Por José Antonio Román, La Jornada, 31 de diciembre de 2018

Los especialistas en materia hídrica tienen documentada la sobrexplotación y una notoria ausencia en la supervisión sobre el manejo del líquido

Especialistas en el tema del agua proponen al presidente Andrés Manuel López Obrador que la seguridad hídrica tenga un carácter estratégicoen su gobierno, además de que plantearon la necesidad de una nueva legislación que establezca distintas formas de gestión del recurso y diferentes modelos acordes a las necesidades de las comunidades.

En este tema, Elena Burns, investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y coordinadora de la asociación civil Agua para Todos, explicó que estos cambios se proponen debido a que la demanda de agua no es la misma para las ciudades que para el campo, industria, comercio, turismo o agricultura.

Marisa Mazari Hiriart, integrante de la Academia Mexicana de Ciencias, y Adalberto Noyola Robles, miembro del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), documentaron serias deficiencias en la gestión hidráulica, sobrexplotación y una notoria ausencia en la supervisión por parte de las autoridades sobre el manejo del líquido.

En una serie de observaciones y propuestas contenidas en el capítulo Problemática y política del agua del libro Agenda Ambiental 2018. Diagnóstico y propuestas, señalan que a pesar de la urgencia para construir la seguridad hídrica, los esfuerzos para una correcta administración de cuencas han sido escasos y se da la acumulación de problemas viejos y nuevos que se entretejen e incrementan la complejidad del panorama futuro.

Paradojas en tipos de uso exigen cambios

Ejemplos de ello, dicen, aparecen en la paradoja entre el uso de agua para megaproyectos mineros, turísticos y de aprovechamiento energético, que generan riqueza y crecimiento económico, en contraste con la necesidad del agua para el bienestar y la salud de la población general.

Los especialistas detallan que la extracción de agua subterránea equivale a 160 por ciento de la capacidad de recarga.

No cuentan con medidor en el volumen concesionado

En 2016 se registró una sobrexplotación de 5 mil 631 millones de metros cúbicos, y 71 por ciento del volumen concesionado no cuenta con medidor.

Un dato más es que del agua concesionada, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) sólo realizó inspecciones de volúmenes extraídos a 1.7 por ciento de las 300 concesiones de aguas subterráneas.

Mazari Hiriart y Noyola Robles advierten también que el manejo de fluidos residuales no ha logrado ser bien atendido.

Un ejemplo es que las aguas no tratadas se vierten crudas en los cuerpos de agua o se reutilizan para el riego.

México es el segundo país en el mundo, después de China, que utiliza en mayor medida agua residual cruda para este fin, señala el estudio.

FuenteLa Jornada
COMPARTIR
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.