Por Vietnam, 18 de enero del 2021.

Hace 50 años Estados Unidos dejó de esparcir la agente naranja/dioxina en Vietnam, pero hasta el día de hoy las consecuencias de esa sustancia tóxica persisten y muchos niños nacen con discapacidades.

Según un artículo publicado en el periodo alemán Frankfurter Rundschau, el 7 de enero de 1971, un avión de la Fuerza Aérea de Estados Unidos despegó por última vez para rociar el agente naranja sobre los campos y bosques vietnamitas.

En noviembre de 1961, el presidente estadounidense John Kennedy lanzó la Operación “Ranch Hand” para el uso de una amplia variedad de herbicidas en los bosques de Vietnam. Los barriles tenían rayas azules o naranjas. El “Agente Naranja” fue el más asesino y el más utilizado. Los materiales fueron proporcionados por las empresas Dow Chemical, Monsanto, involucrada por Mobay, una subsidiaria conjunta con Bayer AG de Alemania. Dow Chemical también suministró napalm a las tropas estadounidenses hasta 1969.

La primera entrega del herbicida llegó a Vietnam del Sur el 9 de enero de 1962. Para el 7 de enero de 1971, la fuerza aérea de Estados Unidos había volado seis mil 542 pulverizadores con helicópteros y aviones, según sus propias declaraciones, y había rociado el contenido de más de 20 millones de barriles de veneno sobre la zona.

Más del 20 por ciento de los bosques de Vietnam del Sur fueron “defoliados” al menos una vez. Se destruyeron diez millones de hectáreas de tierras agrícolas. Las acciones fueron secretas hasta finales de 1965. Fue solo cuando se hicieron investigaciones en el Congreso que el gobierno llegó a declarar que de ninguna manera se trataba de una guerra química, sino que se utilizaron herbicidas para destruir las cosechas de los agricultores de Vietnam del Sur.

El autor del artículo citó datos del gobierno de Vietnam que estiman que cuatro millones de vietnamitas estuvieron expuestos al Agente Naranja, sustancia contaminante con dioxinas. Con daños que se extienden hasta ahora, los venenos penetraron el suelo y en las aguas subterráneas. Se cree que las antiguas bases estadounidenses donde se almacenaban los barriles también están contaminadas.

Después de largos conflictos, algunos de los soldados estadounidenses que sufrieron graves daños debido al contacto con la dioxina recibieron una indemnización. Pero eso solo comenzó en la década de 1990. Las víctimas vietnamitas no han recibido ni un centavo hasta ahora.

Sin embargo, los gobiernos de George W. Bush y Barack Obama le dieron a Vietnam cerca de 100 millones para un programa de limpieza ecológica.

Qué ridículamente pequeño es se puede ver si se considera que en 2016 el costo de limpiar un tramo de ocho millas del río Passaic contaminado con dioxinas en Nueva Jersey se estimó en mil 400 millones de dólares.

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.