencia de vitamina A, lo que contribuye a que hasta 500 000 niños padezcan ceguera cada año. Es muy probable que, dentro de los 12 meses posteriores de la pérdida de la vista, la mitad muera.

Los autores de una revisión de la literatura escriben que las deficiencias de vitaminas provocan muchas enfermedades crónicas en todo el mundo. Algunas etapas de la vida incrementan el riesgo de deficiencia, incluyendo la infancia, adolescencia y la vejez.

Los investigadores de la Universidad Estatal de Oregón escribieron que los riesgos de deficiencia “contribuyen a las deficiencias del sistema inmunológico relacionadas con la edad” y que, entre los adultos de América del Norte y Europa, “más de un tercio de los adultos mayores tienen deficiencia de al menos uno más micronutrientes.” Gombart comentó sobre los desafíos que enfrentan las personas con deficiencia de micronutrientes:

“Es probable que eso contribuya al debilitamiento del sistema inmunológico, que a menudo se caracteriza por un incremento en los niveles de inflamación, disfunción inmunológica innata y una disfunción de las células T.

Dado que múltiples nutrientes apoyan la función inmunológica, los adultos mayores a menudo se benefician de los suplementos multivitamínicos y minerales. Están disponibles, son económicos y por lo general se consideran seguros.

Los suplementos se relacionaron con un incremento de los niveles de zinc y vitamina C, y con síntomas de la enfermedad que eran menos graves y más cortos. Esto respalda los hallazgos que se remontan a décadas atrás, incluso a los días del trabajo de Linus Pauling con la vitamina C.

Nuestros resultados sugieren que se necesitan más estudios de investigación que estén mejor diseñados para explorar el papel positivo que podrían desempeñar los suplementos multivitamínicos y minerales en el sistema inmunológico de los adultos mayores”.

Las multivitaminas podrían ayudar a solucionar los problemas de deficiencias de nutrientes

En una encuesta realizada en 2015 en nombre de CRN, se descubrió que la mayoría de los entrevistados comprendían que los suplementos de multivitaminas y vitamina D ayudan a solucionar los problemas de deficiencias, pero no se deben usar como un sustituto de una alimentación rica en nutrientes.

Se hicieron preguntas a más de 2 000 adultos de Estados Unidos para medir su comprensión de las multivitaminas, la vitamina D y los suplementos de calcio. Un porcentaje casi igual comprendió el papel que desempeña el calcio y la vitamina D en la salud ósea y las formas en que los suplementos multivitamínicos y minerales pueden ayudar a solucionar los problemas de las deficiencias de que no se logran con su alimentación.

Ese porcentaje fue un impresionante 87 % y 88 %. Una de las investigadoras fue Annette Dickinson, Ph.D, consultora de CRN. Comentó los resultados de otras encuestas en un comunicado de prensa, y dijo:

“Las encuestas descubrieron que los que toman suplementos alimenticios tienden a tener una mejor alimentación y adoptar otros hábitos saludables, lo que sugiere que creen que los suplementos son una estrategia para crear hábitos de salud y ayudar a garantizar el bienestar”.

Los autores de un estudio de 2017 analizaron los datos de 10 698 adultos en la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición y descubrieron que las personas que consumían un suplemento multivitamínico y mineral tenían una menor prevalencia de insuficiencia de vitaminas en 15 de 17 de los micronutrientes analizados.

Tomar un suplemento durante 21 de los 30 días del mes casi eliminó las deficiencias en los micronutrientes que se analizaron y redujo la proporción de deficiencia de todos los biomarcadores excepto el hierro. Los nutrientes que no se ven afectados por tomar un suplemento multivitamínico y mineral incluyen calcio, magnesio y vitamina D.

Los investigadores concluyeron que los suplementos redujeron las deficiencias nutricionales y el riesgo de deficiencias. Carrie Ruxton, Ph.D., del Servicio de Información de Suplementos Alimenticios y de Salud, habló sobre los resultados de este estudio:

“Este estudio es muy importante para aclarar el valor de los multivitamínicos y minerales. Sabemos que estos nutrientes son clave para nuestra salud y bienestar y se ha demostrado que los niveles bajos tienen un impacto negativo en la salud.

Por desgracia, con demasiada frecuencia se dice que puede obtener toda la nutrición que necesita con una alimentación sana y equilibrada. Pero no menciona la forma en la que come la mayoría de las personas. Muchas personas no consumen los micronutrientes necesarios para mantener una salud óptima”.

Además del comentario de que la mayoría de las personas no consumen los micronutrientes necesarios, es importante comprender que, aunque los alimentos enteros son la opción más saludable, los micronutrientes en los alimentos dependen del aire y el suelo en el que se cultivan.

Las vitaminas apoyan la salud del corazón y más

En un estudio realizado a 8 678 adultos, los investigadores trataron de determinar el efecto que los suplementos multivitamínicos y minerales podrían tener en la salud cardiovascular y la mortalidad en las mujeres. Los datos se obtuvieron de una muestra representativa a nivel nacional. Los primeros resultados no mostraron relación entre la mortalidad por enfermedades cardíacas y los que tomaban suplementos multivitamínicos y minerales.

Sin embargo, una vez que los datos se clasificaron por el tiempo que se habían consumido los suplementos, los investigadores descubrieron que las personas que habían tomado los suplementos durante tres años o más tenían un menor riesgo de mortalidad por ECV. Los investigadores escribieron que estos resultados eran consistentes “con el único ECA [ensayo controlado aleatorio] disponible en hombres, que indica que no hay relación con el uso de MVM y la mortalidad por ECV”.

Sin embargo, los resultados del estudio no establecen una relación causal (causa y efecto). En otras palabras, eso no significa que tomar un multivitamínico con un suplemento mineral disminuya el riesgo de mortalidad por enfermedades cardíacas. Muchos investigadores, como Dickinson, también consideran que las personas que toman multivitamínicos de manera constante suelen tener un estilo de vida más saludable, lo que podría explicar los beneficios de tomar suplementos.

Cuando una persona tiene insuficiencia de vitaminas, que significa niveles bajos, pero no lo suficiente como para provocar síntomas de deficiencia, pueden mejorar varias afecciones de salud con suplementos, como:

  • Vitamina D para tratar la depresión
  • Vitamina A para prevenir la ceguera
  • Vitamina C para mejorar la respuesta del cuerpo a los defectos del tejido conectivo
  • Vitamina B12 para reducir los síntomas de la demencia.

Consuma los suplementos junto con una alimentación saludable

Los suplementos multivitamínicos y minerales, se deben combinar con una alimentación saludable ya que nunca podrá reemplazar la mala nutrición por el consumo diario de alimentos altamente procesados. Aunque es importante elegir un suplemento multivitamínico y mineral de calidad, puede ser un desafío. Busque un fabricante que realice controles y pruebas de terceros para garantizar la calidad del producto.

Algunos fabricantes aceptan la certificación y las pruebas voluntarias de ConsumerLab.com, NSF International o U.S. Pharmacopoeia. Estas organizaciones ayudan a garantizar que se cumplan estrictos estándares de calidad al examinar y verificar el producto durante todo el proceso de producción.

Como ocurre con la mayoría de los productos, las vitaminas tienen una caducidad, así que verifique las fechas de vencimiento antes de consumirlas y guárdelas de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Elija una empresa de productos de alta calidad y un producto que se evalúe y analice de manera constante para que cerciore de que está obteniendo la mejor calidad posible.

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.