Por RALLT, Biodiversidad LA, 21 de octubre del 2020.

Entre los principales argumentos para esta ampliación fue el reconocimiento de la importantísima agrobiodiversidad peruana y de los campesinos que sustentan la alimentación del pueblo peruano. El derecho a una alimentación sana fue otro de los argumentos presentados por los legisladores.

La impresionante votación de 104 a favor, 7 abstenciones  y 0 en contra,  fue el resultado del trabajo tesonero de una gran cantidad de organizaciones campesinas, de productores agroecológicos y orgánicos, pueblos indígenas, ecologistas, de desarrollo rural, que desde hace meses han estado creando las condiciones para conseguir este histórico resultados.

Las organizaciones han mantenido taller (virtuales debido a la pandemia) en las distintas regiones del país, con el fin de generar conciencia en la comunidad sobre los peligros de los cultivos transgénicos, y la importancia de la conservación de la agrobiodiversidad de este país Andino, centro de origen y diversidad de importantes cultivos, como es la papa, la quínoa, una gran cantidad de tubérculos andinos y frutas amazónicas.

Las organizaciones tuvieron que hacer frente a una fuerte arremetida de científicos cercanos a la industria, que descalificaron a quienes promovían un Perú Libre de Transgénicos como anticientíficos y antiprogreso.

Fuente: Red por una América Latina Libre de Transgénicos (RALLT)

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.