Por Dr. Joseph Mercola, Mercola, 03 de agosto del 2020.

HISTORIA EN BREVE

  • Los investigadores están evaluando el cannabis, ya que los terpenos tienen actividad antiviral, además las plantas pueden modificarse para tener un bajo contenido de THC, su compuesto psicoactivo
  • Su cuerpo tiene un sistema endocannabinoide que reacciona a los cannabinoides endógenos del CBD y los datos demuestran que esta planta produce efectos positivos en el asma, la ansiedad y la presión arterial
  • También puede aumentar la producción a través del ejercicio, terapia de manipulación espinal, masajes y omega 3; pero si decide tomar suplementos, asegúrese que no sean de Amazon

Cada vez hay más evidencia que demuestra el valor medicinal del cannabis, sin embargo, aún hay personas que se oponen al uso del cannabidiol (CBD). A pesar de que los argumentos legales, muchos aún se niegan a utilizar cannabis sativa (cáñamo) o cannabis indica (marihuana).

Durante miles de años, el cannabis ha sido una medicina botánica muy popular gracias a sus propiedades curativas. De hecho, en el siglo XIX incluso se podía comprar en las farmacias de los Estados Unidos. Pero para 1970, la hierba se declaró como una sustancia controlada de Clasificación 1. Esta es una clasificación reservada para drogas con un “alto potencial de abuso” y “sin uso medicinal aceptado”.

Tres años más tarde, se formó la Agencia Antidrogas y comenzó la lucha contra el uso de marihuana. Para muchos, puede ser difícil aceptar la idea de que una planta que durante algún tiempo se relacionó con hippies, rebelión y contracultura, tiene valor medicinal y podría ayudar a tener una salud óptima.

El CDB podría combatir el COVID-19 a través de tres mecanismos diferentes

Aunque no hay nada en la composición química del CBD que sugiera que ataca el COVID-19 de forma directa, algunos expertos creen que sus propiedades antiinflamatorias podrían ayudar a tratar la inflamación pulmonar potencialmente mortal.

En la forma grave de la enfermedad, el daño provoca al síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), lo que aumenta hasta en un 50 % la tasa de mortalidad de las personas con este síndrome. La hiperactividad del sistema inmunológico se ha denominado como “tormenta de citoquinas” y se caracteriza por la liberación de mediadores inflamatorios, incluyendo interleucinas y quimiocinas.

Sin embargo, Emily Earlenbaugh, cofundadora de una empresa de consultoría de cannabis y colaboradora de Forbes, señala que a medida que el cuerpo reconoce los patógenos, las células inmunológicas producen una respuesta temprana de citoquinas que ayuda a controlar la infección. Esto significa que al comienzo de una infección el cuerpo necesita citoquinas, pero una respuesta inmunológica hiperactiva en etapas más avanzadas de la enfermedad podría causar daño pulmonar y neumonía grave.

Entre los diferentes cannabinoides que se han extraído de la planta de cannabis, el CBD produjo la mayor actividad antiinflamatoria. Entonces, tiene sentido investigar si el CBD puede tratar el SDRA.

Earlenbaugh escribe en Forbes que los investigadores han descubierto que el CBD puede ayudar a tratar COVID-19 a través de tres mecanismos diferentes. Estos incluyen reducir la inflamación, actuar como un posible antiviral y afectar la expresión de ACE2.

El CBD podría calmar la tormenta de citoquinas provocada por el COVID-19

En una entrevista para CBS News, Earlenbaugh habló de investigaciones anteriores en las que el CBD demostró la capacidad de actuar como un inhibidor de interleucina-6 y, de esta manera, afectar la respuesta inmunológica hiperactiva.

Un estudio más reciente realizado por académicos de la Universidad de Augusta en Georgia concluyó que el CBD produjo efectos protectores en pacientes con SDRA, lo que podría convertirlo en una herramienta valiosa en el tratamiento contra el COVID-19 “al reducir la tormenta de citoquinas, proteger los tejidos pulmonares y restablecer la homeostasis inflamatoria”.

Y aunque antes de que el CBD pueda ser parte del tratamiento convencional, se necesitan más ensayos clínicos para determinar la dosis y el tiempo de aplicación, los investigadores creen que tienen evidencia de que puede ayudar a los pacientes a evitar la ventilación mecánica y la muerte por SDRA. Babak Baban, inmunólogo y autor del estudio, comentó:

“El SDRA es una de las principales causas de muerte en casos severos de algunas infecciones virales respiratorias, incluyendo el síndrome respiratorio agudo grave por coronavirus tipo 2 (SARS-CoV-2) y tenemos una necesidad urgente de mejores estrategias de intervención y tratamiento. El instinto natural del virus es replicarse. Se entrelaza con nuestro ADN para hacer que la célula produzca alimento y todo lo que necesita para sobrevivir”.

En su estudio con animales, se usó un análogo sintético para imitar la actividad del SARS-CoV-2. Se administró CBD en un patrón que simularía la experiencia humana con el virus y el tratamiento. Los animales mostraron una mejoría clínica rápida, y en un examen posterior se descubrió que su daño pulmonar se había curado de forma total o parcial.

Los terpenos tienen actividad antiviral

En su búsqueda por remedios naturales en el tratamiento de algunos virus, enfermedades inflamatorias y SARS, los científicos han estudiado los terpenos, que también se encuentran en la planta de cannabis, por sus propiedades antivirales.

Los terpenos son fitoquímicos y aceites que le dan a la planta su sabor y olor tan distintivo. Algunos tienen actividad antiviral, que podría ayudar a combatir el COVID-19. Un equipo del Instituto de Tecnología de Israel dirigido por Dedi Meiri, Ph.D., habló con un periodista de Health Europa sobre una formulación extraída del cannabis y probada contra el SARS CoV-2.

En el estudio inicial, el equipo está tratando de identificar las moléculas capaces de reducir la respuesta inmunológica hiperactiva sin suprimir el sistema por completo. En la segunda fase, planean observar cómo la planta puede afectar el proceso viral a través de los receptores ACE2.

Se espera que los terpenos que se encuentran en el cannabis ayuden a modular la reacción excesiva del sistema inmunológico, la cual provoca la disfunción multiorgánica que causa la muerte.

Su cuerpo tiene un sistema endocannabinoide

Los endocannabinoides se descubrieron en la década de 1990, lo que a su vez llevó a comprender que el cuerpo humano produce cannabinoides endógenos que influyen en esos receptores. Los endocannabinoides tienen una estructura similar a los cannabinoides que se encuentran en el cannabis.

El nutricionista certificado Carl Germano es un experto en fitocannabinoides y la importancia del sistema endocannabinoide (ECS) en el cuerpo humano. Él compara el sistema ECS con un director de una orquesta, en la cual la orquesta es su sistema de órganos.

También explica que muchas veces este importante sistema no se aprecia y comprende del todo, ya que sigue existiendo un estigma, incluso en las escuelas de medicina, donde los estudiantes e investigadores están probando los límites de la biología y fisiología humana:

“El ECS ha sido el tema de muchos libros de texto académicos … Y para ser franco, esto es algo que debería enseñarse en las escuelas, desde la preparatoria hasta la facultad de medicina. Por desgracia, debido al estigma relacionado con los cannabinoides… menos del 13 % de las escuelas de medicina en los Estados Unidos enseñan sobre el ECS.

Pienso que es una locura. Es como decir que durante los próximos 70 años no enseñaremos nada sobre el sistema cardiovascular, como si nunca hubiera existido. Debemos acabar con este tabú médico. Todo se trata de educación. Esto es crítico y crucial para nuestra salud y bienestar.

Debemos acabar con el estigma y comenzar a educarnos para comprender que el ECS es probablemente uno de los descubrimientos médicos más importantes en los últimos tiempos. Comprender la enormidad de este sistema, lo que hace y su impacto en todo el cuerpo humano”.

Beneficios comprobados del CBD

El CBD es solo uno de los más de 100 compuestos que se clasifican como cannabinoides y se encuentran en la planta de cannabis. Dado que los receptores de cannabinoides forman parte de nuestra fisiología, no debería sorprendernos que el CBD tenga tantos beneficios para la salud. El CBD tiene innumerables usos médicos, muchos de ellos científicamente comprobados. Sin embargo, como advierte Germano:

“No debemos confundirnos y creer que esta es una solución mágica. Debemos apreciar la gama completa de todos estos fitocannabinoides en su conjunto y entender que se complementan entre sí, ya que el CBD por sí solo no será suficiente para reforzar todo el sistema endocannabinoide”.

Encontrará más información sobre la producción de cannabis, la calidad y los beneficios medicinales en “Beneficios medicinales del cannabis y el cannabidiol (CBD)“. Estos son solo algunos de los beneficios relacionados con los problemas de salud que aumentan el riesgo de enfermedad grave por COVID-19:

  • Asma alérgica: “El tratamiento con CBD disminuyó los procesos inflamatorios y de remodelación en el modelo de asma alérgica”, según el European Journal of Pharmacology
  • Ansiedad y sueño: “El cannabidiol puede ser beneficioso para los trastornos relacionados con la ansiedad”, The Permanente Journal
  • Presión arterial: “Estos datos demuestran que la administración aguda de CBD reduce la PA en reposo y en humanos, la presión arterial aumenta con el estrés”, JCI Insight
  • Diabetes: “Estos resultados sugieren que los efectos neuroprotectores del CBD en ratas diabéticas de mediana edad, están relacionados con una reducción en la neuroinflamación, “Neurotoxicity Research

Refuerce su sistema endocannabinoide

En mi entrevista con Germano, habló sobre los problemas de salud que podrían desarrollarse cuando no se producen cannabinoides endógenos. Esto puede producir una serie de síntomas como inflamación, estrés, ansiedad y depresión. Otros incluyen problemas de salud ocular, insomnio, problemas neurológicos y problemas de salud ósea.

Antes de recurrir a un suplemento, trate de aumentar su producción endógena de compuestos cannabinoides de forma natural. Un artículo publicado en PLOS|One explica que los nutrientes, como los ácidos grasos omega-3, el ejercicio, el cuidado quiropráctico, el masaje y la acupuntura influyen en la función de su sistema endocannabinoide.

Pero si elige utilizar un suplemento, le recomiendo comprar productos de compañías acreditadas. Como ya lo he dicho antes, Amazon ha engañado a los consumidores porque les permite a los vendedores etiquetar sus artículos como les plazca, esto a pesar de su política de prohibir la venta de cualquier sustancia controlada.

Y por un tecnicismo legal, los productos que contienen aceite de CBD entran en esta categoría. Sin embargo, en este sitio web todavía se puede encontrar extracto de cáñamo y otros productos que contienen CBD. Una opción saludable es utilizar cáñamo, que se legalizó en 2018 con la ley agrícola conocida como Farm Bill. Como dijo Germano, el CBD por sí solo no es suficiente para reforzar el sistema endocannabinoide. El aceite de cáñamo tiene otros 100 fitocannabinoides, incluyendo CBD, que ayudarán a fortalecer el sistema endocannabinoide.

Germano escribió un libro sobre el sistema endocannabinoide llamado “Road to Ananda: The Simple Guide to the Endocannabinoid System, Phytocannabinoids and Hemp“. Me siento orgulloso de haber escrito el avance de este libro, ya que es un excelente recurso. Así que, si desea conocer más sobre este fascinante tema, lea este libro.

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.