Por Deisy Ramírez García, Desinformémonos, 23 de noviembre de 2021.

El pasado 4 de noviembre de 2021, alrededor de las 21:30 hrs, mientras integrantes de la comunidad agraria y brigadistas del pueblo originario de San Miguel Topilejo realizaban los habituales recorridos nocturnos por el bosque, fueron atacados por talamontes con arma de fuego de alto calibre. El ataque sucedió en el paraje conocido como “Tepeyehual”, el cual forma parte de las más de diez mil hectáreas de bosque perteneciente a la comunidad.

Los integrantes de la comunidad agraria y brigadistas se encontraron de frente con cuatro camionetas de tres y media tonelada, cargadas con madera ilegal, en las cuales viajaban alrededor de quince individuos identificados como talamontes, quienes de inmediato comenzaron a disparar contra los pobladores que viajaban en dos camionetas. Una de ellas, en la que viajaban cinco personas a bordo, recibió tres impactos de bala, sin que se reportaran heridos. Cuando los integrantes de la comunidad pudieron salir del lugar del ataque y tomar la carretera libre a Cuernavaca a la altura del kilometro 47, con dirección al pueblo de San Miguel Topilejo, fueron perseguidos por varios vehículos de los llamados “halcones” de los talamontes. Al verse perseguidos, se internaron de nuevo en el bosque y tomaron una vía alterna para escapar y resguardar sus vidas.

Cabe destacar que el pasado 7 de enero, en este mismo paraje, dos caseteros de vigilancia fueron golpeados por talamontes y dejados vivos, de acuerdo con el testimonio de los caseteros, para llevar un mensaje de amenaza de muerte y advertencia de que los taladores no saldrían del territorio.

Desde finales del año 2019, la comunidad agraria del pueblo originario de San Miguel Topilejo ha denunciado la tala ilegal de sus bosques. Hasta el día de hoy, se han presentado más de 40 denuncias ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), ante la Dirección General de Inspección y Vigilancia Ambiental (DGIVA- SEDEMA), ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), ante la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), así como ante el gobierno de la Ciudad de México y el gobierno Federal. La respuesta de las autoridades ambientales, locales y federales ha sido el envío de oficios y algunas visitas, mesas de trabajo, recorridos y vigilancia por parte del personal de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México y la Guardia Nacional, pero estas acciones no han logrado detenciones, decomisos de madera y cierre de acerraderos. Por el contrario, la tala ha aumentado, así como las amenazas y el hostigamiento.

Hasta la fecha se tiene el registro de más de dos mil hectáreas devastadas. El pueblo de San Miguel Topilejo cuenta con una de las reservas de bosque más importantes de la ciudad de México, alberga especies endémicas como el teporingo o zacatuche, así como una gran variedad de aves, reptiles y mamíferos; además de la gran variedad de servicios ambientales que genera el bosque y que beneficia a toda la Ciudad de México.

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.