Por Dr. Joseph Mercola, Mercola, 19 de abril del 2020.

HISTORIA EN BREVE

  • Las predicciones iniciales indicaban 2.2 millones de muertes por COVID-19 tan solo en los Estados Unidos. Según los últimos modelos, se estima que 60 000 habitantes de los Estados Unidos podrían morir por complicaciones del COVID-19
  • Algunos médicos han promovido el uso del medicamento antipalúdico, hidroxicloroquina, combinado con azitromicina, para pacientes que están gravemente enfermos de COVID-19. Al parecer, muchas personas han observado buenos resultados, aunque no de forma generalizada. En Suecia, algunos hospitales han dejado de utilizar cloroquina debido a los efectos secundarios graves que han ocurrido en algunos pacientes
  • Las instalaciones del sistema de salud Northwell Health en Nueva York utilizan vitamina C junto con hidroxicloroquina y azitromicina
  • Algunos médicos han notado que los síntomas de sus pacientes están más relacionados con el mal de altura que con la neumonía. Según el análisis final, es posible que los ventiladores sean inapropiados para la mayoría de los pacientes, pero la oxigenoterapia hiperbárica podría ser una mejor alternativa

En esta entrevista, grabada el 7 de abril de 2020, el Dr. Andrew Saul, editor en jefe del sitio web Orthomolecular Medicine News Service, nos brinda nuevas actualizaciones y conocimientos sobre la pandemia del COVID-19.

Desde nuestra entrevista del 17 de marzo de 2020, que se enfocó en el uso de la vitamina C, el Dr. Anthony Fauci, Director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos, predijo que el SARS-Cov-2 podría acabar con la vida de entre 100 000 y 240 000 personas en ese país, lo que representa una cifra mucho menor que la predicción original de 2.2 millones de personas.

Sin embargo, incluso se ha hecho un ajuste en dicho número. El 8 de abril de 2020, un nuevo modelo conocido como el Modelo Murray predijo que, para el mes de agosto el COVID-19 acabaría con la vida de 60 000 habitantes en los Estados Unidos. Es indudable que el colapso financiero podría ocasionar más muertes que la propia infección. Así que, es una situación lamentable. Tal como indicó Saul:

“Las personas necesitan recordar que, en cualquier momento dado, una influenza que evoluciona en neumonía puede ser mortal. Y en un año, pueden ocurrir alrededor de 40 000 a 65 000 muertes por neumonía, en función de dónde provengan los datos.

Estas cifras representan una enorme cantidad de fallecimientos al año. En efecto, el COVID-19 es una enfermedad grave, pero no tan importante como para detener al mundo entero. Por lo que, el estrés generado por esta enfermedad se convertirá en una causa de muerte…

Básicamente, las personas que perecen por COVID-19 pierden la vida a causa del SARS; es decir, el síndrome respiratorio agudo severo o neumonía. Así que, en realidad no importa qué virus sea el responsable. Lo importante es si muere o no.

Muchas personas se contagiarán del COVID-19 y posiblemente desarrollarán un cuadro leve. Y en el caso de las personas que experimentan un caso típico, padecerán una gripe terrible. Estarán muy enfermas por un par de semanas.

Bueno, así somos los humanos, porque ¿cuántas veces ha padecido una gripe terrible? Por lo general, las personas que realmente se encuentran en riesgo por COVID-19 tienen múltiples problemas de salud preexistentes, o llevan un pésimo estilo de vida.

Tienen exceso de peso, fuman, su sistema inmunológico está deteriorado o son personas de la tercera edad. Y si alguien presenta toda esta combinación de factores, cualquier cosa puede acabar con esa persona. Entonces, tenemos que enfocarnos en esta perspectiva”.

Google y Facebook censuran los datos reales

Por desgracia, si aún utiliza Google o plataformas de redes sociales como Facebook, es poco probable que encuentre información sensible sobre cómo protegerse del COVID-19.

Considero que restringir el acceso a los datos reales; es decir, la información que necesita para regular su sistema inmunológico innato, es parte del plan para controlar el debate sobre las opciones de tratamiento. Es evidente que, Fauci promueve una agenda farmacéutica cuando dice que no se puede hacer nada hasta que exista una vacuna o medicamento antiviral disponible.

Por otro lado, Saul proporciona el siguiente ejemplo:

“Esto lo puede verificar en su cuenta de Facebook. Realice este pequeño experimento. Si publicara el meme que tengo en DoctorYourself.com en Facebook, sería bloqueado de inmediato.

Este es lo que dice: ‘El Dr. Enqiang Mao, jefe de servicio médico en un hospital de China, trató a 50 pacientes con altas dosis de vitamina C. Eran casos moderados a severos de COVID-19, y todos los pacientes se recuperaron. No hubo víctimas mortales.’

Este es un informe proporcionado por un médico principal de China, para mi contacto en China, el Dr. Richard Chang, quien está certificado por la junta, es chino-estadounidense e informa la situación de los hechos. Y esto es etiquetado como noticias falsas. Evidentemente, es una forma de opresión”.

La buena noticia es que el Dr. Chang expone las pruebas directamente ante los Institutos Nacionales de Salud. “He visto su presentación de PowerPoint”, indica Saul. “Explica por qué la vitamina C es un antiviral, cómo puede utilizarse y qué medidas toman los médicos”.

Además de Mao, el Dr. Pang, quién realiza un importante ensayo sobre el COVID-19 en la ciudad de Wuhan, China, ha declarado que la vitamina C por vía intravenosa ha resultado ser una intervención exitosa.

“El número de casos nuevos de COVID-19 en China es muy bajo, se ha reducido tanto que, que casi ya no hay”, señala Saul. “Pero, de alguna manera, esta información no se transmite en las noticias. Y actualmente, son los datos que necesitan darse a conocer en los Estados Unidos y el resto del mundo”.

El régimen de suplementación para estimular el sistema inmunológico

A pesar de todo, algunos hospitales de Nueva York aplican la vitamina C. Según un portavoz de Northwell Health, los reportes han confirmado que el sistema hospitalario “aplica ampliamente” un tratamiento de vitamina C para combatir el coronavius.

Según Dr. Andrew G. Segun Weber, neumólogo y especialista en cuidados intensivos, afiliado a dos instalaciones de Northwell Health en Long Island, la vitamina C se suministra junto con el medicamento antipalúdico, hidroxicloroquina y el antibiótico azitromicina, que también han demostrado ser prometedores en el tratamiento contra el coronavirus.

Saul señala que:

“Northwell, es la mayor cadena de proveedores de servicios de atención médica en los Estados Unidos [y cuenta con] más de 20 hospitales. Es difícil obtener información de ellos, pero en su favor, su portavoz ha anunciado que han utilizado la vitamina C. Y Weber… informó que la vitamina C sí funciona.

En esencia, indicó que: ‘no recibe tanta publicidad porque no es un medicamento atractivo’. Me encantó lo que dijo…

Si utiliza la vitamina C como medida de prevención, es mucho menos probable que tenga un caso grave de cualquier tipo de infección viral, incluyendo al COVID-19. No significa que no lo padecerá, pero significa que su sistema inmunológico podrá enfrentarlo, y esa es su función…

De hecho, ahora a las personas se les dice que, si pueden controlarlo en casa, [entonces] deben permanecer en su hogar. Deben dejar las camas de hospital para las personas que realmente las necesitan y así reducir el riesgo de infección.

Recuerde que, un hospital es el lugar dónde se atienden a las personas más enfermas, con la mayor carga de virus y bacterias resistentes a los medicamentos… No vivimos en una burbuja, vivimos en un mundo lleno de virus, y estos mutan y se desarrollan de forma constante…

Entonces, como prevención, la Junta de Revisión Editorial del Servicio de Noticias de Medicina Ortomolecular y el Colegio Japonés de Terapia Intravenosa recomiendan 3000 miligramos (mg) de vitamina C al día en dosis divididas, 400 mg de magnesio… 20 mg de zinc… 100 microgramos (mcg) de selenio … y 5000 unidades de vitamina D, y después de la primera semana, disminuir a 2000 unidades de vitamina D al día.

Eso representa una gran diferencia. Entonces, con el apoyo de la vitamina C y D, contaremos con una forma para fortalecer al sistema inmunológico. Cuando una persona está en el hospital, es menos probable que tenga acceso a los suplementos, en el momento en que los necesita más.

Es por eso que tenemos que presionar, y la única forma de hacerlo es que la familia intervenga y haga lo posible. Cada vez más médicos están dispuestos a implementarlo porque hay estudios que lo respalda… en Nueva York ya se revelaron los datos… no hay manera de que los oculten, ya que hay un precedente. Solo dígale a su médico: “quiero que aplique las medidas que implementan en Nueva York”…

El mensaje de esta historia es que si tiene un sistema inmunológico fuerte podrá sobrevivir. Así es como funciona esta situación. Y ahora, se han enfocado en generar temor en las personas, y en realidad, lo que les dicen a través de los medios de comunicación es que, no deben tomar vitamina C porque no sirve de nada.

Dicen que, no es necesario tomar vitamina D. Es decir que, nos indican que no existe ninguna medida que podamos implementar para fortalecer nuestro sistema inmunológico.

Esto es lo que muestran algunos informes de noticias y periódicos. Pero, también observará otros que informan que esta intervención ha funcionado en China y otras partes del mundo”.

La combinación de zinc con hidroxicloroquina

Algunos médicos han promocionado el uso del medicamento antipalúdico, hidroxicloroquina (Plaquenil) combinado con azitromicina (paquete Z) para pacientes que están gravemente enfermos por COVID-19. Al parecer, muchas personas han observado buenos resultados, aunque no de forma generalizada.

Según el semanario Newsweek, en Suecia, algunos hospitales han dejado de utilizar cloroquina debido a los efectos secundarios graves que han ocurrido en algunos pacientes. Dicho lo anterior, parece que una de las razones por las que los medicamentos de quinina funcionan bien es porque permiten que el zinc ingrese en las células.

Saul comenta sobre el uso de hidroxicloroquina, al exponer que:

“Considero que, si puede utilizar un nutriente combinado con un medicamento, obtendrá mejores resultados que si solo utiliza el medicamento. El Dr. Abram Hoffer, quien fue mi mentor… señaló que: ‘a veces se requiere un medicamento.

En algunas ocasiones, el medicamento causará el resultado inmediato esperado, pero además debe haber una intervención nutricional para mantener el efecto”.

Así que, utilizar medicamentos y nutrientes, será una mejor estrategia que solo utilizar los medicamentos… Y si el medicamento ayuda a transportar al zinc a las áreas donde se requiere, entonces me parece lógico”.

Dado que ahora racionan el medicamento para las personas que más lo necesitan, sería prudente tomar zinc como forma de prevención. El cuerpo solo necesita una pequeña cantidad y lo envía exactamente a donde pertenece.

Por ejemplo, el sistema inmunológico lo requiere para hacer su función. Los adultos mayores, son propensos a consumir menores cantidades y comer menos alimentos saludables; de igual manera, tienen mayores requerimientos de suplementos de zinc.

“Esto es lo que indican todos los manuales sobre nutrición”, indica Saul. “Por lo tanto, en este momento, lo que queremos decirles a las personas es: ‘no se preocupe por el medicamento a menos que realmente lo necesite, ya que estará en la farmacia del hospital.

Pero, para el resto de nosotros podemos evitar los servicios hospitalarios al aplicar medidas adicionales, para que no necesitemos el medicamento.

No se trata de evitar a los médicos, sino de no necesitarlos. Y eso significa que tiene que empezar de inmediato. Tenemos que aplicar estas medidas todos los días. Debemos asegurarnos de tomar nuestros suplementos y llevar una buena alimentación, evitar la comida chatarra, tomar aire fresco y hacer ejercicio”.

Los ventiladores pueden hacer más perjuicio que beneficio

En los últimos días, hemos visto cada vez más informes de médicos que indican que el uso de ventiladores podría ser una medida equivocada. Según el sitio web Business Insider, el 80 % de los pacientes con COVID-19 en la ciudad de Nueva York que ha tenido acceso a ventiladores, ha muerto, lo que ha ocasionado que algunos médicos cuestionen su uso.

Según informó el sitio web STAT News:

“Esta reevaluación ha impulsado una observación desconcertante sobre el COVID-19: ya que muchos pacientes tienen niveles de oxígeno en la sangre tan bajos que deberían estar muertos”. Pero no jadean por aire, sus corazones no están acelerados y sus cerebros no muestran señales intermitentes por la falta de oxígeno.

Eso es lo que ha ocasionado que los médicos de cuidados intensivos sospechen que podría ser erróneo el protocolo sobre los cuidados contra el COVID-19 relacionado con los niveles de oxígeno en la sangre, que durante décadas han impulsado la decisión de recurrir a algún apoyo respiratorio para pacientes con neumonía y dificultad respiratoria aguda.

En particular, cada vez están más preocupados por la aplicación de la intubación y uso de ventiladores mecánicos. Argumentan que más pacientes podrían recibir soporte respiratorio más simple y no invasivo, como las máscaras respiratorias utilizadas para la apnea del sueño, al menos al principio, y tal vez durante el proceso de la enfermedad”.

Algunos médicos han notado que el síntoma más usual entre los pacientes es, el mal de altura, en lugar de la neumonía. Esta situación evidencia los problemas inherentes relacionados con el estándar de estrategias de cuidados médicos. Pensamos que teníamos una grave escasez de ventiladores, y las industrias como el ramo automotriz redirigieron su capacidad de fabricación para construir ventiladores.

En el análisis final, podría resultar que los ventiladores sean inapropiados para la mayoría de los pacientes. La terapia de oxígeno hiperbárico podría ser una alternativa mucho más favorable.

“La respuesta es lograr que haya una cantidad de oxígeno disponible y adecuado con respecto a la gravedad del paciente”, indica Saul.

“Tenemos que recordar que nuestro cuerpo tiene una buena capacidad para tomar oxígeno o, de lo contrario, no estaríamos aquí. Y nuestros pulmones cuentan con una gran cantidad de espacio de absorción. Que, por cierto, es parte de su función. Esto significa que, tenemos un sistema extraordinario.

El oxígeno entra por difusión, no tiene que presionar al cuerpo para hacerlo, sino que este lo absorbe. Porque si hay más oxígeno afuera que dentro, simplemente entrará. Todo lo que necesita es una gran superficie absorbente. Y si aplanara todos los pequeños alvéolos de los pulmones, sería un área enorme…

Así que, el primer paso es proporcionar oxígeno y verificar si el cuerpo puede absorberlo. Puede hacerlo de forma preventiva al tomar aire fresco, hacer ejercicio, salir y jugar…

Si alguien necesita más oxígeno, desea proporcionarle un poco más y sí eso mejora al paciente, entonces hágalo. Pero, considero que, la idea de proveer oxígeno como si fuera un motor es un poco conveniente para la industria…

[Los alvéolos] son sacos sumamente pequeños. Tienen unas de las membranas más delgadas que existen. Y si los mira bajo un microscopio observará que son muy delicados. Entonces, lo último que debe hacer es causar más daño”.

La terapia de peróxido de hidrógeno

Saul, junto con el Dr. Thomas Levy, recomiendan la terapia de peróxido de hidrógeno nebulizado. Del mismo modo, el Dr. Robert Rowen ha publicado un comentario sobre la aplicación de la terapia de ozono contra la infección por SARS-CoV-2. Ambas alternativas de tratamiento son seguras, de bajo costo y podrían administrarse en casa.

Algo que quiero enfatizar después de profundizar en el tema es que, debe tener cuidado al usar peróxido de hidrógeno al 3 %, ya que utilizan estabilizadores patentados. Por ley, no están obligados a revelar sus productos químicos.

Por lo tanto, lo ideal sería utilizar un peróxido de hidrógeno apto para consumo humano y diluirlo con cuidado, hasta lograr una concentración del 3 %. (Nota: ¡NO USE peróxido de hidrógeno de calidad alimentaria al 35 % con su nebulizador, sin antes haberlo diluido al 3 %!)

Medidas que debe implementar si presenta problemas de salud

En resumen, ¿qué puede hacer si de repente se siente mal y sospecha de una infección viral? Saul recomienda tomar vitamina C según su tolerancia intestinal.

“Tome suficiente vitamina C para evitar los síntomas, sea cual sea la cantidad. El Dr. Cathcart le diría que tomara vitamina C según su tolerancia intestinal, y eso es exactamente lo que significa. Cuanto más enfermo se encuentre, más retiene. Por lo tanto, si realmente padece un brote de influenza, tendrá gran cantidad de C antes de llegar a la tolerancia intestinal.

Cualquier persona puede implementarlo en casa. Incluso mis nietos pueden hacerlo. Cuando se enferman, lo controlan al tomar vitamina C hasta llegar a la tolerancia intestinal. Utilice cualquier tipo de vitamina C que pueda conseguir… [y] tome suficiente para evitar los síntomas”.

En la frecuencia que tome la vitamina C, obtendrá mejores resultados. Debido a que la vitamina C es hidrosoluble, puede eliminarse de forma constante… así que, cuanto más a menudo la consuma, mejores serán sus resultados y no tendrá que tomar tantas medidas.

Por lo tanto, de hecho, consumir una pequeña cantidad de vitamina C cada media hora es mucho mejor que tomar una gran cantidad de vitamina C dos veces al día. Y tomar una gran cantidad de vitamina C dos veces al día es mejor que tomar una mayor cantidad de vitamina C cada dos días. Por lo tanto, en la frecuencia con la que la consuma, será más favorable para su cuerpo”.

Para abordar la infección aguda, es posible que necesite aumentar su dosis más allá de la tolerancia intestinal. Considere consumirla con mayor frecuencia, cada media hora, esto le permitirá tomar más antes de alcanzar la tolerancia intestinal.

Otras alternativas incluyen tomar vitamina C liposomal o recibir una infusión de vitamina C por vía intravenosa. La vitamina C liposomal puede alcanzar niveles intracelulares muy similares a la vitamina C por vía intravenosa a una fracción del costo y con menos molestias.

Los beneficios de las vitaminas B

La tiamina (vitamina B1) también es importante y funciona de forma sinérgica con la vitamina C. Cualquier infección puede elevar la necesidad de tiamina en el cuerpo. Podrá obtener más información en mi artículo “La vitamina B1 protege contra las enfermedades infecciosas“.

La cantidad diaria recomendada de tiamina es inferior al 2 mg. Para abordar las enfermedades agudas o implementar una prevención a corto plazo, Saul sugiere tomar 50 mg a 100 mg de tiamina por día, de preferencia en dosis divididas.

“La tiamina es una vitamina que tiene un olor raro”, dice. “Cuando abre la botella de un multivitamínico o complejo de vitaminas B, el olor que percibe es de la tiamina. Entonces, cuando su orina huele a timina, podría ser por que obtiene la cantidad necesaria, lo cual no es un problema.

La tiamina es una vitamina segura, y puede excretarla. La excreción es un indicador de que hay una saturación. Realmente, lo mejor es tomar la tiamina junto con el complejo de vitaminas B. El complejo de vitaminas B causa mejores efectos cuando se combinan.

Para la prevención, la mayoría de las personas tiene que consumir un complejo de vitaminas B, B50 … En términos generales, les diría verificar la RDA, puede hacerlo en Internet en un instante, y tomar un poco más. El complejo de vitamina B es una forma más segura y económica”.

El uso de melatonina para combatir el COVID-19

La hormona melatonina representa otra estrategia que parece útil contra las infecciones bacterianas y virales. He abordado el tema con mayor detalle en mi artículo “Melatonina para la sepsis“. Saul comenta que:

“La melatonina es maravillosa y los estudios sobre su seguridad son muy alentadores. Por lo que, la melatonina no es perjudicial, es económica, no requiere prescripción y es una intervención que merece la pena probar… así que, un poco de melatonina podría ser muy útil.

Debido al proceso de envejecimiento, el cuerpo disminuye su producción. Pero, si mantiene su habitación oscura por la noche, producirá más melatonina. Este conocimiento que le proporcionaré enseguida me ha vuelto bastante impopular muy rápidamente con una gran cantidad de personas, pero: si duerme temprano producirá más melatonina, y dormirá mejor.

Si duerme a las 7:30 u 8:00 p. m., podrá descansar mucho mejor que si se acuesta más tarde, aún si duerme la misma cantidad de horas. El viejo dicho expresa que, cada hora de sueño antes de la medianoche vale por dos horas de sueño después de la medianoche. Hay algo de verdad en esto”.

La liberación de óxido nítrico puede ayudar a inhibir la replicación de los virus

El óxido nítrico es otra estrategia que valdría la pena mencionar y parece inhibir la replicación viral. Para impulsar la producción de óxido nítrico, puede usar precursores, como la arginina o citrulina, pero el ejercicio y la radiación del infrarrojo cercano (como una sauna de infrarrojo cercano) también podrían ser estrategias útiles.

“Aquí, es muy importante incluir el ejercicio. Estoy muy involucrado en el tema, y me gustaría destacar que puede hacerlo de forma gratuita”, señala Saul. “La mayoría de los debates sobre el COVID-19 carecen de una apreciación sobre lo lejos que hemos llegado. Durante mucho tiempo, hemos tenido una terrible alimentación.

Y hemos desarrollado hábitos que no nos funcionan. Por lo que, en consecuencia, el cuerpo se debilita tarde o temprano. El sistema inmunológico se debilita si lleva un excesivo estilo de vida inadecuado y no tiene suficientes hábitos saludables. Por decirlo de la manera más fría, desafortunadamente los virus debilitarán la inmunidad.

Así es como funciona la naturaleza … y nos está dando una lección muy dura que deberíamos aprender. En palabras de mi madre, si se deja llevar, hace las cosas mal y lo sabe, luego no regrese llorando. Tenemos que asumir la responsabilidad, y en este momento la epidemia del COVID-19 lo está exponiendo de una manera muy contundente.

Es algo muy desagradable, pero si consideramos que no somos una nación saludable, tenemos que tomar medidas inmediatas para dar ese giro, o habrá otro virus, porque este no es el primero ni será el último… y me da gusto cuando me entero de personas que no ven las noticias, sino que hacen algo recuperar su salud”.

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.