Por Rafael López, Milenio, 08 de septiembre de 2022.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su gobierno ya se encuentra atendiendo los amparos presentados por diversas compañías para continuar con el uso del glifosato, pues no cederán debido a las consecuencias medioambientales que puede traer su empleo.

En su conferencia mañanera de Palacio Nacional, el mandatario dio a conocer que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) ya realiza una investigación sobre los perjuicios que genera el empleo de dicho herbicida, además de buscar una sustancia suplente para el sector de agricultura.

“Ya nosotros tenemos una postura definida, no aceptamos el maíz transgénico, no aceptamos el fracking, no estamos dando concesiones para la minería. En el caso del glifosato se limitó y hay una investigación en el Conacyt para que se supla y sí, hay amparos en contra de la decisión que tomamos, pero se están atendiendo y en eso no cedemos”, dijo.

En 2020, el gobierno mexicano publicó el decreto que marca la prohibición progresiva del glifosato y la prohibición del maíz transgénico hacia 2024. Desde entonces la agroindustria ha promovido 26 amparos en contra de la medida, pero diversos colectivos, especialistas y organizaciones como Greenpeace México subrayan que la agricultura sí es posible desde el punto de vista constitucional, legítimo y técnico.

La existencia de acuerdos comerciales internacionales como el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y la supuesta violación a sus lineamientos, son parte los argumentos usados por quienes buscan anular el decreto.

No obstante, el gobierno ha ganado la mayoría de las disputas y asegura que continuará con estos trabajos, con el fin de continuar paulatinamente en las acciones para la eliminación del glifosato en México hacia el 2024, y avanzar en la transición agroecológica que el país necesita.

Imagen de Erich Westendarp en Pixabay 
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.