Por Redacción AN/GH, Aristegui Noticias, 04 de junio del 2020.

A través de una carta, activistas de la Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas en México; Asociación de Consumidores Orgánicos de México y de Vía Orgánica, A.C.; El Poder del Consumidor; Greenpeace México; Miembros de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad y otros, urgieron a reducir su presencia como residuo en alimentos, mientras se establecen las medidas y los plazos para la prohibición total del uso agrícola y los demás usos de control de malezas.

El texto -enviado al titular de la Semarnat, así como a Víctor Villalobos Arámbula, secretario de Agricultura y Desarrollo Rural; Jorge Alcocer, secretaria de Salud; María Luisa Albores, secretaria de Bienestar; Graciela Márquez Colín, secretaria de Economía; José Alonso Novelo Baeza, de la Cofepris; Javier Trujillo Arriaga (Senasica); y Elena Álvarez-Buylla, del Conacyt-, señala que esta acción se debe tomar como una forma de proteger a los niños y población vulnerable.

En marzo de 2015, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó al glifosato como un herbicida “probablemente cancerígeno para los humanos”. 

En específico los firmantes de la carta pidieron “cumplir con la recomendación 82/2018 de la CNDH, particularmente cuando recomienda aplicar el principio precautorio a la COFEPRIS, Semarnat, SADER para que el Programa Nacional de Desarrollo de 2019 a 2024, incluya programas sectoriales de reducción de uso y prohibición progresiva de plaguicidas de alta peligrosidad, con metas medibles y cuantificables”.

Además de “introducir en la legislación competente el derecho público a conocer, la cantidad, el tipo y el lugar donde se aplican plaguicidas de síntesis química. Dicha información permitiría establecer líneas base y metas medibles y cuantificables de reducción del uso de plaguicidas de alta peligrosidad como el glifosato, hasta su completa eliminación, dando transparencia a las decisiones públicas y permitiendo la participación ciudadana para su monitoreo”.

Igualmente, solicitaron la formulación de una política nacional de escalamiento y transición agroecológica del sistema alimentario para que sea sano, justo y sostenible e incluya metas de eliminación del uso de glifosato y de otros plaguicidas; así como informar a los consumidores de manera regular sobre el monitoreo de residuos de glifosato y de otros plaguicidas de alta peligrosidad en los alimentos de consumo nacional.

Este jueves, en entrevista para Aristegui en VivoBosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), refirió que desde hace unas semanas ya se prohibió la importación de glifosato, el cual dijo, “es el único ingrediente que tenemos para parar las malezas”.

“El doctor Víctor Toledo de Semarnat se ha negado a autorizar, no tenemos otro sustituto. Es un producto sustentable, responsable con el medioambiente y con la salud de las personas. Las posiciones radicales de Semarnat van acabar con la agricultura nacional”, sostuvo.

Asimismo, dijo que no había evidencia científica de que sea cancerígeno y aseveró a nivel internacional está permitido pues lo usa Estados Unidos y Canadá, aunque reconoció que hay países en Europa que decidieron no usarlo, pero porque la agricultura no es una prioridad para ellos.

No obstante, de acuerdo con un texto del sitio web organicconsumers.org, países como Bélgica, Bermudas, Colombia, Países Bajos, Sri Lanka, El Salvador, Arabia Saudita, Kuwait, Qatar, Bahrein, Omán, Emiratos Árabes Unidos y Francia, han dejado de usar glifosato.

Y si bien en Estados Unidos no hay pronunciamiento a nivel nacional contra el herbicida, en julio de 2017, California agregó glifosato a su lista de la Propuesta 65 para catalogarlo como “probablemente cancerígeno”.

Carta Glifosato Mexico Junio 2020.Final by Aristegui Noticias on Scribd

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.