Por Survival, Biodiversidad LA, 25 de junio de 2021.

Estas ordenanzas, conocidas en Brasil como restricciones de uso territorial, son una salvaguarda vital para la supervivencia de pueblos indígenas no contactados: prohíben la entrada de madereros, mineros y otros invasores en sus tierras. Sin esta protección, los bosques se destruirían por completo y los pueblos indígenas que los cuidan y dependen de ellos para sobrevivir podrían desaparecer.

En uno de estos territorios viven los piripkuras no contactados, que han sobrevivido a décadas de robos de tierras y de brutales masacres a manos de invasores.
Ahora, los políticos antindígenas y los acaparadores de tierras, envalentonados por los ataques genocidas del presidente Bolsonaro contra los pueblos indígenas de Brasil, pretenden dejar que la vigencia de las ordenanzas expire para no renovarlas y poder así robar estas tierras para la agroganadería, la tala de árboles, la minería y más.

Si esto sucede, los pueblos indígenas no contactados que habitan en ellas podrían ser aniquilados.

Por favor, envía ahora un email al Gobierno brasileño y pídele que renueve estas ordenanzas de protección territorial, que expulse a todos los invasores, que proteja plenamente estas tierras y que ponga fin al genocidio brasileño: #StopBrazilsGenocide.

Haz click aquí para hacerlo

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.