Por Jason Davidson, activista de alimentos y agricultura, Medium, 17 de agosto del 2020.

La agricultura digital puede ser definida ampliamente como el uso de cantidades eormes de información para influenciar la toma de decisiones en las granjas. El brazo de información de Bayer, la Corporación Climática, ejecuta Climate FieldView TM, una tienda para productos digitales – desde imágenes de satélites a herramientas de manejo de granja.

Productos como el Climate FieldView TM han estado expandiéndose rápidamente en el mercado gracias a prácticas agresivas anti-competencia. Durante los últimos años, pequeños y medianos agricultores han comenzado a depender cada vez más de los reembolsos para obtener ganancias. En términos prácticos, esto significa impulsar productos específicos para alcanzar los niveles mínimos de ventas dictados por la compañía que ofrece el reembolso.  La revista CropLife reportó que los pequeños y medianos agricultores estaban teniendo tantos problemas para alcanzar los números de venta mínimos para Climate FieldView que recurrieron a regalarlo. Gracias a los reembolsos de Bayer, los minoristas prácticamente estaban lanzando la versión paga de la plataforma a agricultores. Ahora, Bayer está recolectando cantidades enormes de información sobre más de 120 millones de acres de tierra de labranza, generando preocupaciones de privacidad y competencia.

Una de las principales preguntas alrededor de la agricultura digital ha sido cómo hacerla rentable. Bayer parece pensar que movilizando la crisis climática es la respuesta.

Para participar en la Iniciativa Carbono de Bayer, los agricultores deben inscribirse en la plataforma agrícola digital principal de la compañía, Climate FieldView TM, e implementar ciertas prácticas – dictadas por Bayer – para recibir compensación. De ahí, Bayer asegura que Climate FieldView TM no sólo puede proveer orientación sobre cómo introducir más carbono dentro del suelo pero también puede medir el carbono secuestrado y pagarle a los agricultores apropiadamente.

Sin embargo, la definición de Bayer de la agricultura “climáticamente-inteligente” está basada casi por completo en el uso de sus semillas y pesticidas tóxicos patentados. Uno de las temas clave impulsados por el programa piloto de Bayer es la agriculturade cero labranza. El eje central del sistema de no labranza propuesto por Bayer no es otra cosa que el glifosato, el ingrediente principal en el RoundUp TM, y las semillas OGM patentadas de la compañía diseñadas para tolerar a este y a otros herbicidas tóxicos. Además de las inquietudes de salud pública, los pesticidas como el glifosato son conocidos por dañar la salud del suelo en formas que pueden perturbar el secuestro de carbono.

Una de las maneras más simples para las plataformas de agricultura digital de obtener una ganancia es promover los químicos hechos por la misma compañía. Las plataformas como Climate FieldView TM cortan con intermediarios – los agricultores están obteniendo asesoramiento (vía un algoritmo) de las mismas compañías que producen los insumos. Esto presenta un claro conflicto de interés.

La Iniciativa Carbono de Bayer no es diferente. Si Bayer le va a decir a los agricultores cómo realizar cero labranza para pagar por carbono secuestrado, eso significa que le dirá a los agricultores que rocíen glifosato, mejorando sus ventas en el proceso. Aún peor, de acuerdo a Reuters, Bayer podría pagarle a los agricultores en forma de créditos para ser reembolsados en la Plataforma de Recompensas Bayer PLUS – créditos que son gastados de manera más eficiente en más productos Bayer.

En otras palabras, la recompensa por rociar glifosato son créditos para comprar más glifosato.

 Bayer está redoblando sus esfuerzos en este programa. En el mes de junio, Bayer respaldó el Acto de Soluciones Climáticas Crecientes . Este proyecto de ley permitiría al Departamento de Agricultura de los EU (USDA, por sus siglas en inglés) crear “una tienda” para que los agricultores aprendan sobre y participen en los mercados de carbono como el sistema que Bayer está creando. El proyecto de ley certificaría que “Proveedores de Asistencia Técnica de Gases de Efecto Invernadero” instruyan a los agricultores sobre cómo secuestrar carbono y crear “créditos” para vender contaminantes como compensaciones.

La sincronización del programa piloto de Bayer y respaldo del Acto de Soluciones Climáticas Crecientes es llamativo. Si se aprueba el proyecto de ley, Bayer estará en posición de recibir un sello de aprobación de la USDA y los agricultores podrían ser forzados a inscribirse en Climate FieldView TM. Pocas cosas serían un obstáculo en la inscripción de Climate FielView TM como un apoyo del gobierno federal.

Desafortunadamente, durante la última década, los mercados de carbono han fallado continuamente en reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, y en muchos casos han empeorado la contaminación en comunidades de bajos ingresos y comunidades de color alrededor del mundo. Hasta han facilitado los abusos de derechos humanos a nivel mundial. Tampoco han funcionado para los agricultores. En 2010, el Intercambio Climático de Chicago cerró debido a una falta de demanda – agricultores, ganaderos, y otros estaban generando créditos de carbono, pero un número insuficiente de contaminadores los estaban comprando.

El Acto de Soluciones Climáticas Crecientes es una falsa promesa para los agricultores y un fracaso para el clima; compañías como Bayer están mostrando exactamente cómo ganarían dinero de estos programas.

En muchos aspectos, la agricultura digital es el siguiente factor importante de la consolidación agrícola. Con más información viene más poder, y la Iniciativa de Carbono de Bayer es sólo un ejemplo de cómo puede ser potenciada esta información para obligar a miles de agricultores a cultivar de maneras que enriquecen a ciertas compañías.

Un gigante semillero y agroquímico recolectando y monetizando información de cientos de millones de acres de tierras de labranza es preocupante. Usar esa información bajo el disfraz de lucha contra la crisis climática para fijar su poder de mercadeo y vender más Roundup TM es una trampa de mercadeo tramposa.

El Congreso debería rechazar llamadas para respaldar este tipo de comportamiento, implementar protecciones de privacidad de información tangible para agricultores y tomar pasos significativos para detener y revertir la consolidación en nuestro sistema alimenticio y apoyar a los agriculotres a transicionar hacia la agricultura regenerativa. Proyectos de ley como el Acto de Administración Climática del Senador Booker y el Acto de Moratoria de la Fusión de los Alimentos y Agronegocios y Revisión del antimonopolio, y el Acto de Resiliencia de la Agricultura del representante Pingree sería mucho más productivo. Los agricultores pueden ser un aparte de la solución climática, pero no con corporaciones gigantes en el asiento del conductor.

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.