Cómo almacenar adecuadamente el té suelto y las hierbas a granel

Los tés y hierbas contienen una amplia variedad de minerales, vitaminas y antioxidantes que pueden ayudar a maximizar los nutrientes que consume todos los días, sin sumar calorías

Por el Dr. Mercola, 26 de agosto de 2018

Historia en Breve

  • Para almacenar los tés y hierbas secos y a granel es necesario implantar las siguientes estrategias y así disminuir su exposición a la humedad y oxígeno, mantener el producto fresco y alejado de la luz directa

Los tés y hierbas contienen una amplia variedad de minerales, vitaminas y antioxidantes que ayudan maximizar los nutrientes que consume a diario. Podrían mejorar la obtención de nutrientes sin sumar calorías. Una taza de té de 8 onzas puede contener tan solo 2 calorías. Tanto los tés como las hierbas tienen un valor medicinal único.

Por ejemplo, las infusiones herbales podrían ayudarle a relajarse antes de dormir, al provocarle somnolencia, lo que le permitirá conciliar el sueño más rápido. Sin embargo, algunos también podrían causar trastornos del sueño, por lo que es importante conocer los efectos que podrían ocasionar los tés o hierbas antes de utilizarlos.

Las hierbas frescas añaden sabor y se han empleado durante miles de años como tratamientos naturales.1

Si bien, las hierbas tienen pocas calorías, muchas contienen un poderoso conjunto de vitaminas, como el perejil, que tiene cantidades significativas de vitamina K, C y A.2

También debe considerar que, aunque los tés y hierbas son naturales, podrían interactuar con los medicamentos recetados que toma o con algún padecimiento médico subyacente. De igual manera, no todos los tés y hierbas son apropiados para los niños.3

Las hierbas frescas le añaden intensidad y sabor a sus platillos, pero pueden ser más difíciles de encontrar durante los meses de invierno. Cultivar y secar sus propias hierbas podría proveerle los beneficios de las hierbas frescas en el verano así como de las hierbas secas y saludables durante el invierno.

Sin embargo, antes de apresurarse a comprar té de hojas sueltas o secar hierbas durante este verano, es importante saber cómo almacenar mejor sus productos para que retengan la mayor cantidad de sabor y nutrientes.

El té suelto es más saludable que las bolsitas de té

Si bien, es más cómodo infusionar el té que viene en bolsita, en especial cuando se encuentra lejos de casa, el té de hojas sueltas, también conocido como té de hojas enteras, proporciona algunas ventajas características.

El té de hoja entera consiste en las hojas enteras de la planta, o al menos la mayor parte del té está constituido por hojas, aunque a menudo las bolsitas de té están llenas con pedazos muy pequeños de hojas de té, y algunas veces se encuentran molidas.4

Cuando las hojas están rotas, tienen una mayor superficie con mayor oportunidad de que se disipen los aceites esenciales que le añaden sabor al té. Cuando son empacadas en una caja de papel con envoltura de papel, es más probable que sus aceites sean absorbidos.

Esto significa que el té preparado con bolsitas de té podría adquirir un sabor rancio y desabrido mucho antes que el té de hojas sueltas que se ha almacenado adecuadamente. Algunas bolsitas de té están hechas con té de hojas enteras, aunque es menos frecuente.

Las bolsitas de té también se mezclan para que el sabor esté homogenizado entre las cajas, donde sea que se venda esa marca de té. Por desgracia, esta estandarización podría dañar la calidad del té, ya que muchos fabricantes le dan más importancia al sabor y costo del producto final y no al valor de los nutrientes.5

Las bolsitas de té también podrían contener toxinas y rellenos adicionales, ya que a menudo no se cultivan de forma orgánica y se agregan rellenos en el punto de fabricación.6

Existen diversas formas de utilizar el té de hojas enteras a granel para hacer bolsitas de té casero, y así disfrutar de los beneficios de un té de alta calidad en el sabor, y la comodidad de poder elaborar su té.

Una de las maneras es utilizar filtros de café o tela de muselina para hacer su propia bolsita de té.7 Coloque el té en el centro de un paño o filtro cortado en forma rectangular, doble los lados para juntarlos y engrápelos. Doble la parte superior hacia abajo dos veces con un cordón colgando dentro del doblez, luego engrape.

Si desea que su proyecto casero sea un poco más sencillo, considere hacer bolsitas de té con un cordón, para un solo uso. Llene las bolsitas con sus hojas de té favoritas, ciérrelas con un cordón y guárdelas para cuando salga de casa.

Un té por la mañana o la tarde podría ser una manera sencilla de crear un hábito saludable en su rutina diaria y disfrutar de los beneficios que brindan los antioxidantes, así como de su excelente sabor.

12 formas sencillas de utilizar hierbas en su cocina

Uno de los mejores argumentos de venta sobre consumir alimentos orgánicos es que disminuyen la exposición a pesticidas e insecticidas. Los tés y hierbas orgánicos proporcionan los mismos beneficios. Si ha cocinado con saborizantes procesados, considere las siguientes recomendaciones sencillas para incluir hierbas saludables al cocinar.8,9,10

Agregue perejil o eneldo fresco o seco, picado sobre los huevos revueltos Añada una o dos hojas de albahaca, menta o cilantro en sus sándwiches
Añada perejil, menta, albahaca o cilantro fresco en sus ensaladas Agregue una cantidad generosa de orégano o tomillo en sus aderezos caseros para ensaladas
Prepare pesto fresco con albahaca, ajo, queso parmesano y nueces de castilla sin procesar; luego agregue pollo Frote el pollo con una mezcla de romero y tomillo seco, antes de asarlo
Añada menta fresca en el té helado o agua mineral Agregue albahaca fresca en su salsa de jitomate
Saltee ejotes o calabacitas y albahaca, perejil o menta, para darle un mejor sabor Combine la albahaca con frambuesas o fresas
El romero combina muy bien con el pollo, cerdo o salmón; se mezcla con el jitomate y espinacas o puede agregarse en la quinoa La salvia combina muy bien con la calabaza y frutas dulces como las manzanas. Resiste bien al ser cocinada y le añade un sabor fuerte a las salchichas y quesos

Considere almacenar las siguientes hierbas

Una de las mejores maneras de tener hierbas frescas al alcance de la mano para añadirlas en sus platillos es al cultivarlas en casa. Muchas hierbas pueden cultivarse a lo largo del año en espacios cerrados cuando se encuentran cerca de una ventana con luz solar directa.

Las hierbas animan una cocina e inspiran a cocinar. Ya sea que las recolecte en casa o compre en el supermercado, las hierbas frescas son relativamente frágiles y no suelen durar más de una semana después de ser cortadas.

Para mantener su sabor fresco por más tiempo, debe cortarlas y colocarlas en charolas para cubos de hielo con caldo de hueso. Congélelas, sáquelas de las charolas, transfiéralas a una bolsa de plástico y manténgalas congeladas para utilizarlas en caldos y guisos.11 Las diferentes hierbas otorgan beneficios únicos para la salud. Considere tenerlas en casa, ya sea frescas o secas:

Salvia — La salvia fue utilizada durante la Edad Media para ayudar a prevenir la peste, y cuenta con una larga historia de beneficios medicinales. Las investigaciones actuales han demostrado que esta hierba podría ayudar a prevenir la demencia, en particular la enfermedad de Alzheimer.12

Además, un estudio de cuatro meses demostró que el extracto de salvia mejoraba la función cognitiva en personas que ya padecían la enfermedad de Alzheimer.13

Albahaca sagrada — Esta es una variedad diferente a la albahaca regular o tailandesa. Algunos pequeños estudios han demostrado que podría mejorar la función inmunológica, inhibir el desarrollo de bacterias y levaduras,14 y disminuir los niveles de azúcar en la sangre.15
Tomillo — El tomillo pertenece a la familia de la menta y contiene un potente aceite antioxidante llamado timol. Los tés elaborados con tomillo pueden utilizarse para tratar infecciones vaginales causadas por levaduras, así como el pie de atleta, y puede consumirse para ayudar a acelerar la recuperación de enfermedades.16
Romero — Esta hierba resistente puede generar efectos antiinflamatorios para ayudar a suprimir las respuestas alérgicas estacionales, que incluyen a la secreción nasal y ojos llorosos con comezón.17
Menta piperita — La menta piperita puede ayudar a relajar el músculo liso del colon, disminuir el dolor y distensión abdominal relacionados con el síndrome del intestino irritable,18 excepto la diarrea que a menudo está vinculada al padecimiento.19 Como agente de aromaterapia puede ayudar a disminuir las náuseas.20
Orégano — El orégano se utiliza con frecuencia en la cocina italiana y griega, tiene propiedades antivirales y antibacterianas, es alto en antioxidantes, y su aceite se ha empleado para tratar la fiebre, tos y congestión.21

Cinco tipos de té que podrían mejorar su salud

El té es una forma deliciosa y saludable para obtener antioxidantes que ayudan a prevenir el daño causado por la oxidación de los alimentos durante la digestión. Considere beber un par de tazas a lo largo del día. Las diversas opciones de hojas de té proporcionan diferentes beneficios que podrían ayudarle a dormir, disminuir la sensación de ansiedad o aliviar el malestar estomacal.

  • Manzanilla — Esta es una de las opciones de té más populares alrededor del mundo, con un toque de manzana y sabor dulce natural. El té de manzanilla es una excelente fuente de magnesio que podría ayudarle a aliviar la sensación de estrés al final del día, además tiene propiedades ligeramente relajantes y sedantes para ayudarle a dormir por la noche.
  • Matcha — Este es el té verde más alto en nutrientes que existe y se encuentra en forma de polvo fermentado molido. El té verde Matcha de mejor calidad es el que proviene de Japón. Contiene hasta 17 veces más antioxidantes que las moras azules silvestres y 7 veces más que el chocolate oscuro.
  • Menta — El té de menta es popular por relajar el estómago y ayudar a aliviar las náuseas, indigestión y acidez estomacal.
  • Lavanda — La lavanda es demasiado fuerte para utilizarse sola en el té, por lo que podría mezclar sus hojas secas con cuatro veces su cantidad de hojas de menta. La lavanda puede proporcionar múltiples beneficios, lo que he abordado en mi artículo, “Lavanda: las múltiples facetas de la flor“.
  • Té negro — Es elaborado con hojas de la planta Camellia sinensis, las cuales se enrollan, fermentan, secan y luego se trituran, antes de agregarlas en las bolsitas de té. Podría comprar té negro de hoja entera y hacer bolsitas de té caseras. Tiene un sabor ligeramente amargo y contiene la mayor cantidad de cafeína, en comparación con cualquier otro té.

Cómo conservar los tés y hierbas a granel

Comprar tés y hierbas a granel de calidad podría ser costoso, en especial cuando los productos se oxidan y vuelven inservibles. Incluir estas plantas podría ser útil para mejorar su salud física y emocional, así como disminuir la dependencia a la medicina occidental.

Cuando son almacenados de forma adecuada, muchos tés y hierbas pueden durar hasta nueve meses, pero sirven mejor en los primeros tres a cinco meses después de comprarlos. Para conservar su inversión, deberá aplicar algunas medidas sencillas para mantener su intensidad y sabor.22,23,24,25

El producto debe estar seco — Antes de almacenar los tés o hierbas, deben estar lo más secos posible si los recolecta de su jardín. Una buena forma de comprobarlo es al deshacer una hoja entre los dedos, ya que esta debería poder deshacerse fácilmente y ser casi crujiente al tacto.

Además, sus tés y hierbas deben permanecer secos durante su almacenamiento. Eso significa que debe mantenerlos en un envase hermético para obstaculizar el acceso del aire y humedad, que podrían causar la oxidación del producto, perdida de su sabor y beneficios para la salud.

Manténgalo alejado de la luz solar directa y calor — Cuando la luz solar choca contra los frascos de té y hierbas puede parecer algo hermoso, pero podría destruir los beneficios y disminuir el sabor del producto. En cambio, debe almacenarlo en envases oscuros y mantenerlo lejos de las áreas soleadas.

Considere utilizar frascos pequeños con té o hierbas en el espacio de la barra solo para decorar, y mantener el producto que utilizará lejos de los rayos del sol.

Algunos tés podrían almacenarse mejor en el refrigerador o congelador para reducir la humedad y mantenerlos frescos. Para hacerlo, debe extraer la mayor cantidad posible de aire del paquete de un solo uso, antes de colocarlo en el refrigerador o congelador.

Saque el paquete varias horas antes de utilizarlo y manténgalo cerrado hasta que el paquete y las hojas tengan la temperatura ambiente, para disminuir el riesgo de condensación de las hojas.

Manténgalo fresco y seco — Sus tés y hierbas conservarán su potencia óptima cuando son almacenados lejos de áreas que puedan retener humedad, como el baño o incluso la cocina. Almacene el producto en el lugar más fresco de la casa.
Vigile la temperatura — La mejor temperatura para sus tés y hierbas es entre 65 y 75 °F (de 18 a 24 °C). Por esta razón, es posible que el baño y la cocina, que son zonas donde la temperatura varía con frecuencia, no sean la mejor opción para almacenarlos.

Si las fluctuaciones de temperatura estacional en su hogar varían más de 1 o 2 grados del rango, considere utilizar el sótano o instalar un aire acondicionado.

Manténgalo alejado de olores fuertes — Los tés y hierbas podrían absorber los olores de su entorno, y disminuir su sabor. Guarde sus tés y hierbas listos para usar en un gabinete lejos de otros alimentos.
Considere el tipo de envase — Los mejores envases son los de vidrio de color o acero inoxidable con sello hermético, completamente secos y sin olores. Los peores envases son los de vidrio transparente que dejan pasar la luz, recipientes que filtran, de papel o plástico.
Apunte la fecha en el envase — Para garantizar que los tés y hierbas estén saludables y sean apetitosos, debe apuntar la fecha de compra o recolección del jardín en el envase de almacenamiento, para asegurarse de utilizar el envase más viejo primero y durante los primeros cinco meses después de la compra o recolección.

Los tés pueden infusionarse o fermentarse

Considere fermentar las hierbas para añadirle elementos probióticos y enzimáticos o hacer una infusión de hierbas. Las infusiones se hacen con agua hervida y enfriada.

El calor inicial libera los vapores disueltos de las hierbas y luego, a medida que el agua se enfría, una tapa hermética impide que el vapor se disuelva de nuevo en el agua. Esto se conoce como el efecto del “agua maravillosa”.26

Utilice hojas de hierbas secas, agregue 1 onza en un frasco Mason de 1 litro y llénelo con agua hirviendo hasta la parte superior. Cierre herméticamente la tapa y déjelo a temperatura ambiente durante cuatro horas.

Una vez que se haya enfriado, podrá colar la planta. Beba alrededor de dos tazas diarias hasta que se lo haya terminado. Las infusiones podrían descomponerse rápidamente, así que debe almacenar la porción que no utilice en el refrigerador durante 24 horas y elaborar un nuevo lote cuando lo requiera.

Fermentar hierbas para hacer té herbal es otra forma de consumir té y hierbas, con sabor y beneficios adicionales. Esta receta de té herbal fermentado es cortesía de Cultures for Health.27

Ingredientes

  • 1 litro de agua limpia y fresca
  • 1/4 taza de té herbal (el que sea de su elección)
  • 3 cucharadas de miel o azúcar de caña sin refinar
  • 1/3 taza de lactosuero de yogur o kéfir, o 1/8 cucharadita de cultivo iniciador en polvo o unas cucharadas de salmuera de vegetales lacto-fermentados

Modo de preparación

  • Prepare el té de hierbas con agua hirviendo. Añada 1/4 taza de hierbas en un frasco de un litro y vierta el agua hirviendo sobre las hierbas
  • Tápelo y deje reposar durante al menos 10 minutos para extraer las propiedades de las hierbas
  • Cuele el té en otro frasco de un litro. Agregue endulzante mientras aún está caliente, para disolver los azúcares. Deje que se enfríe a temperatura ambiente con la tapa puesta para evitar el polvo e insectos
  • Cuando el té y el endulzante se hayan enfriado, agregue el lactosuero u otro cultivo iniciador. Revuelva bien con una cuchara de madera, cúbralo con una toalla y una liga o una tapa para conserva, sin apretarla mucho
  • Colóquelo en un lugar oscuro y cálido durante un par de días y verifique el avance de la fermentación ¿Es ligeramente ácida o efervescente?
  • Si desea una bebida más carbonatada, podría agregar un poco más de endulzante y tapar herméticamente el frasco. Después del segundo día (tres en total, en función de la temperatura) deberá tener una infusión burbujeante

Bébalo de inmediato o póngalo en refrigeración.

FuenteDr. Mercola
COMPARTIR
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.