Por IPS Noticias, 06 de septiembre de 2021.

“Si adoptamos prácticas sostenibles a mayor escala, podremos reducir los efectos negativos en el ambiente y conservar la biodiversidad en todos los paisajes terrestres y marinos compartidos y productivos”, expuso el director de la FAO, Qu Dongyu, en un vídeo difundido este lunes 6 en el Congreso Mundial de la Naturaleza.

El congreso, de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), una alianza de Estados y oenegés ambientalistas, delibera principalmente de modo virtual desde su centro en esta ciudad francesa a orillas del Mediterráneo.

La FAO ha expuesto que los sectores agroalimentarios son muy vulnerables a los efectos de la crisis climática, y al mismo tiempo son los causantes del 34 por ciento de las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero, por lo que son un componente esencial de la mitigación y adaptación al cambio climático.

“Si adoptamos prácticas sostenibles a mayor escala, podremos reducir los efectos negativos en el ambiente y conservar la biodiversidad en todos los paisajes terrestres y marinos compartidos y productivos”: Qu Dongyu.

De la superficie terrestre del mundo, la agricultura ocupa casi 40 por ciento y utiliza alrededor de 70 por ciento del agua dulce, lo que la hace muy dependiente de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos, recordó Qu.

La agricultura insostenible contribuye a la reducción de la biodiversidad, por ejemplo, mediante la degradación del suelo y la pérdida de hábitat, agregó.

De su lado, la biodiversidad no solo contribuye de forma esencial a los medios de vida y el ambiente, sino que también ayuda a la seguridad alimentaria y la nutrición, un nexo que Qu resaltó en su mensaje al congreso.

La FAO, organismo responsable del cumplimiento de varios Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS, establecidos por las Naciones Unidas en 2015 con metas hacia el año2030) relacionados con la biodiversidad, “ya está ayudando a sus miembros (194 Estados) a lograr estos objetivos”, según el responsable.

Puso como ejemplo el fomento de la capacidad de las naciones en recopilación, seguimiento y presentación de datos, con más de 800 proyectos por un valor superior a 2000 millones de dólares.

En particular resaltó como “inspirador” el ejemplo de la Gran Muralla Vede de África, una iniciativa de cultivar plantas en una franja de 8000 kilómetros de largo por 15 de ancho en el Sahel, el área semidesértica que separa el desierto del Sahara de la zona de bosques en el centro del continente africano.

Ese proyecto, “que ya  está transformando la vida de millones de personas en la región”, dijo Qu, busca que una vez terminado permita recuperar 100 millones de hectáreas de tierra degradada, secuestrar 250 millones de toneladas de carbono y crear 10 millones de puesto de trabajo.

La FAO “se ha comprometido a respaldar a sus miembros en la transformación hacia sistemas agroalimentarios más eficientes, inclusivos, resilientes y sostenibles para lograr una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una vida mejor sin dejar a nadie atrás”, concluyó Qu.

El congreso en Marsella revisa prioridades para la conservación de la naturaleza y la Lista Roja de especies amenazadas según la UICN, que ha estudiado 138 374 y considera que 38 543 (casi 28 por ciento) están bajo amenaza o claramente en peligro de extinción.

A-E/HM

Photo by Francesco Gallarotti on Unsplash

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.