Por Redacción, Contralínea, 17 de enero de 2022.

Lo anterior, tras el decreto presidencial del 31 de diciembre de 2020 para sustituir gradualmente el uso, adquisición, distribución, promoción e importación del glifosato, y con el objetivo de contribuir al bienestar y al cuidado de la salud del pueblo de México, así como del ambiente y del patrimonio biocultural.

A través de un comunicado, el organismo encabezado por María Elena Álvarez-Buylla, precisó que la recomendación  para 2022 es una cota máxima de 8 millones 263 mil 88 kilogramos de glifosato formulado y de 628 mil 615 kilogramos de glifosato técnico. Aclara que un litro de glifosato grado técnico es 2.67 veces más concentrado que un litro de glifosato formulado.

“Cabe recordar que el glifosato es el herbicida más usado en el mundo para el control de arvenses. En México, 50 por ciento de este herbicida importado se aplica en cultivos de maíz y de cítricos. La Organización Mundial de la Salud ha alertado sobre los potenciales efectos cancerígenos del glifosato, debido a su alta genotoxicidad. En el ámbito internacional, existen varios países y localidades en las que sus gobiernos han anunciado la prohibición, ya sea paulatina o inmediata, del uso de este herbicida en su territorio”, señala el Conacyt.

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.