Por Amazon Watch, Biodiversidad LA, 23 de febrero de 2022.

En la última edición del Complicidad en la destrucción serie, la investigación realizada por la Asociación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) y Amazon Watch encontró que los financistas internacionales, incluidos BlackRock, Vanguard y Capital Group, invirtieron USD $ 54.1 mil millones en ocho grandes empresas mineras, incluidas Vale, Anglo American y Belo Sun.  Complicidad en la destrucción IV: cómo las empresas mineras y los inversionistas internacionales impulsan las violaciones de los derechos indígenas y amenazan el futuro de la Amazonía fue impulsado por nuestra campaña colectiva con APIB, luego de CID III, donde comenzamos a mapear los intereses de las grandes empresas mineras que se superponen a las tierras indígenas en 2020.

A pesar de las declaraciones de gigantes como Vale y Anglo American en los últimos años afirmando que retirarían sus solicitudes para investigación y exploración minera en estos territorios, nuestra investigación muestra que muchas solicitudes permanecen activas en el sistema de la Agencia Nacional de Minería de Brasil (ANM); en algunos casos, hubo incluso un aumento en el número de solicitudes. Además, se volvieron a presentar algunas solicitudes para que las áreas de exploración permanecieran directamente adyacentes a las tierras indígenas, lo que aún causaba un enorme impacto. Usamos estas revelaciones como una oportunidad para centrar nuestra nueva investigación en las amenazas emergentes de la industria minera, especialmente considerando el contexto político actual en el que la administración de Bolsonaro está tratando activamente de legalizar la minería en tierras indígenas.

Actualmente, la minería en tierras indígenas es ilegal en Brasil y los impactos de la deforestación en estos territorios serían devastadores. Sin embargo, a las ocho empresas mineras descritas en el informe les gustaría explorar territorios indígenas en Brasil. Algunas conclusiones clave del informe:

  • En los últimos cinco años, las empresas destacadas en el informe recibieron miles de millones en financiamiento de EE. UU., Canadá, Europa y Brasil.
  • Las corporaciones con sede en Estados Unidos siguen estando entre los principales financistas cómplices de la destrucción. Juntos, Capital Group, BlackRock y Vanguard invirtieron en empresas mineras con intereses en tierras indígenas y un historial de violaciones de derechos.
  • Las instituciones brasileñas también tienen una participación sustancial en el financiamiento de la gran minería: PREVI (Fondo de Pensiones de los Empleados del Banco do Brasil) tiene las mayores inversiones en estas empresas mineras, con más de US$ 7.4 mil millones, seguida por el banco privado Bradesco, con casi US$ $ 4.4 mil millones.
  • La empresa que más inversiones y préstamos recibió en este período fue Vale, con US$ 35.8 mil millones, demostrando que ni siquiera los sucesivos desastres de Mariana y Brumadinho redujeron el apetito de los inversionistas por la minera.
  • En noviembre de 2021, había casi 2500 solicitudes de minería activas que se superponen a 261 tierras indígenas en el sistema ANM. Estas aplicaciones explotarían 10.1 millones de hectáreas de tierra, un área casi tan grande como Inglaterra.
  • El informe también muestra que, a pesar de los recientes anuncios de grandes empresas mineras como Vale y Anglo American afirmando que abandonarían sus intereses en la exploración minera en territorios indígenas, miles de solicitudes de minería que se superponen a estas áreas aún están activas en la Agencia Nacional de Minería de Brasil (ANM). ) base de datos.
  • Complicidad en la destrucción IV también detalla, en cinco estudios de caso, los impactos y violaciones de derechos realizados por cinco de estas empresas mineras: Vale, Anglo American, Belo Sun, Potássio do Brasil y Mineração Taboca.

A pesar de comprometerse a retirarse de todos los intereses mineros en tierras indígenas, las empresas multinacionales continúan solicitando concesiones en estas áreas y sus alrededores, mientras que otras arrasar a través de las comunidades y sus territorios para completar sus proyectos mineros. Los bancos y las gestoras de activos vuelven a estar detrás de este auge extractivo financiando los proyectos de estas empresas.

Firme el compromiso de unirse a nosotros para enviar un mensaje a las empresas mineras e inversores financieros: ¡Mantener la minería fuera del Amazonas y fuera de las tierras indígenas!

FIRMA AQUÍ

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.