Por Mercola, 18 de enero del 2021.

En mayo de 2020, el jefe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) predijo que los cierres “indiscriminados” de todo el mundo matarían al menos a 1.2 millones de niños, en especial lo que están en países en desarrollo.

“El riesgo de que los niños mueran de malaria, neumonía o diarrea, supera cualquier amenaza que presente el coronavirus”, dijo Unicef para The Telegraph. En septiembre de 2020, la ONU informó que el confinamiento provocó que hasta ahora existan 150 millones de niños más en situación de pobreza, además los privó de educación y servicios básicos de salud.

Para diciembre de 2020, las consecuencias del confinamiento afectaron el desarrollo económico y los servicios esenciales en todos los ámbitos, reportó la ONU en una sesión especial de la Asamblea General. Las mujeres, niñas y los niños son los más afectados. Por ejemplo, en abril se proyectó que “por cada tres meses de encierro, se producen 15 millones de casos adicionales de violencia de género”, junto con medio millón o más de niñas en riesgo de matrimonio infantil solo en 2020.

“Además, debido a las restricciones vigentes, los esfuerzos para prevenir la violencia y los servicios para proteger a los niños y niñas no han funcionado”, dice el informe.

FUENTES:

The Telegraph

UN News

United Nations

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.