Por Redacción, Contralínea, 30 de noviembre de 2021.

El análisis precisó que, el año pasado, 267 millones de personas fueron afectadas de forma grave o moderada por esos padecimientos, lo que significó que de 2019 a 2020 hubo un incremento de 60 millones de latinoamericanos. Asimismo, subrayó la disparidad en que se encuentran las mujeres, pues ocupan un 41.8 por ciento en esta crisis, en comparación con el 32.2 por ciento que representan los hombres.

De acuerdo con los datos de la ONU, en 2020 aumentaron un 14 por ciento las personas que no comen o se quedan sin comer, lo cual es equivalente a 92.8 millones de individuos, en comparación con los 47.6 millones contados en 2014. Parte de ese porcentaje es consecuencia de la pandemia de Covid-19; no obstante, la realidad es que en 6 años la cifra venía aumentando. La prevalencia del hambre en Latinoamérica es la más alta en 15 años, consta del 9.1 por ciento, mientras que a nivel mundial es de 9.9 por ciento.

En el caso de la obesidad, el estudio de la ONU indicó que la padecen un total de 106 millones de personas: uno de cada cuatro adultos tiene sobrepeso. Los niños, por su lado, conforman 3.9 millones.

Ante la alarmante situación, la ONU refirió que se necesitan medidas y sistemas de protección social. Por ello llamó a los gobiernos a cambiar sus sistemas agroalimentarios, hacerlos más eficientes, inclusivos y sostenibles, así como a otorgar asistencias a los más necesitados a través de programas sociales.

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.