Por Consorcio Agroecológico Peruano, Biodiversidad LA, 25 de agosto de 2021.

Se espera que, a través de esta iniciativa, más ciudadanos y organizaciones de la Sociedad Civil participen activamente en el pedido al Gobierno para que se elimine del mercado peruano los plaguicidas altamente peligrosos como: Oxamyl, Metomil, Carbufuran, Glifosato, Imidacloprid, Tiametoxam, Clotianidina, Clorpirifos, Mancoel.

El presidente del Consorcio Agroecológico Peruano (CAP), Luis Gomero, manifestó que “es urgente visibilizar el problema del uso y comercio de plaguicidas peligrosos que nos afecta desde hace más de 50 años y para solicitar a las autoridades que tomen medidas más estrictas para regular la importación, el comercio y uso de estas sustancias peligrosas”.

En el Perú, se han registrado tragedias a causa de estos agrotóxicos, como la muerte de 24 niños en la comunidad de Taucamarca, Cusco, por consumir sustituto lacteo contaminado con el plaguicida parathion (1999); la intoxicación de alumnos de la Institución Educativa Nº 8311 en el Distrito de Cacahachi, Cajamarca, por consumir un almuerzo escolar envenenado con agrotóxicos (2011); así como el fallecimiento de nueve personas y más de 90 intoxicados por consumir alimentos con residuos de un insecticida fosforado en un velorio en la localidad San José de Ushua, Ayacucho (2018).

Vale recalcar que los agricultores también se ven afectados por intoxicaciones a causa del manejo de plaguicidas peligrosos, y, sin embargo, la importación de plaguicidas al Perú subió del 2010 al 2016 en un 108.6 %.  En 2018, 76 trabajadores de un campo de tomate de la Empresa Agrícola Natucultura, ubicada en el distrito de La Matanza-Morropón, Piura, se intoxicaron tras inhalar el insecticida malathion.

“El cultivo de fresas que crece en el Valle Chillón se produce con aplicaciones indiscriminadas de agrotóxicos. Este modelo de producción es insostenible. Necesitamos consumir alimentos saludables y para ello, el Ministerio de Ambiente y el Ministerio de Salud deben actuar de inmediato para detener la presencia de los venenos invisibles en la comida de todos”, recalcó.

Finalmente, el uso de plaguicias tiene implicancias, no solo en la salud humana y animal, sino, en el medio ambiente: 64% de la tierra agrícola mundial (24,5 millones de km2) está en riesgo de contaminación por plaguicidas por más de un ingrediente activo, y el 31% está en alto riesgo. Entre las áreas de alto riesgo, alrededor del 34% se encuentran en regiones de alta biodiversidad, el 5% en áreas con escasez de agua y el 19% en países de ingresos bajos y medianos bajos.

“Solo se recoge el 20% de los envases de plaguicidas abandonados, no se cumple con la normativa vigente, las empresas no asumen su responsabilidad y las autoridades no le han prestado la debida atención. Esta situación está generando un problema serio para los ecosistemas agrícolas y para la salud de los trabajadores y sus familias”, concluyó Gomero.

El dato

Recientemente, el Consorcio Agroecológico Peruano le planteó al ministro de Desarrollo Agrario y Riego, Víctor Maita Frisancho, la necesidad de que se garantice la inocuidad de los alimentos como condición básica para proteger la salud de todos, a través de una política de reducción de agrotóxicos y la prohibición inmediata de los plaguicidas considerados altamente peligrosos para la salud y el ambiente.

Sobre el Consorcio Agroecológico Peruano – CAP

El Consorcio Agroecológico Peruano nació en 2005, y en 2009 se constituyó formalmente. Es una organización de la sociedad civil de carácter plural; una instancia de diálogo, coordinación, incidencia y fortalecimiento de capacidades de productores, consumidores, redes de ONG, cocineros, académicos y otros sectores del movimiento agroecológico peruano.

El Consorcio Agroecológico Peruano está conformado por los siguientes miembros: la Red de Agricultura Ecológica (RAE Perú), la Red de Acción en Agricultura Alternativa (RAAA), la Asociación de Productores Ecológicos del Perú (ANPE Perú), la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (ASPEC), la Red de BioMercados, Slow Food en Perú, Alsakuy Agroecológica, Coordinadora Rural, Central de Café y Cacao del Perú y Central Agroandina del Perú. Además, tiene como aliado a IFOAM Organics International y a “El Huerto” de la Universidad Nacional Agraria La Molina.

Contacto:  cap@cap.org

Photo by Arjun MJ on Unsplash

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.