Luego de meses de negociaciones, Monsanto finalmente aceptó la oferta de Bayer AG por un histórico monto de $66 billones de dólares en efectivo. El acuerdo, confirmado por ambas empresas, llevará a la formación de la compañía más grande de semillas y plaguicidas en el mundo.

El gigante farmacéutico y químico alemán mantuvo negociaciones con el fabricante de semillas con sede en St. Louis por aproximadamente cuatro meses, elevando constantemente su oferta. Bayer finalmente concedió pagar $ 128 por cada acción de Monsanto, por encima de su propuesta inicial de $122 hecha en mayo.

Así las cosas, esta será no sólo será la mayor adquisición de una corporación por parte de una empresa alemana, sino que es también, como informó Reuters, la mayor oferta en efectivo de la historia. La fusión de ambas empresas creará la compañía más grande de agroquímicos jamás conocida, la cual controlará más de una cuarta parte del mercado mundial de semillas y pesticidas.

De acuerdo con Bloomberg, “La fusión le da a Bayer más de 2.000 variedades de semillas para cultivos como el maíz, la soja y el trigo. Añadiendo estas variedades a su propio catálogo de verduras, arroz, algodón y oleaginosas, Bayer se colocará firmemente a la cabeza del mercado”.

La combinación de Monsanto-Bayer es un ejemplo más de la rápida consolidación de la industria agrícola, con sólo un puñado de empresas que controlan el sector. Junto con la caída de precios de los cultivos, DuPont Co. y Dow Chemical Co. han acordado fusionarse, al igual que China National Chemical Corp. y Syngenta AG.

El director ejecutivo de Bayer, Werner Baumann y el director ejecutivo de Monsanto, Hugh Grant, anunciaron la propuesta en su sitio web bajo el nombre “Advancing Together” (Avanzando Juntos).En sus declaraciones, ambos directores ejecutivos expresaron su sentir respecto de la biotecnología, afirmando que ayuda a aumentar los rendimientos de los cultivos respetando el medio ambiente y es una solución para alimentar a la creciente población mundial.

“Estamos totalmente comprometidos a ayudar a resolver uno de los mayores retos de la sociedad, que es cómo alimentar a la creciente población mundial de manera ambientalmente sustentable”, dijo Baumann. “Lo que hacemos es bueno para los consumidores. Ayudamos a producir alimentos eficientes, seguros, saludables y a un precio accesible. También es bueno para nuestros productores porque tienen mejores opciones para aumentar los rendimientos de manera sustentable”.

David Murphy, el director ejecutivo de Food Democracy Now!,(Democracia Alimentaria Ahora!) rechaza esta afirmación.”La biotecnología agrícola nunca ha tratado de” alimentar al mundo, sino de enriquecer a las corporaciones de agroquímicos que han tenido una larga historia de producción de productos químicos que son mortales para la población humana y el medio ambiente”, dijo  a EcoWatch .

Monsanto, el mayor productor del mundo de Organismos genéticamente modificados (OGM) y el fabricante de glifosato, ingrediente clave para producir el herbicida Roundup , se ha enfrentado a una controversia cada vez más fuerte y a numerosas demandas sobre el impacto de sus productos para el medioambiente y la salud.

Bayer también ha sido objeto de críticas por su insecticida imidacloprid, que pertenece a una controvertida clase de productos químicos llamados neonicotinoides a los que se ha  vinculado a la muerte de insectos polinizadores.

Comentando esta histórica noticia, Murphy afirmó: “Ahora la empresa más malvada en Europa ha absorbido a la empresa más malvada en Estados Unidos. El nuevo lema corportativo de Monsanto y Bayer debe ser “Matar abejas y mariposas por diversión y dinero. ‘”

La adquisición de Monsanto es una movida interesante para la compañía alemana. A pesar de que los transgénicos se cultivan ampliamente en Estados Unidos y otros países, el tema es muy controvertido en Europa. Muchos países de la Unión Europea tienen leyes estrictas contra los transgénicos, debido a sus psoibles impactos sobre la salud pública y las preocupaciones ambientales. Alemania desalienta el cultivo de los transgénicos.

La BBC informó que grupos de agricultores están preocupados de que el acuerdo podría dar lugar a un menor número de opciones y mayores precios para los agricultores.

“La adquisición de Bayer de los cultivos ‘Frankenstein’ de Monsanto podría ser una historia de terror, tanto para Bayer como para sus clientes: los agricultores,” dijo el profesor John Colley, del Colegio Warwick Business de Inglaterra. “Los agricultores perderán la diversidad de productos y los precios aumentarán.”

Varios defensores de los consumidores y organizaciones ecologistas han denunciado la adquisición por razones similares.

“Hoy, Bayer anunció que ha acordado la compra de Monsanto, otra unión devastadora que afectará a los agricultores, el medio ambiente y los consumidores,” dijo Wenonah Hauter , el director ejecutivo de Food & Water Watch. “La consolidación en la industria agroquímica significa que a los agricultores se les paga menos por sus cultivos, se utilizarán más pesticidas y habrá menos variedad para los consumidores en el supermercado. Es hora de que el Departamento de Justicia actúe y haga cumplir las medidas para apoyar la sana competencia en el sector agrícola “.

“Con este acuerdo, las empresas agroquímicas se hacen más grandes.Esto significa más poder y monopolio para Bayer-Monsanto, al igual que lo que ocurrió con las fusiones de Dow y DuPont y Syngenta y ChemChina,” comentó Ken Roseboro ,  director y editor de The Organic & Non-GMO Report , en EcoWatch.”Estas tres compañías dominan el mercado mundial de semillas y plaguicidas y es probable que aumenten los costos para los agricultores. El Departamento de Justicia debe detener estas fusiones porque son malas para los agricultores, para la agricultura, y para los consumidores “.

Los críticos señalan que la mala imagen de Monsanto fue un factor importante en su decisión de comprar.

“La fusión de Bayer y Monsanto debe hacer que los consumidores conecten más fácilmente los puntos que unen a la gran industria farmacéutica, biotecnológica y alimenticia,” dijo a EcoWatch Ronnie Cummins , director internacional de Organic Consumers Association. “Esta puede ser una medida para disminuir la presión sobre el fabricante del glifosato, el plaguicida más rentable del mundo. Pero realmente no importa quién fabrica o vende glifosato, o cualquier otro producto químico peligroso. El daño a la salud humana y el medio ambiente sigue siendo el mismo, al igual que nuestro compromiso por conseguir que estos productos químicos estén fuera de nuestro sistema alimentario “.

La Dra. Vandana Shiva, directora ejecutiva de Navdanya Trust, escribió recientemente sobre la polémica historia de ambas compañías.

“MoBay suministró ingredientes para el agente naranja en la Guerra de Vietnam.Alrededor de 20 millones de litros de defoliantes y herbicidas se rociaron sobre el sur de Vietnam.Los niños siguen naciendo con defectos de nacimiento, los adultos tienen enfermedades crónicas y cáncer debido a su exposición a los productos químicos de MoBay “, escribió.”Monsanto y el Agente Naranja de Bayer también han sido desarrollados de manera cruzada durante décadas. Se pelearon guerras, se perdieron vidas, se crearon naciones en tierras sagradas, se trazaron fronteras artificiales que se adaptan a la colonización y toma de recursos. Mientras tanto Bayer y Monsanto continuaron vendiendo productos químicos como bombas y veneno y sus hermanos dieron préstamos para comprar esas bombas “.

“Ahora Bayer CropScience AG y Monsanto han entablado una relación comercial a largo plazo,” continuó Shiva.”Esto le da a Monsanto y Bayer libre acceso a los herbicidas y tecnología de cada uno. A través de acuerdos de licencia cruzada, fusiones y adquisiciones, la industria de la biotecnología se ha convertido en IG Farben (fusión de empresas químicas hecha en 1925) de hoy, con Monsanto en la cabina del piloto “.

Monsanto y Bayer tienen la intención de presentarse para consolidar su fusión con la Comisión de Seguridad de Estados Unidos. Los analistas están dirigiendo su atención a la legalidad de la compra y si podránn o no escapar de los obstáculos regulatorios. Bayer espera cerrar el acuerdo a finales de 2017, y pagará a Monsanto 2 millones de dólares si el acuerdo no se ha completado.

Según Reuters, los analistas de Bernstein Research creen que la fusión sólo tiene una probabilidad del 50 por ciento de obtener la aprobación regulatoria.Sin embargo, citaron una encuesta entre los inversores que elevó la probabilidad a un 70 por ciento.

“Creemos que el retroceso político de este acuerdo, que va desde el desacuerdo de los agricultores con sus proveedores, los bajos ingresos y la salida de Monsanto de Estados Unidos, podría causar retrasos y complicaciones significativas”, escribieron en una nota de investigación.

Mientras tanto, el tribunal a Monsanto, que se llevará a cabo en La Haya, Holanda el próximo mes está casi listo. Organic Consumers Association, IFOAM internacional, Navdanya, Regeneration International y Millones contra Monsanto, junto con decenas de grupos a favor de la alimentación mundial, agricultura y medio ambiente, se unen para poner en juicio a la transnacional por crímenes en contra de la naturaleza, la humanidad y el ecocidio.

“La propuesta de adquisición de Monsanto por Bayer no alterará o debilitará el Tribunal de Monsanto, que tendrá lugar el 15-16 de Octubre en La Haya, Holanda”, dijo Cummins. “La compra no se completará para ese momento. Más importante aún, las opiniones emitidas por los cinco jueces internacionales serán aplicadas a todas las empresas agroindustriales, incluida Bayer”.

FuenteEcowatch
COMPARTIR
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.