Por Dr. Joseph Mercola, Mercola, 27 de octubre de 2021.

HISTORIA EN BREVE

  • En octubre de 2019, pocos meses antes de que se anunciara la pandemia, la Fundación Bill y Melinda Gates copatrocinó el Evento 201, en colaboración con el Foro Económico Mundial y la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins, la cual es financiada por el tecnócrata multimillonario Michael Bloomberg. Este ejercicio de simulación involucró la respuesta global ante una pandemia ficticia de coronavirus
  • Durante la simulación, se realizó la predicción de que 65 millones de personas morirían, por lo cual también se implementaron confinamientos y cuarentenas en todo el mundo, además se suprimieron puntos de vista alternativos a través de la censura, con el pretexto de erradicar la “desinformación”
  • El evento 201 confirma que si el virus no se planeó, la respuesta draconiana y sin precedentes sí
  • El objetivo de esta pandemia es marcar el comienzo del Gran Reinicio, una estrategia desarrollada y promovida por el Foro Económico Mundial. Este “reinicio” de la economía global y de la sociedad se ha planeado de forma muy cuidadosa desde hace décadas
  • Un componente clave de este plan es la transferencia de riqueza y activos globales a las manos de las personas más ricas

En esta oportunidad, Ronnie Cummins, fundador y director de la Asociación de Consumidores Orgánicos, y yo hablamos sobre el libro titulado: “Toda la Verdad Sobre el COVID-19 — La historia detrás del gran inicio, los pasaportes de vacunación y la nueva normalidad”, el cual escribimos juntos.

La versión del libro en español se publicó ayer. Si hizo un pedido durante la preventa, ¡gracias! Si no lo hizo, ahora puede comprarlo sin tiempo de espera.

Toda la verdad sobre el COVID-19

Agradezco de corazón todo su apoyo con este libro y con el proyecto para demostrarle a las personas toda la verdad sobre el COVID-19.

La pandemia del COVID-19 sorprendió a muchas personas, pero durante el proceso de investigación para escribir este libro nos enteramos de que las compañías de vacunas y sus inversores anticiparon un escenario como éste desde hace mucho tiempo.

El Evento 201 fue un presagio profético

De forma curiosa, en octubre de 2019, pocos meses antes de que se anunciara la pandemia, la Fundación Bill y Melinda Gates coorganizó el Evento 201, en colaboración con el Foro Económico Mundial y la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins, la cual es financiada por el tecnócrata multimillonario Michael Bloomberg. Este ejercicio de simulación involucró la respuesta global ante una pandemia ficticia de coronavirus.

Durante la simulación, se realizó la predicción de que 65 millones de personas morirían, por lo cual también se implementaron confinamientos y cuarentenas en todo el mundo, además se suprimieron puntos de vista alternativos a través de la censura, con el pretexto de erradicar la “desinformación”. Incluso discutieron la posibilidad de encarcelar a las personas que cuestionaran la narrativa de la pandemia.

La necesidad de la censura radical fue quizás uno de los presagios más llamativos de ese ejercicio. En mi opinión, el Evento 201 confirma que si el virus no se planeó, la respuesta draconiana y sin precedentes sí, y que Gates es una figura muy importante en este esquema.

Es posible que no sea el autor intelectual y, en realidad, no es la única persona involucrada, pero parece ser uno de los líderes de la élite tecnocrática que utiliza esta pandemia para promover su propio proyecto, que es nada menos que dominar el mundo a través de la sumisión de las personas.

Ciencia y hechos que descubrimos en el camino

La mayoría de las medidas de contención que se emplearon durante esta pandemia nunca antes se habían utilizado. Entre ellas se encuentran el cierre de negocios y obligar a las personas a aislarse en casa durante semanas y meses, ¡en todo el mundo! Es algo increíble y pocas personas lo hubieran creído posible.

Evidentemente, todo esto no hubiera sido posible si no se hubiera preparado a las personas adecuadas por tanto tiempo y si no se hubieran infiltrado en las organizaciones y agencias gubernamentales.

Además, nunca antes habíamos puesto en cuarentena a las personas sanas. Por lo general, se aísla a las personas enfermas y a las que pueden contagiar. Ésta es una práctica estándar. Pero nunca se aísla a las personas que no están enfermas. Esta es una idea completamente nueva que nunca se había probado y que, de hecho, no tiene ninguna base científica.

Pudieron hacer todo esto porque la Organización Mundial de la Salud es el gobernante de facto cuando se trata de pandemias globales. Lo que dice la Organización es lo que las naciones miembros deben seguir. ¿Y quién es el principal financiador de la OMS? No es cualquier nación, sino Bill Gates. Por cierto, Gates ha estado involucrado con la OMS durante más de una década, por lo que esto no es algo que él o cualquier otra persona haya soñado durante un evento de fin de semana.

El objetivo final es marcar el comienzo del Gran Reinicio

Al igual como lo describimos en el libro, el objetivo de esta pandemia es marcar el comienzo del Gran reinicio, una estrategia desarrollada y promovida por el Foro Económico Mundial. Este “reinicio” de la economía global y de la sociedad se ha planeado de forma cuidadosa durante décadas.

Un componente clave de este plan es la transferencia de riqueza y activos globales a las manos de las personas más ricas. De acuerdo con un informe de impacto económico realizado por Yelp, publicado en septiembre de 2020,1 163 735 empresas en Estados Unidos cerraron sus puertas el 31 de agosto de 2020. El 60 % de estas empresas (un total de 97 966 empresas) fueron cierres permanentes.2

Mientras tanto, entre el 18 de marzo de 2020 y el 12 de abril de 2021, la riqueza colectiva de las personas multimillonarias en Estados Unidos aumentó en 1.62 billones de dólares (55 %), pasando de 2.95 a 4.56 billones de dólares. ¡Un tercio de las ganancias totales de las personas multimillonarias desde 1990 se produjo en los últimos 13 meses!3

Como señaló Frank Clemente, director ejecutivo de la organización Americans for Tax Fairness, “Estados Unidos nunca había visto tal acumulación de riqueza en tan pocas manos”.4 Los principales benefactores de las medidas pandémicas incluyen a las industrias financieras, tecnológicas, sectores farmacéuticos y de inteligencia militar.5

El pasaporte de la vacuna es su boleto a la tiranía

Como era de esperarse, las compañías de vacunas explotaron esta pandemia debido a la censura de todos y de cada uno de los tratamientos preventivos y tempranos. Sin esa censura, creo que habría muy pocas personas formadas para recibir estas vacunas, ya que sabrían que son terapias génicas experimentales categorizadas de forma errónea como vacunas.

Ninguna de las vacunas antiCOVID-19 que se encuentran disponibles están autorizadas. Todas se utilizan bajo la autorización de uso de emergencia, y una condición para la autorización de uso de emergencia (EUA, por sus siglas en inglés) es que no haya otros tratamientos efectivos disponibles. Creo que esta es la verdadera razón por la que se suprimieron tanto la prevención efectiva y los tratamientos alternativos. Esos aspectos hubieran hecho que la vacuna fuera discutible.

En el libro también hablamos sobre cómo las pruebas inexactas, que se utilizan de manera inapropiada, crearon la ilusión de una pandemia altamente infecciosa y sirvieron de base para el alarmismo y el miedo que promovieron los medios de comunicación. En realidad, muy pocos “casos” fueron reales. Fueron falsos positivos o personas contadas varias veces porque se volvían a hacer pruebas, y en lugar de contar personas, contaban pruebas.

Las estadísticas de muertes también se exageraron, al cambiar la forma en que se completan los certificados de defunción y al declarar a cualquier persona que murió con una prueba de PCR positiva en el último mes, o que simplemente se sospechaba que era positiva, como una muerte por COVID-19. Incluso los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos admitieron que el 94 % de las muertes por COVID-19 fueron personas que murieron con el virus, pero no a causa de él. La causa real de la muerte fue otra afección crónica subyacente, a menudo a largo plazo.

Todas estas estadísticas se manipularon de forma artificial para que pareciera que estamos ante una situación tan mortal y horrible como para justificar los pasaportes de vacunas, sin los cuales no se le permitirá participar en ciertas actividades sociales o viajes.

La ironía es que las vacunas antiCOVID-19 no están diseñadas para prevenir la infección o la propagación del virus, por lo que vacunarse no hará nada por la salud pública. En el mejor de los casos, podría proteger a la persona vacunada de tener un caso más grave de COVID-19 si se infecta. Animan a todas las personas a vacunarse para asegurarnos de que alcancemos la inmunidad colectiva, ¡sin embargo, estas “vacunas” no están diseñadas para proporcionar inmunidad!

Dado que la vacuna no evitará la propagación viral, el pasaporte de vacunas cumplirá con un solo propósito, y es marcar el comienzo de un mecanismo de vigilancia digital que luego se puede expandir para abarcar muchas otras áreas de la vida, incluyendo los datos financieros. Entonces, el certificado de vacunas no es un pasaporte a la libertad. Es su boleto a la tiranía.

Cómo tomar control de su salud

Creo que su mejor apuesta para el futuro, es abordar su salud y comenzar con su flexibilidad metabólica. Debe ser metabólicamente flexible. ¿Qué significa eso? Significa que su cuerpo puede hacer una transición perfecta de quemar carbohidratos a quemar grasa como combustible principal. Esto es importante, porque cuando su cuerpo puede hacer esto, significa que no presenta resistencia a la insulina.

Cuando tiene resistencia a la insulina, es más probable que tenga otros problemas, como insensibilidad inmunológica, obesidad, presión arterial alta y patrones de colesterol distorsionados. Su riesgo de desarrollar COVID-19 grave también aumentará demasiado. Por suerte, muchos de estos problemas se pueden revertir si lleva una alimentación con restricción de tiempo.

En segundo lugar, necesita tener un buen nivel de vitamina D. Para gozar de una salud óptima, deberá asegurarse de tener su nivel de vitamina D entre 60 ng mL y 80 ng/mL (100 nmol/L y 150 nmol/L).

Mi estudio publicado y revisado por pares,6 titulado: “Evidence Regarding Vitamin D and Risk of COVID-19 and Its Severity” está disponible gratis en el sitio web de la revista. En el libro, entramos en detalles más específicos sobre estas y otras estrategias.

La libertad de expresión se agotó

El libro titulado “Toda la verdad sobre el COVID-19” será aún más importante para poseer y compartir en los próximos días, ya que hace poco me vi obligado a eliminar de forma permanente todos los artículos de mi sitio web sobre la vitamina D, C y zinc, así como la mayoría de los artículos sobre el COVID-19. Este libro será una fuente principal de dicha información.

Los medios de comunicación que provocan miedo y los políticos corruptos, destruyeron vidas y medios de subsistencia para establecer el control global de la población mundial, mientras utilizaron la pandemia del COVID-19 como justificación.

A través de estas medidas cada vez más estrictas, me he negado a sucumbir a estos implacables ataques. He estado dispuesto a defenderme en la corte de justicia, ya que los mejores abogados del país han examinado mi caso.

Por desgracia, hace poco tiempo las amenazas se volvieron muy personales y se intensificaron hasta el punto de que ya no pude conservar mucha de la información y la investigación que les he proporcionado. Estas amenazas no son de naturaleza legal y tengo una capacidad limitada para defenderme de ellas.

Los políticos en enero de 2021, lograron aprobar la Ley de Protección al Consumidor por COVID-19, que hace parte de la Ley de Asignaciones Consolidadas de 2021.7 Esta ley se escondió en un proyecto de ley de 2100 páginas8 que ahora le otorga al gobierno una enorme autoridad legal para procesar a cualquier persona por el “delito” de no estar de acuerdo con la narrativa oficial de que la vacuna es el ÚNICO método aprobado para tratar o prevenir el COVID-19. Aquí está la parte relevante de esta Ley:

Recuerde, Hitler y Mussolini llegaron al poder de forma LEGAL, porque cambiaron las estructuras legales de su país. Es obvio que este es el primer abuso diseñado para arrebatarnos nuestros derechos y libertades personales. Esta ley suprime la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos con respecto a CUALQUIER diálogo sobre el COVID-19.

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.