Por Kau Sirenio, Pie de Página, 18 de enero de 2022.

El comisario ejidal de El Bajío, Baldomero Flores Zamarripa, cuestionó la designación de la exgobernadora de Sonora Claudia Artemisa Pavlovich Arellano como cónsul en Barcelona, España. En un comunicado acusan a la política sonorense de estar detrás de la persecución y asesinatos de sus compañeros por oponerse a la minera Penmont de Alberto Bailleres. “Esperamos que al igual que en el caso de Quirino Ordaz Coppel, Claudia Artemisa Pavovlich Arellano sea rechazada como cónsul y que nuestro gobierno proponga para tan importantes cargos, a personalidades comprometidas con el pueblo de México y con verdaderos méritos en el servicio diplomático”.

En entrevista con Pie de página, el representante ejidal dijo “El ejido El Bajío vemos con franca preocupación la designación de la exgobernadora de Sonora, Claudia Artemisa Pavlovich Arellano, sea la cónsul de México en Barcelona. Porque durante su gobierno los y las ejidatarias del ejido El Bajío vimos cómo se le entregaron nuestras tierras a su tío, Rafael Pavovlich Durazo, quien favoreció por 18 meses los intereses de la minera Penmont. Ante la falta de legalidad de esta adjudicación, logramos que su protegido y tío fuera desalojado de nuestras tierras”.

El acoso en contra de los campesinos de El Bajío se recrudeció el 12 de febrero de 2018, fue asesinado Raúl Ibarra de la Paz y su esposa Noemí Elizabeth López Gutiérrez se encuentra en calidad de desaparecida, en el campamento de resistencia que montaron en el ejido para defender su tierra, hasta la fecha no hay avance en la investigación.

Flores Zamarripa dice que durante el mandato de Pavovlich Arellano se giraron órdenes de aprehensión en contra de los ejidatarios de manera expedita:

“Sin el debido proceso fueron encarcelados doce de nuestros compañeros, quienes fueron puestos en libertad por jueces federales ante la evidente falta de pruebas; se amenazó de muerte también a periodistas que querían narrar nuestra lucha y se nos persiguió y se nos amenazó de forma constante usando a la fiscalía y a la policía estatal”.

Agrega: “Desde que el gobierno de Sonora se involucró indebidamente en nuestra causa, vimos cómo los niveles de violencia en nuestra contra se incrementaron de forma exponencial, evidencia de esto es la desaparición forzada de una compañera y el asesinato de tres compañeros, crímenes que denunciamos y que jamás fueron atendidos por las autoridades estatales; hoy continúan en la impunidad”.

En una entrevista con Pie de página, el 23 de marzo de 2020, José de Jesús Robledo Cruz habló de la alianza de los Cruz Pérez con Pavlovich trajo violencia en el ejido El Bajío, él fue secuestrado y torturado junto con su esposa en 2017 cuando era comisariado ejidal.

“El sello de Pavovlich Arellano, en los seis años de su gestión, no es otro que el incremento del hostigamiento y la violación de los derechos humanos de los y las defensoras del territorio, en todo el estado”.

Con voz agitada, el comisario ejidal dijo: “Advertimos con gran preocupación que este tipo de personajes, que han sido siniestros para la política de nuestro país, que han abusado de la confianza de los ciudadanos que los eligieron, que solo atienden a una agenda personal y que han dado paso al poder económico para que contamine, empobrezca y devaste nuestro territorio, tal como ha sucedido con Alberto Bailleres González”.

El 30 de abril de 2021 fue asesinado junto con su esposa María de Jesús Gómez Vega en Puerto Peñasco, Sonora. Junto a los cuerpos de los ejidatarios, los asesinos amenazaron a 13 ejidatarios.

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.