Por El Poder del Consumidor, 31 de mayo de 2022.

  • Son buena fuente de proteína, fibra, vitaminas y minerales.
  • Es muy versátil y puede ser consumido fresco, cocido o en conserva, ya sea como platillo principal, acompañamiento, botana o incluso en salsa.

¿Qué es?

El champiñón (Agaricus) es un tipo de hongo carnoso de color blanco o café con forma de sombrero que se encuentra sujeto por un tallo corto en forma de cilindro.

México es el principal productor de hongos a nivel Latinoamérica y el champiñón representa cerca del 90% del total de la cosecha.

Se estima que en México el consumo promedio de hongos por persona es de 1 kilogramo al año.

Las primeras cosechas estables se reportaron en los años 40 en la Ciudad de México. Su producción y consumo era muy bajo entre la población general, se ofrecían en las embajadas francesas y estadounidenses, así como en restaurantes exclusivos de la ciudad.

Más adelante, comenzó a venderse en sitios específicos de la colonia Vallejo y algunos mercados, pero fue hasta los años 90 cuando el champiñón comenzó a sembrarse en diferentes estados del país. Actualmente, se cultivan en Guanajuato, Querétaro, Estado de México y Jalisco.

¿Qué nutrimentos y beneficios aporta?

Los champiñones son hortalizas de gran valor nutrimental. Son buena fuente de proteína, fibra, vitaminas y minerales. Por cada 100 gramos (g) se obtienen 4.3 g de proteína, 1.2 g de grasas y 1 g de carbohidratos.

A pesar de su alto contenido de proteína, no contienen la suficiente cantidad de aminoácidos esenciales, por lo que no pueden remplazar en su totalidad a la proteína de origen animal. Sin embargo, al combinarse con leguminosas y cereales, como el arroz, se convierten en una buena fuente de esta molécula.

Son ricos en vitaminas B1, B2 y B3, así como en potasio, fósforo, hierro, cobre y selenio. Hay que destacar que a estos minerales se les atribuye la prevención de algunos tipos de cáncer, así como propiedad para el control de la presión arterial. Además, contienen una buena cantidad de agua y fibra, que contribuyen a la saciedad y benefician al tránsito intestinal.

¿Cuánto cuesta?

Su precio varía según el estado de origen y punto de venta. El medio kilo (500 g) de champiñones oscila entre los $30 y $45 pesos, cantidad suficiente para preparar un platillo principal para dos o tres personas.

En temporada de lluvia, entre los meses de junio-septiembre, se pueden encontrar más frescos y baratos, debido a que las condiciones del ambiente favorecen su cosecha. Sin embargo, ya existen ambientes especiales para la producción del champiñón, lo que facilita su ingesta a lo largo de todo el año.

¿Cómo se recomienda consumirlo?

Se recomienda limpiar y lavar muy bien los champiñones antes de consumirlos, porque se producen en ambientes húmedos y sobre tierra.

Para limpiarlos, se quita la piel de la cabeza del champiñón, iniciando desde la orilla de la cresta hacia el centro. Algunas personas acostumbran retirar el tallo, sin embargo, este también puede ser consumido.

Otra alternativa es utilizar un paño de tela para tallar cuidadosamente la cabeza del champiñón hasta quitar la primera capa de piel. Lavar los champiñones también es posible, sin embargo, no es recomendable exponerlos demasiado tiempo al agua, porque podrían absorberla y perder algunas características como su aroma y sabor, inclusive algunas vitaminas que son solubles en agua.

Los champiñones pueden ser consumidos crudos o frescos, cocinados y en conserva. Su versatilidad permite agregarlos crudos en diferentes platillos como ensaladas, cocidos en cualquier guisado o bien, como acompañamiento o guarnición. Cuando se cocinan junto con chile de árbol seco o pimiento deshidratado, pueden ser una rica botana, y al cocinarlos finamente picados pueden agregarse al gusto en cualquier salsa. Asimismo, el champiñón es un fiel acompañante de las deliciosas quesadillas, ya que pueden integrarse muy bien en forma de taco.

_________________________________

Referencias:

Encuentra aquí recetas para preparar con champiñones

Espagueti integral con champiñones

Espagueti integral con champiñones

Ingredientes (rinde para 3 porciones):

• 500 g de champiñones en rodajas

• 1 cucharadita de mantequilla

• 2 dientes de ajo

• ¼ de cebolla

• 140-200 g de yogur natural sin azúcar

• 1 pizca de sal

• 1 pizca de pimienta

• 90 g de pasta de espagueti integral

Preparación:

1. En 1 litro de agua hirviendo, agrega la pasta de espagueti y déjala cocer durante 10 minutos. Escurre la pasta, déjala reposar sin agua y reserva.

2. Pica finamente los dientes de ajo y la cebolla. Coloca la mezcla en una sartén caliente junto con la mantequilla.

3. Cuando el ajo y la cebolla estén transparentes agrega los champiñones. Baja la intensidad del fuego cuando los hongos se vean brillosos y flexibles, agrega el yogur natural. Sazona con la pizca de sal y pimienta. Revuelve ligeramente y retira del fuego al primer hervor.

4. Divide la pasta en porciones y colócalas en un plato plano. Coloca sobre ellas los champiñones. Puedes agregar un poco de cilantro, perejil picado o queso de tu preferencia.

Receta de elaboración propia El Poder del Consumidor.

Champiñones como guarnición

Champiñones como guarnición

Ingredientes (rinde para 3 a 4 porciones):

• 500 g de champiñones pequeños enteros o en rodajas

• 1 cucharadita de mantequilla

• 2 dientes de ajo

• ¼ de cebolla

• 2 jitomates

• ½ cucharada de chile quebrado (pimiento o de árbol)

• 1 pizca de sal

• 1 pizca de pimienta

Preparación:

1. Licua el jitomate, el ajo y la cebolla y reserva.

2. Coloca en una sartén caliente la mantequilla junto con los champiñones. Cuando se vean brillosos y flexibles, baja la intensidad del fuego. Agrega la mezcla del jitomate, revuelve ligeramente y sazona con sal, pimienta y el chile.

3. Por último, apaga al primer hervor y sirve junto con el guiso que más te guste. Te sugerimos acompañarlos con pollo o pescado a la plancha, o comerlos con unas deliciosas quesadillas de tortillas de maíz.

Receta adaptada de: https://cocina-familiar.com/como-hacer-guarnicion-de-champinones.html

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.