Por Cecilia Fernández Lisso, Biodiversidad LA, 09 de diciembre de 2022.

El informe muestra a las claras el grado de disparidad que hay entre un puñado de personas que entran en un salón y el resto del mundo a la hora de la responsabilidad por el calentamiento global. Y también muestra como hay personajes que se publicitan apoyando políticas ambientales más amigables, mientras que el dinero lo invierten en sectores contaminantes. Hay una disonancia entre lo que se dice y lo que se hace.

AL FIN LA GALLINA DIJO EUREKA

Porque cuando hablamos de sistema, cuando hablamos de grupos económicos, de concentración, de megadestrucción, cuando hablamos de capitalismo, neoliberalismo, modelo productivo, extractivismo, calentamiento global… estamos hablando de PERSONAS que accionan y toman decisiones todos los días

Ya en enero la  Oxfam había publicado que la riqueza de los diez hombres más ricos se ha duplicado, mientras que se estima que los ingresos del 99 % de la humanidad se han deteriorado

«Cada 26 horas surge un nuevo milmillonario en el mundo, mientras las desigualdades contribuyen a la muerte de al menos una persona cada cuatro segundos»-

MÁS DETALLES

Paolo Rocca y su familia, mediante su participación en Tecpetrol, Tenaris y Ternium, emiten anualmente, según Oxfam, casi 9 millones de toneladas de CO2eq. Entre las personalidades mundialmente famosas aparece Carlos Slim, con casi 7 millones de toneladas de CO2eq.

Warren Buffett se anota con 3,5 millones de tn de CO2eq; Bill Gates, con 4,8 millones de toneladasElon Musk, dueño de Tesla, es responsable de la emisión de 79 mil toneladas de CO2eqJim Walton, de Walmart, por la emisión de 2,1 millones de toneladas; y Alice Walton, de la misma cadena, por 2,2 millones.

Para confeccionar esos datos, Oxfam recurrió a la última  lista de billonarios de Bloomberg, de agosto pasado, y cruzó los datos con la participación accionaria de esas personas en sus principales inversiones corporativas. Al mismo tiempo, ponderó la  huella de carbono de las empresas en cuestión de acuerdo al peso accionario del multimillonario. Para medir las emisiones de carbono de las compañías, el informe se basó en datos publicados por las propias empresas junto a estándares internacionales en la materia, como por ejemplo el  Greenhouse Gas Protocol.

El índice de multimillonarios de Bloomberg es una clasificación diaria de las personas más ricas del mundo. Los detalles sobre los cálculos se proporcionan en el análisis del patrimonio neto en la página de perfil de cada multimillonario. Las cifras se actualizan al cierre de cada día de negociación en Nueva York.

Y si el informe se basa en datos oficiales sabemos que los números pueden ser mayores, y en este caso números no es dinero, ni acciones, ni finanzas, son metros cúbicos de contaminación con dióxido de carbono que aceleran el calentamiento global del planeta.

A LA HUELLA A LA HUELLA

«El dióxido de carbono (CO2) es el principal gas de efecto invernadero que se emite a raíz de las actividades del ser humano. En el año 2017, el CO2 representó aproximadamente el 81,6% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero en EE. UU. a raíz de las «actividades del ser humano»

Actividades del ser humano rezan la mayoría de los explicativos a nivel global, esa responsabilidad social nombrada sin cansancio como una culpabilidad compartida de forma equitativa que nos iguala en el descuido cotidiano del mundo, es una falacia!!

NO SOS VOS, SON ELLOS

Responsables los humanos que destruyen el planeta. Responsables y culpables del desastre unos grupos muy minoritarios de humanos, tal como empieza, de una vez por todas, a aclararse en los informes de los funcionarios de las organizaciones de «expertos» que se desarrollaron y se gestionan para resolver los gravísimos problemas, y feroces impactos de la reproducción y circulación del modelo financiero y productivo del capitalismo, como  Naciones Unidas y la incontable cantidad de sub organizaciones que de ella se desprenden, entre ellas la   Conferencia por el Calentamiento Global.

La lamparita del vecino, la gota de agua de tu canilla, tu hectárea con unas vacas, tu plantación de maíz agroecológica no llega ni a punta del problema, el problema son sus inversiones en megaempresas megaextractivas, erosivas, destructivas, contaminantes: el problema completo son las exploraciones y explotaciones de petróleo, las grandes represas hidroeléctricas para alimentar ciudades atiborradas de luminarias y consumo indiscriminado, los experimentos nucleares que requieren millones de litros de agua para enfriamiento, los millones de vuelos diarios de un lado al otro del mundo sin ningún tipo de sentido para la vida, los cohetes al espacio para explorar o lanzar observadores y antenas, las grandes industrias alimentarias para las finanzas, las millones de hectáreas de cemento y hormigón que tapan gran parte del planeta, la tala y quema sistemática de montes y bosques, indispensables para la vida sobre la tierra, para absorber dióxido de carbono (CO2), generar oxígeno y refrescar al mundo… todo ese daño no lo hace la mayoría de la población mundial, lo hace una minoría de magnates y negociadores. ¿Y todo esto, cuándo se constituye en un delito contra la humanidad y contra todo lo vivo?

Cada año se emiten a la atmósfera de la Tierra más de 36.000 millones de toneladas de CO2, el principal de los Gases de Efecto Invernadero que contribuyen al Cambio Climático. La mayor parte de estos gases nacen del uso de combustibles fósiles, la generación de energía por vías no renovables y las actividades humanas contaminantes.

En noviembre de 2022 se celebró la 27ª Conferencia sobre cambio climático  COP27 que trabajó sobre lo acordado en la COP26 y el  acuerdo de París.

Fuente: IDEP Salud – ATE Argentina

Imagen de S K en Pixabay 
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.