Por El Poder del Consumidor, Sin Embargo, 30 de mayo del 2020.

Los beneficios de comer frutas y verduras son notablemente importantes para la salud, desarrollo y crecimiento de niños y niñas, ya que son:

-Fuente principal de vitaminas y minerales.
-Indispensables para regular las funciones vitales de los sistemas nerviosos e inmunológico.
-Indispensables para los procesos de digestión y reparación del organismo.
-Importantes componentes de una dieta saludable.
-Contribuyen a lograr saciedad sin grandes aportes de energía.

Además, su consumo ayuda a prevenir diversas enfermedades, como la obesidad, la diabetes y las enfermedades del corazón.

Las frutas y verduras no son exclusivas de una comida fuerte, como el desayuno, comida o cena, también puedes incluirlas en el refrigerio escolar de tus hijos, de esta forma incrementarás las porciones que consumen al día. Si bien, por la situación actual provocada por la pandemia no hay clases, este refrigerio puede seguirse aplicando en casa si es que durante sus clases en línea tienen un receso o bien integrarlo entre el desayuno y la comida.

Recuerda que el refrigerio es una porción pequeña de alimentos, comparado con las comidas principales, y generalmente los niños lo comen durante el receso, por lo que incluir fruta o verdura picada o rayada es sencillo de preparar y también fácil de comer.

Cuando prepares el refrigerio debes tener en cuenta que la cantidad de calorías que deben consumir niñas, niños y adolescentes es diferente.

De hecho, este refrigerio debe cubrir de 15 por ciento a 20 por ciento de las recomendaciones diarias de la energía y los nutrimentos de los niños de preescolar, primaria y secundaria, los cuales se especifican en la siguiente tabla.

Actúa: Incluye al menos una porción de verduras y frutas en el refrigerio de tus hijos. Por ejemplo: manzana, pepino, zanahoria o jícama rallada.

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.