Por Dr. Joseph Mercola, Mercola, 27 de octubre del 2020.

HISTORIA EN BREVE

  • De acuerdo con el Foro Económico Mundial, para 2030, los ciudadanos no poseerán ningún bien y serán felices por ello
  • Términos como “la cuarta revolución industrial” y “una mejor reconstrucción” se refieren a la misma agenda a largo plazo para desmantelar la democracia y las fronteras nacionales en favor de un control global y la vigilancia tecnológica para mantener el orden público
  • La Reserva Federal de los Estados Unidos está trabajando en una moneda digital de un banco central (CBDC, por sus siglas en inglés). Este sistema de moneda digital es parte del sistema de control social
  • Los globalistas que buscan implementar una agenda tecnocrática incluyen: las Naciones Unidas, el Foro Económico Mundial, Bill Gates y fundaciones como la Fundación Rockefeller, la Fundación de las Naciones Unidas y la Fundación Open Society de George Soros, Avanti Communications, Vision y Frontier 2030, Google, Mastercard y Salesforce

En el siguiente video “8 predicciones para el mundo en 2030” del Foro Económico Mundial, demuestra lo que la élite tiene pensado para todos nosotros.

Dichas predicciones incluyen lo siguiente:

“No poseerá nada y será feliz”, ya que alquilará todo lo que necesite y se le entregará a domicilio.
“Estados Unidos no será la primera potencia mundial”, ya que muchos países dominarán juntos.
“No tendrá que esperar a un donante de órganos”, sino que los órganos se imprimirán en 3D, en lugar de utilizar órganos de donantes fallecidos.
“Comerá menos carne”, ya que la carne será un placer ocasional, y “no un alimento básico, por el bien del medio ambiente y su propia salud”.

Como se detalla en muchos artículos anteriores, esta es una locura, no solo por razones de salud sino también ambientales. Integrar el ganado es un aspecto importante de una agricultura regenerativa exitosa que puede resolver tanto la escasez de alimentos como las preocupaciones ambientales. Para mayor información, lea el artículo: “6 razones principales para apoyar la agricultura regenerativa“.

“Mil millones de personas tendrán que desplazarse por el cambio climático”, por lo que los países deberán prepararse para recibir a más refugiados.
“Las empresas tendrán que pagar por emitir dióxido de carbono”, ya que habrá un precio global por el carbono para eliminar los combustibles fósiles. Vandana Shiva, Ph. D., ha discutido sobre cómo en lugar de promover la agricultura orgánica y regenerativa, la élite tecnocrática está impulsando algo conocido como agricultura natural sin presupuesto. Bill Gates es parte de este panorama.

Según ha explicado Shiva, esto funciona de la siguiente manera: el estado obtiene grandes préstamos, que luego se reparten entre los agricultores para que cultiven alimentos de manera gratuita. Los agricultores ganan dinero al negociar su tasa de carbono del suelo en el mercado global.

El carbono se está convirtiendo en un producto comercializable, al reemplazar la producción agrícola real de granos y otros cultivos. Los agricultores que tengan más carbono en su suelo ganarán más dinero que los que tienen suelos más pobres. Mientras tanto, los cultivos no son rentables.

La humanidad podrá viajar a Marte“, ya que los científicos “están trabajando para hacer una estancia saludable en el espacio”, al abrir la posibilidad de convertirnos en una raza espacial y colonizar otros planetas.
“Los valores occidentales serán puestos a prueba”.

Las pandemias son para el control social

Durante décadas, la guerra y las amenazas de guerra han enriquecido a la élite tecnocrática y han mantenido a la población de acuerdo a sus intereses. La guerra y los ataques psicológicos se han utilizado en repetidas ocasiones para imponernos más restricciones y eliminar nuestras libertades. La Ley Patriota en los Estados Unidos, impuesta tras el 11 de septiembre, es solo un ejemplo.

Hoy en día, las pandemias y la amenaza de brotes infecciosos son las nuevas herramientas para el control social. Durante años, Gates preparó la mente de las personas para pensar en virus mortales e invisibles que pueden aparecer en cualquier momento. Y la única manera de protegernos es al renunciar a las antiguas nociones de privacidad, libertad y toma de decisiones.

Necesitamos alejarnos de las personas, incluyendo los miembros de nuestra familia. Necesitamos usar cubrebocas, incluso en nuestra casa y al tener relaciones sexuales. Necesitamos cerrar las pequeñas empresas y trabajar desde casa. Necesitamos vacunar a toda la población mundial y generar restricciones en los viajes para evitar la posibilidad de propagación.

Debemos rastrear a todos, durante todo el día, e instalar lectores biométricos en el cuerpo para identificar quiénes podrían ser una amenaza. Las personas infectadas son la nueva amenaza. Esto es lo que la élite tecnocrática quiere que creamos, y han logrado convencer a muchas personas en tan solo unos pocos meses.

Para más información sobre la tecnocracia, por favor visite el artículo “Los peligros apremiantes de la tecnocracia“.

Nuevo sistema de moneda digital

Otros dos factores de este plan totalitario son la transición a una moneda digital que, a su vez, estaría relacionada a las identificaciones digitales. Con eso, será más sencillo aplicar las reglas sociales, ya que sus finanzas e identidad, pueden ser retenidas si no las cumple.

Qué fácil sería automatizar todo de manera que, si no se vacuna o publica algo indeseable en Internet, su cuenta bancaria no estará disponible o su identificación biométrica no le permitirá ingresar a su oficina.

Un artículo del 13 de agosto de 2020 en el sitio web de la Reserva Federal analiza los supuestos beneficios de una moneda digital del banco central (CBDC). Existe un acuerdo general entre los expertos de que la mayoría de los países implementarán un CBDC dentro de los próximos dos a cuatro años.

Un sistema de moneda digital también es importante para la ingeniería social, ya que puede utilizarse para incentivar los comportamientos que se desean, muy similar a lo que China está haciendo con su sistema de crédito social. Por ejemplo, es posible obtener una cierta cantidad digital, pero debe comprar un artículo determinado o realizar una tarea en especial dentro de un período de tiempo determinado.

Muchas personas desinformadas creerán que estas nuevas CBDC serán similares a las criptomonedas como el Bitcoin, pero estarán muy equivocadas. Bitcoin no está centralizado y es una estrategia para salir del sistema controlado por el banco central, mientras que estos CBDC estarán enfocados y controlados por los bancos centrales.

Los globalistas

Aunque hablo mucho sobre Gates, no es el único involucrado. Da la casualidad de que a medida que rastrea las relaciones entre los responsables de la toma de decisiones, lo encontrará en muchos lugares.

Por ejemplo, en octubre de 2019, Gates organizó un simulacro para prepararse para un “nuevo coronavirus”, conocido como Evento 201, junto con el Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud y el Foro Económico Mundial.

El evento predijo lo que sucedería solo 10 semanas después, cuando apareció el COVID-19. Gates y el Foro Económico Mundial, están relacionados con las Naciones Unidas que, aunque mantienen un perfil bajo, al parecer está involucrada en la conquista global.

Gates también es el principal financiador de la Organización Mundial de la Salud, que es la rama médica de la ONU, mientras que el Foro Económico Mundial es la rama social y económica de la ONU. Otros socios involucrados en implementar la agenda globalista incluyen:

Fundaciones como la Fundación Rockefeller, el Fondo Rockefeller Brothers, la Fundación Ford, Bloomberg Philanthropies, la Fundación de las Naciones Unidas y la Fundación Open Society de George Soros
Avanti Communications, un proveedor británico de tecnología satelital con conectividad global
Vision 2030, una asociación que ofrece una infraestructura y las soluciones tecnológicas necesarias para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sustentable de la ONU. Vision 2030 también está asociado con Frontier 2030, que es una asociación bajo el mando del Foro Económico Mundial
Google, el recopilador de información más importante a nivel mundial y líder en servicios de IA
Mastercard, lidera la carga globalista para desarrollar identificaciones digitales y servicios bancarios
Salesforce, líder mundial en computación e inteligencia artificial. Por cierto, Salesforce está dirigido por Marc Benioff, quien también forma parte de la junta directiva del Foro Económico Mundial

La cuarta revolución industrial

En décadas pasadas, los tecnócratas —que son la élite mundial que dirige la gestión de las naciones a nivel mundial— solicitaron un “nuevo orden mundial”. Hoy en día, se reemplazó el Nuevo Orden Mundial por términos como “la cuarta revolución industrial” y “una mejor reconstrucción”.

Todos estos términos se refieren a la misma agenda a largo plazo para desmantelar la democracia y las fronteras nacionales en favor de un control global, y la confianza en la vigilancia tecnológica en lugar del estado para mantener el orden público: enfocarse en la tecnología, en especial la inteligencia artificial, vigilancia digital y recopilación de información (que es lo que busca el 5G), y la digitalización de la industria (que incluye el banco) y el gobierno, lo que permite la automatización de la ingeniería social y el gobierno social ( aunque eso nunca se indica).

La ONU hace un llamado a las naciones

Es difícil ignorar la función de la ONU en la agenda tecnocrática una vez que comienza a buscar. De acuerdo con lo informado por el Departamento de Comunicaciones Globales de la ONU el 22 de abril de 2020, en un artículo sobre el cambio climático y el COVID-19:

“A medida que el mundo comienza a planificar una recuperación, las Naciones Unidas solicitan a los gobiernos a aprovechar la oportunidad de ‘una mejor reconstrucción’ al crear sociedades más sustentables, resilientes e inclusivas.

‘Con esto, se abre una ventana de esperanza y oportunidad para que las naciones establezcan sus estrategias para recuperarse y formen la economía del siglo XXI de manera limpia, ecológica, saludable, segura y resiliente’, explicó Patricia Espinosa, Secretaria Ejecutiva de la CMNUCC (Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático), en su mensaje del Día Internacional de la Madre Tierra. Por lo tanto, es importante que estas estrategias ayuden a la economía a ser más sustentable.

A medida que los gobiernos aprueben estrategias para crear empleos, reducir la pobreza y fomentar el crecimiento económico, el UNEP ayudará a los Estados Miembros a llevar a cabo ‘una mejor reconstrucción’ y aprovechar la oportunidad de invertir en energías renovables, viviendas inteligentes, adquisiciones públicas ecológicas y transporte público, todo bajo los principios y estándares sustentables. Estas acciones serán importantes para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sustentable”.

Aquí también se muestra la agenda de los tecnócratas Como lo describe Wood, la tecnocracia es un sistema económico que se basa en asignar recursos energéticos, que requiere de la ingeniería social para controlar a la población y la infraestructura tecnológica para automatizar este control.

En lugar de estar impulsado por la oferta y la demanda, este sistema les dice a las empresas qué recursos pueden utilizar, cuándo y para qué, así como que pueden comprar y alquilar, a juzgar por el video del Foro Económico Mundial del año pasado.

Podría alquilar todo lo que necesite. Es probable que ni siquiera sea suya la ropa que lleva puesta. Todo será “justo” y “equitativo”. No habrá necesidad de trabajo duro, ingenio o inteligencia superior a la media. Todos seremos iguales, a excepción de los tecnócratas. Mientras que la ingeniería social nos dice que seremos “felices” en nuestra esclavitud continua.

La distopía invasora

Es importante comprender que una de las maneras en las que se impulsa este plan es al crear nuevas leyes globales. Gates ya ejerce una poderosa influencia sobre la política alimentaria y agrícola a nivel mundial, además de influir en la salud y la tecnología (incluyendo las identificaciones bancarias y digitales).

El plan de llevar a cabo una “mejor reconstrucción”, solicita que todas las naciones implementen estrategias ecológicas para recuperarse del COVID. Suena como algo que vale la pena; después de todo, ¿quién no quiere proteger el medio ambiente?

Pero el objetivo final está lejos de esta realidad. El objetivo final es quitarnos nuestro derecho a la privacidad, la propiedad privada o cualquier otra cosa.

Para tener una idea de cuán distópico es el futuro, recuerde la patente internacional WO/2020/060606 de Microsoft para un “sistema de criptomonedas que utiliza datos corporales”. Esta patente se presentó el 20 de junio de 2019, mientras que la solicitud de la oficina de patentes de los Estados Unidos (16128518), se presentó el 21 de septiembre de 2018. Como se explica a continuación:

“La actividad del cuerpo humano relacionada con una tarea proporcionada puede utilizarse en el proceso de un sistema de criptomonedas. Un servidor puede ofrecer una tarea a un dispositivo que está relacionado al servidor. Un sensor relacionado al dispositivo o incluido en él puede detectar la actividad del usuario.

Se pueden generar los datos de la actividad al basarse en la actividad detectada del usuario. El sistema de criptomonedas relacionado al dispositivo puede verificar si los datos cumplen con una o más condiciones establecidas por el sistema de criptomonedas y otorgar criptomonedas al usuario cuyos datos se verifican”.

Si esta patente se implementa, esencialmente convertiría a los seres humanos en robots. Si alguna vez se ha preguntado cómo una persona promedio se ganará la vida en el futuro impulsado por la inteligencia artificial, esto puede ser parte de su respuesta.

Las personas serán robots sin sentido que pasarán su vida llevando a cabo tareas asignadas por una aplicación a cambio de criptomonedas. Yo prefiero pensar en formas más agradables de pasar mi tiempo aquí en la Tierra.

Foro Económico Mundial: un caballo de Troya

El Foro Económico Mundial junto con la ONU, están enfocadas en el control global. Como se indica en la publicación “World Economic Forum Wheel of Evil” (La rueda demoniaca del Foro Económico Mundial) del blog Canadian Truth:

“Se trata de dos cosas, implementar los [Objetivos de Desarrollo Sustentable] de la ONU y la Cuarta Revolución Industrial del Foro Económico Mundial. La última jugada es el bloqueo total para controlar todos los aspectos de nuestras vidas y todos los recursos del planeta”.

La publicación del blog incluye la siguiente ilustración, creada y publicada por el Foro Económico Mundial, que demuestra el impacto de la pandemia y la respuesta global. Si visita el sitio original de la ilustración, también encontrará publicaciones, videos y datos relacionados con todos estos aspectos.

En resumen, la pandemia se está utilizando para destruir las economías locales, lo que permitirá que el Foro Económico Mundial “rescate” a los países endeudados.

Como se mencionó antes, el precio es la libertad. El Foro Económico Mundial, a través de estas medidas, podrá controlar a la mayoría de los países del mundo. Y una parte del plan tecnocrático es eliminar las fronteras nacionales y el nacionalismo.

Síntomas del poder

Se podría decir mucho más sobre esto, pero he cubierto muchos aspectos de los intereses globalistas en otros artículos, incluyendo: “Milmillonarios de la tecnología se aprovechan de la humanidad durante la pandemia”, “Los multimillonarios tecnológicos intentan crear una moneda global”, “Erudita de Harvard expone a Google y Facebook” y “Cómo la tecnocracia médica hizo posible la pandemia”.

Nada de eso es agradable, pero es importante comprender hacia dónde vamos. Ya no podemos ignorarlo y esperar a que pasen cosas malas.

La pandemia del COVID-19 ha aumentado la brecha económica entre las personas de clase media y la élite rica, con multimillonarios ganando miles de millones de dólares en meses. Sin las pequeñas empresas, las grandes empresas han podido devorar negocios, al expandir su riqueza e influencia, mientras que la pobreza extrema ha aumentado en dos décadas.

Si cree que el Nuevo Acuerdo Ecológico va a nivelar esta disparidad financiera y convertir al mundo en una utopía equitativa, es probable que se sienta decepcionado. El plan globalista no se trata de crear un mundo mejor para la persona promedio. La patente de Microsoft ilustra lo que buscan para nosotros.

La tiranía médica empeorará

La tiranía médica y la censura que ha surgido durante esta pandemia también son parte del plan. Después de todo, si no nos permiten tener nada y quieren poner biosensores en nuestro cuerpo para las criptomonedas, ¿en realidad es probable que nos permitan tomar decisiones medicas?

En los últimos meses, Gates ha anunciado en los medios la necesidad de silenciar las opiniones y la información sobre el virus, su tratamiento y las vacunas que se están fabricando.

De acuerdo con una encuesta citada por RT, menos de la mitad de todas las personas en Estados Unidos ahora dicen que no se pondrían la vacuna incluso si se les pagara 100 dólares. Existen buenas razones para esto, ya que los ensayos están comenzando a revelar los efectos secundarios graves.

Para Gates, que está financiando no menos de seis vacunas para el COVID-19, este es problema. En una entrevista de octubre de 2020, Gates instó a los funcionarios de salud de Estados Unidos a comenzar a “pensar qué ayudará a reducir esta manera de pensar, para que podamos obtener un nivel de vacunación que pueda detener” la pandemia.

A pesar de los riesgos relacionados con estas nuevas vacunas de ARNm, que nunca antes se habían aprobado en humanos, y a pesar del hecho de que los niños y adolescentes tienen un menor riesgo de enfermedad grave o muerte por COVID-19, los defensores de la vacuna como el Dr. Paul Offit ahora están solicitando que se incluyan niños a los ensayos. Con suerte, el número de personas dispuestas a ofrecer a sus hijos como conejillos de indias será menor.

Para terminar, recuerde que la tecnocracia es una sociedad tecnológica dirigida por la ingeniería social. Es por eso que hay un enfoque tan fuerte en la “ciencia”. Cada vez que una persona no está de acuerdo, se le acusa de ser “anti-ciencia” y cualquier ciencia que entre en conflicto con el status quo se declara “ciencia desacreditada”.

La única ciencia que importa es la que los tecnócratas consideran cierto. La lógica, le dirá que esto no puede ser así. La ciencia no se ha establecido. La ciencia no es unilateral. La ciencia puede estar equivocada. Llegar a la verdad exige que se observe desde muchos ángulos diferentes.

En especial, durante el año pasado, la indagación científica y la curiosidad se censuraron en un grado asombroso. Si permitimos que continúe, el resultado será devastador.

Debemos seguir presionando por la transparencia y la verdad. Debemos insistir en la libertad médica y personal. No se deje intimidar por los que contrarrestan sus objeciones con insultos de “anticiencia” o “teoría de la conspiración”. Está en juego el futuro de la humanidad. Sea valiente. Resista la tiranía.

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.