Por Eduardo Murillo, La Jornada Maya, 24 de junio del 2020.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aceptó ejercer su facultad de atracción sobre un amparo promovido en contra de una granja porcícola que se construye en el municipio de Homún, Yucatán, y cuyo funcionamiento amenaza contaminar el Anillo de Cenotes, donde se abastece de agua el 60 por ciento de la población del estado.

Se trata de un proyecto que albergará a 50 mil animales, fue autorizado en principio por el gobierno estatal y gracias a un amparo se logró su suspensión temporal.

Este amparo fue promovido por las comunidades mayas de la región, con apoyo de organizaciones como Indignación, Greenpeace y Promoción y Defensa de los Derechos Humanos.

El caso fue atraído a propuesta del ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, quien expuso que era necesario que la SCJN resolviera temas de este caso que tienen que ver con el derecho al medio ambiente sano, al agua, salud de niños y niñas pertenecientes al pueblo maya.

Edición: Mirna Abreu

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.