Por Ecoticias, 26 de mayo de 2017

Más controversia El comisario de salud de la UE, Vytenis Andriukaitis apoya la medida a pesar de la conocida y larga disputa, sobre si el químico causa cáncer. “Nuestra posición se basa en una evaluación muy completa”, dijo a la prensa. Pero no está claro si los países miembros de la UE votarían a favor de una prórroga de 10 años para la licencia de glifosato, que se agota a finales de este año y para la que todavía no se ha fijado fecha para la votación.

El glifosato, desarrollado y comercializado por Monsanto en la década de 1970 bajo el nombre RoundUp, es el herbicida más utilizado del mundo.

En 2015, la Organización Mundial de la Salud lo clasificó como “probable carcinogénico para los seres humanos”, pero la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria dice que es “improbable” que sea cancerígeno.

El año pasado, la UE prometió que extendería temporalmente la licencia de glifosato, en espera de una revisión de la agencia química, que en marzo declaró que: “la evidencia científica disponible no cumple con los criterios para clasificar el glifosato como carcinógeno”.

Los eurodiputados socialistas y verdes han pedido una investigación parlamentaria sobre el producto químico, tras las acusaciones en Estados Unidos de que Monsanto habría falsificado datos en algunos de los estudios sobre el glifosato y “sobornado” a ciertos organismos para que lo declaren seguro, hechos que el gigante de los herbicidas niega.

El comisario lituano, Andriukaitis, dijo que tiene estudios de Australia, Nueva Zelanda, Japón y Canadá que demuestran que el glifosato es seguro y comentó al respecto que: “Sería extraño que todos esos organismos y países estuvieran en manos de Monsanto, por lo que lo considero un argumento muy débil”.

Algodón y maíz transgénicos

Los países de la UE se encuentran en un punto muerto en cuanto a si permitir o no las importaciones de maíz y algodón modificados genéticamente y resistentes exclusivamente al herbicida RoundUp.

La semana pasada durante una votación no vinculante sobre la autorización de los dos productos GM, que no alcanzó la mayoría necesaria para su aprobación, en el Parlamento Europeo se oyeron argumentos tales como, que su consumo podría causar estragos en la función hormonal y la reproducción, en seres humanos.

Algunos países ya han prohibido el cultivo de productos transgénicos en su territorio, pero desde la UE todavía no se les permite excluir a los alimentos y piensos modificados genéticamente, de las listas de productos de importación.

FuenteEcoticias
COMPARTIR
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.