Por Dr. Joseph Mercola, Mercola.

  • Conforme los gobiernos de todo el mundo emiten recomendaciones de distanciamiento social, cada vez más personas se aíslan y limitan sus interacciones físicas con otras personas. La autocuarentena es importante para frenar la propagación de enfermedades infecciosas, pero también puede desencadenar o empeorar los sentimientos de soledad
  • La soledad ya estaba en niveles de “epidemia”, incluso sin el distanciamiento social recomendado por los gobiernos. En los Estados Unidos, el 46 % de los adultos reporta sentimientos de soledad, el 47 % dice que no tiene interacciones sociales diarias en persona y el 43 % se siente aislado
  • Alivie el aburrimiento y manténgase en contacto con sus amigos y familiares por vídeo. Otras soluciones creativas que la gente ha presentado incluyen sets de DJ transmitidos en vivo, clubes de libros en línea, clases de cocina y otros eventos en línea realizados a través de videoconferencias o chats de vídeo
  • Para aquellos que ya estaban aislados, la recomendación de conectarse a través de la tecnología no es de gran ayuda, ya que carecen de una red social. Muchos de los más vulnerables, como los adultos mayores y los discapacitados, también carecen de los conocimientos técnicos. Para estos individuos, la respuesta realmente radica en el acercamiento por parte de otros, quizás desconocidos

En un esfuerzo por frenar la propagación del nuevo coronavirus, COVID-19, han cerrado muchas escuelas, oficinas y espacios sociales, los gobiernos han emitido recomendaciones de “distanciamiento social” más o menos estrictas. Como resultado, las personas en todo el mundo enfrentan la posibilidad de tener interacciones humanas muy limitadas por un período de tiempo.

Mientras que los introvertidos pueden celebrar en silencio, otros pueden luchar con sentimientos de aislamiento y soledad. Además de eso, muchos sienten preocupación y ansiedad por infectarse o por la salud de los miembros de su familia que son inmunodeficientes o adultos mayores, ya que corren el mayor riesgo de infección y complicaciones.

En el video anterior, Julie Schiffman demuestra cómo usar las Técnicas de Libertad Emocional (EFT, por sus siglas en inglés) para aliviar la ansiedad y otras emociones desafiantes provocadas por las noticias y la incertidumbre sobre esta pandemia y o autocuarentena.

La técnica FAST

Otra alternativa fácil es la Herramienta de Estrés de Primeros Auxilios de la Técnica Neuro-Emocional, o NET FAST. Firstaidstresstool.com también proporciona un excelente resumen que se puede imprimir con imágenes de la técnica, que hasta un niño pequeño puede hacer. Aquí hay un resumen del procedimiento FAST:

  1. Mientras piensa en el problema que le molesta, coloque en la mano izquierda la muñeca derecha con la palma hacia arriba. Coloque tres dedos de su mano izquierda en su muñeca derecha donde pueda sentir su pulso.
  2. Coloque su mano derecha abierta sobre su frente. Respire y exhale suavemente varias veces mientras se concentra en sentir el problema que le molesta.
  3. Cambie de manos y repita los pasos 1 y 2.

La creciente epidemia de soledad

Incluso sin el distanciamiento social y los requisitos de autocuarentena, una gran cantidad de personas informa sentirse sola.

Según una encuesta de salud de seguros de Cigna realizada en 2018 a estadounidenses de 18 años o más, el 46 % informa que a veces o siempre se siente solo, el 47 % dice que no tiene interacciones sociales en persona o conversaciones prolongadas a diario y el 43 % informa sentirse aislado.

La autocuarentena probablemente empeorará estos sentimientos y aumentará aún más los porcentajes. Sorprendentemente, en la encuesta de Cigna, los adultos jóvenes de entre 18 y 22 años eran los más solitarios.

Incluso la Health Resources & Services Administration (HRSA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos reconoce la existencia de una “epidemia” de soledad en el país, la cual repercute cada vez más en la salud pública.

De acuerdo con la HRSA, una presentación del panel del National Institute for Health Care Management, una firma de investigación sin fines de lucro de la industria de seguros de salud, reveló que el aislamiento social entre las personas de la tercera edad le cuesta al gobierno federal cerca de 6700 millones de dólares al año en atención médica adicional, debido a que la “falta de relaciones sociales” se encuentra relacionada con un riesgo 29 % mayor de desarrollar enfermedades cardíacas, así como un riesgo 32 % mayor de accidentes cerebrovasculares.

Los métodos de aislamiento social que actualmente se recomiendan para COVID-19 solo empeorarán aún más este escenario para las personas mayores. La investigación realizada por la Fundación AARP, una organización dedicada a empoderar a los adultos mayores de los Estados Unidos, presentó un panorama similar.

En su encuesta realizada en el 2018, conocida como “Soledad y relaciones sociales”, la AARP informa que el 35 % de los adultos mayores a los 45 años se enfrentan a la soledad.

Recesión financiera y social

Según la AARP, las personas mayores que ganan menos de 25 000 dólares al año tienen una proporción de soledad de 1 a 2 mayor. Podría aumentar aún más, si se considera que los mercados de valores se desploman a nuestro alrededor y los estantes de las tiendas están vacías debido a las necesidades, las disparidades financieras y emocionales entre los ricos y los pobres.

Los adultos que trabajan y tienen dificultades financieras también pueden promover la propagación de enfermedades infecciosas. Como señaló Josephine Tovey en un artículo para The Guardian:

“En los Estados Unidos, donde no está garantizada la licencia por enfermedad, los expertos han advertido que muchos trabajadores desafiarán las súplicas de quedarse en casa durante el brote actual, aunque estén enfermos, solo por pura necesidad económica”.

En medio de una creciente recesión financiera, Vox señala que la implementación del distanciamiento social también causará “lo que podríamos llamar una “recesión social”, que es un colapso en el contacto social, algo bastante difícil para las poblaciones más vulnerables al aislamiento y la soledad…”.

El verdadero costo de la “recesión social” podría ser enorme, ya que la falta de contacto social y la soledad son causantes de mala salud (tanto mental como física) y muerte prematura por enfermedad o por suicidio. En “Work and the Loneliness Epidemic: Reducing Isolation at Work Is Good for Business”, escribe Vivek Murthy:

“Durante miles de años, el valor de la conexión social se ha convertido en nuestro sistema nervioso de tal manera que la ausencia de tal fuerza protectora crea un estado de estrés en el cuerpo.

La soledad causa estrés, y el estrés crónico o a largo plazo conduce al aumento de una hormona del estrés clave llamada cortisol. También está relacionado con niveles más altos de inflamación en el cuerpo.

Esto a su vez daña los vasos sanguíneos y otros tejidos, lo que aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas, articulares, diabetes, depresión, obesidad y muerte prematura”.

Cómo aliviar los sentimientos de aislamiento

Si en la actualidad se autoaisla, ¿qué puede hacer para aliviar el dolor? En su artículo, Tovey aborda el tema de la soledad provocada por el brote actual y destaca algunas tendencias para afrontarla:

“Nicole Gadon, es una mujer estadounidense que la tuberculosis la obligó a tener una cuarentena domiciliaria en 2014 y dijo al New York Times que la soledad era palpable …

Al mirar hacia atrás, ella hubiera deseado decir que sí cuando su hermano se ofreció a simplemente pararse afuera en su césped y hacerle compañía. Sus dos consejos “Pida ayuda” y “tenga una mascota de interior”.

Durante este brote en China, hemos escuchado historias sobre las consecuencias más graves del aislamiento social, pero también hemos visto una fuente de creatividad de las personas permanecen conectadas de cualquier forma.

DJ en vivo para convertir los apartamentos en clubes nocturnos satelitales, clubes de libros en línea y foros de recetas donde los ‘millennials’ pueden aprender a cocinar juntos son algunas de las formas en que las personas aparte de luchar contra el aburrimiento, se mantienen conectados al mundo exterior y entre ellos”.

¿Cómo es vivir en aislamiento?

En un artículo de BBC News, Nuala McCann escribe sobre su autoaislamiento de hace dos décadas con una duración de dos semanas y señala que, aunque no era alegre, pasaron bastante rápido un par de semanas.

Ian Pannell, un corresponsal extranjero de ABC News también escribe sobre cómo es vivir en aislamiento. Después de pasar dos días en Daegu, Corea del Sur, donde la infección por coronavirus era desenfrenada, tuvo que ponerse en cuarentena durante 14 días. Pannell escribe:

“Piense en todas las cosas que se pueden hacer: leer, escribir, estudiar, mirar, escuchar. Todas las cosas que normalmente no tiene tiempo para hacer, ¿verdad? Incorrecto.

Ahora estoy convencido de que hay una ecuación matemática no escrita o una ley científica que demuestra una relación inversa entre el tiempo y el logro. Cuanto más tengamos de uno, menos lo lograremos y viceversa.

La otra mentira es que la paz y la tranquilidad serán un alivio del ruido incesante de la vida moderna. De nuevo, puedo decir que eso también es falso.

Estar completamente solo es una sensación inusual… A veces también es claustrofóbico no poder salir por la puerta principal… Y el silencio puede ser incómodo… Es sorprendente lo que escucha cuando no hay nada que escuchar”.

Cuidar de los demás, todos los días

El tiempo dirá si las personas de verdad aprenderán una lección valiosa del periodo de autoaislamiento. En el futuro, ¿quizás nos conectemos con personas aisladas?

¿Llamará a un padre o abuelo mayor con más frecuencia? ¿Buscará a un vecino o compañero de trabajo que parezca solitario y un poco triste? La empatía crece a partir de la experiencia personal y global, ahora probamos cómo se sienten algunas personas todos los días.

Aunque la mayoría de los expertos hacen hincapié en el uso completo de la tecnología durante este tiempo, para aquellos que ya estaban aislados, la recomendación de hacer una llamada Facetime con familiares y amigos no será de gran ayuda ya que carecen de esa red social.

Muchos de los más vulnerables, como los adultos mayores y los discapacitados, también carecen de los conocimientos técnicos. Para estas personas en particular, la respuesta realmente radica en un contacto compasivo por parte de otros, quizás de completos extraños o tal vez de usted.

“Esta es un área donde el gobierno puede ayudar a financiar y fomentar organizaciones comunitarias”, dice a Vox el sociólogo Eric Klinenberg.

“Gran parte de mi trabajo se basa en la idea de que situaciones extremas como la que vivimos ahora nos permitan ver condiciones que están presentes, pero son difíciles de percibir. En los próximos meses, aprenderemos mucho sobre quiénes somos y lo qué valoramos”.

Una función inmunológica fuerte es la primera línea de defensa

Nuevamente, si tiene problemas de ansiedad o preocupación, mire el video de Schiffman y la técnica FAST en la parte superior de este artículo. Si le preocupa enfermarse, recuerde que su sistema inmunológico es su primera línea de defensa. Esto es cierto para todas las infecciones.

Aunque el lavado de manos adecuado, los cubre-bocas, desinfectantes para manos y el distanciamiento social ayudarán a limitar la propagación del virus (y son formas de proteger a los demás y a usted mismo).

Mantener su sistema inmunológico fuerte está en la parte superior de su lista de métodos de prevención personal. Para aumentar y apoyar la función inmunológica saludable, considere:

Eliminar el azúcar y evitar los alimentos procesados. Reemplácelos con alimentos reales (sin procesar o mínimamente procesados).
Dormir lo suficiente cada noche. Se sabe que la falta de sueño puede aumentar sus posibilidades de enfermarse, y la investigación ha demostrado que aproximadamente el 10 % de su genoma está bajo control circadiano, incluidos los genes que influyen en su función inmunológica. Sus células inmunológicas también están bajo control circadiano.
Tomar un probiótico de alta calidad. Los beneficios para la salud derivados de los probióticos se basan en el equilibrio de las bacterias intestinales. Una de las formas más fáciles y rápidas de hacerlo es al consumir vegetales fermentados.

Otros alimentos fermentados incluyen kéfir, natto, kimchi, encurtidos, chucrut, miso, tempeh y yogur sin pasteurizar de leche de vacas alimentadas con pastura (evite el yogur comercial, ya que la mayoría contienen azúcar agregada).

Aumentar el consumo de fibra. La fibra no solo ayuda a equilibrar el microbioma intestinal, sino que también ayuda a mejorar el sistema inmunológico, ya que los almidones resistentes actúan como prebióticos que alimentan las bacterias saludables en el intestino.
Tomar uno o más suplementos inmunoestimulantes. Aunque una alimentación saludable a base de alimentos enteros es fundamental para la salud, en algunos casos es posible que necesite uno o dos suplementos.

Los nutrientes que son importantes para una función inmunológica saludable incluyen vitaminas A, C, D3, K1, K2, zinc, selenio y vitaminas B. La quercetina es otro suplemento que parece prometedor para la prevención de enfermedades virales, incluido COVID-19.

Beber té de chaga. Los altos niveles de antioxidantes en el té de chaga pueden aumentar su función inmunológica. Los hongos Chaga también están repletos de beta-d-glucanos que aumentan la eficiencia de los macrófagos y las células asesinas.
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.