Por El Poder del Consumidor, 17 de noviembre de 2021.

  • Su nombre deriva de su olor, el cual hace recordar al aroma de una manzana.
  • Como planta medicinal, es un buen calmante y antiséptico, ayuda a desinflar y a descongestionar las vías respiratorias.
  • Contiene pequeñas cantidades de calcio, magnesio, potasio, fósforo y algunas vitaminas como la B1 y B2.

¿Qué es?

La manzanilla es una planta de flores blancas con amarillo. Su nombre deriva de su olor, el cual hace recordar al aroma de una manzana. Es cosiderada como una de las plantas medicinales más populares en México.

Aunque se piensa que la manzanilla es nativa de Europa, es muy común encontrarla en México y América del Norte. Su crecimiento se da alrededor de lugares con mucha hierba. También crece en terrenos secos y elevados, con una altura entre 1,200 y 2,000 metros. Se adapta bien a lugares secos y arenosos de las montañas, pero también se llega a sembrar en jardines.

¿Qué nutrimentos y beneficios aporta?

Por su bajo contenido de calorías, es ideal para evitar la ganancia de peso y puede ser consumida por personas con obesidad o alguna enfermedad crónica. Contiene pequeñas cantidades de calcio, magnesio, potasio, fósforo y algunas vitaminas como la B1 y B2.

Debido a sus propiedades curativas, la manzanilla es un buen calmante. Además, descongestiona las vías respiratorias, es auxiliar en enfermedades como gripa y catarro, desinflama los intestinos y ayuda en tastornos digestivos, afecciones de las vias urianrias y en dolores menstruales. De forma externa es usada como antiinflamatorio, para ayudar a la cicatrización de la piel y para otros fines antisépticos.

¿Cuánto cuesta?

Es común encontrarla a la venta en su estado natural o seca en mercados, pero también se comercializan en bolsitas de té, remedios caseros, goteros, cosméticos y otras presentaciones.

Su precio varía y depende del lugar de compra, sin embargo un manojo pequeño de manzanilla natural comprada en mercados locales ronda entre los $10 y los $15 pesos.

¿Cómo se recomienda consumirla?

La manzanilla tiene una gran variedad de usos, la mayoría con fines terapeuticos y medicinales, por lo que se ha convertido en un remedio natural indispensable. Se recomienda consumirla de forma natural para la elaboración de tés, infusiones o gotas, que son algunas de las formas más comunes de consumo.

Sin embargo, también se puede utilizar en la preparación de salsas para guisados o distintos usos culinarios.

Se puede aplicar de forma externa en compresas para aliviar dolores de cabeza, o aplicar su infusión en pequeños trozos de algodón para desinflamar o tratar infecciones de los ojos.

También se ha utilizado para fabricar champús y lociones naturales para aclarar el cabello, así como en pomadas y cosméticos.

_________________________________

Referencias:

Encuentra aquí recetas con manzanilla

Té de manzanilla

Infusión de manzanilla con canela

Ingredientes:

• Flores de manzanilla

• 1 ramita de canela

• 250 ml de agua

Preparación:

1. En una cacerola o pocillo pon a hervir el agua y agrega las flores de manzanilla y la ramita de canela.

2. Apaga el fuego y deja que se infusionen los ingredientes durante 5 minutos.

3. Cuela y sirve.

* También es posible utilizar las hojas y ramitas de la manzanilla, ya que estas también proporcionan aroma y sabor a la infusión.

Receta adaptada de: https://www.cocina-cubana.com/recetas/bebidas/te-de-manzanilla

Pollo con salsa de manzanilla y verduras

Pollo con salsa de manzanilla y verduras

Ingredientes:

• 1 kilo de pollo en trozos

• 500 g de setas

• 1 pimiento verde grande y otro rojo

• 1 cebolla

• 1 puerro

• 150 ml de infusión de manzanilla

• 1 cucharada de miel

• 2 cucharadas de salsa de soya

• 1 pizca de sal

Preparación:

1. Precalienta el horno a 220° C, mientras se prepara el pollo en la bandeja del horno. Sólo tienes que salpimentar el pollo al gusto y cortar la mitad de la cebolla en juliana para repartir en la bandeja. Por último, agrega un poco de aceite sobre las piezas de pollo.

2. Hornea durante 40 minutos, aproximadamente.

3. Durante este tiempo, corta el resto de las verduras en julianas o tiritas muy delgadas. Fríe las verduras en una sartén muy caliente con un poco de aceite y sal. Estarán listas cuando empiecen a dorar y estén crujientes.

4. En otra sartén a fuego medio prepara la salsa mezclando la infusión de manzanilla, la salsa de soya y la miel. Basta con calentarla un poco y mezclar de manera homogénea.

5. Si prefieres la salsa un poco más espesa, puedes añadirle media cucharadita de fécula de maíz previamente mezclada en una cucharada de agua fría.

6. Cuando el pollo esté listo, sírvelo acompañado de las verduras a la plancha y bañado en la salsa caliente. Puedes acompañar el platillo con una ensalada de lechuga y tomate.

Receta adaptada de: https://www.aromasdete.com/noticias/infusiones/102–recetas-diferentes-con-un-toque-de-manzanilla

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.