Por FAO México, 04 de diciembre del 2019.

La Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (ASERCA), con el acompañamiento técnico de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en México, organizaron el primer Seminario Internacional “Fortalecimiento del almacenamiento de granos en el centro y sur del país”.

El seminario fue un espacio para socializar experiencias de actores de otras latitudes del mundo y facilitó el conocimiento de la importancia del desarrollo de herramientas metodológicas para el fortalecimiento de almacenamiento a pequeña y mediana escala, analizando el panorama global y nacional de políticas públicas.

Estados como Chiapas, Estado de México, Oaxaca, Puebla y Veracruz enfrentan retos considerables en almacenamiento, comercialización y abasto de granos. Dicho sector productivo se caracteriza por una producción a pequeña y mediana escala relacionada con altos niveles de pobreza de hasta el 58% de la población rural, con dificultades para la gestión post-cosecha y encarando a una estructura de comercialización, mercados informales y poco desarrollados.

La FAO y ASERCA se encuentran desarrollando un mecanismo de certificación para fortalecer el manejo y la comercialización de granos, mejorando la organización, gestión de calidad y el acceso a financiamiento por los centros de acopio, buscando lograr una mayor vinculación de las y los pequeños y medianos productores en el abasto local y regional en los estados del centro y sur del país.

“Estamos en un extraordinario tiempo en México, el tiempo de una transformación profunda, tenemos que voltear a ver a los sectores tradicionalmente olvidados, las y los pequeños y medianos productores”, destacó Lina Pohl Alfaro, Representante de la FAO en México, “voltear a ver a las regiones centro y sur del país, pensando en formas innovadoras y nuevas tecnologías, en cómo realmente llevamos la calidad de lo que se hace a esos productores, esa ha sido siempre la apuesta de la FAO; esa es ahora la apuesta del país y nos sentimos muy complacidos de poder contribuir en este esfuerzo”.

“Las y los pequeños productores son la base y solución para la adaptación al cambio climático, para lograr seguridad, soberanía y suficiencia alimentaria en este país y en particular de un grano que es la base de la cultura mexicana. Somos hombres y mujeres de maíz, ese es nuestro grano básico y tenemos que asegurar que las y los mexicanos puedan tener acceso a éste, a tiempo y de manera oportuna, almacenado en las mejores condiciones, con los mejores estándares de calidad”, añadió la Representante de la FAO en México.

Por su parte, Arturo Puente González, Director en Jefe de ASERCA, comentó sobre la importancia de un sistema de almacenamiento moderno y eficiente de granos dirigido a los pequeños y medianos productores, fundamental, no sólo para procurar la oferta de alimentos sino para las grandes concentraciones de población como en las zonas con menor acceso. También puede jugar un papel significativo en el desarrollo rural y económico de importantes regiones al revalorar las diferentes variedades de maíz. De ahí el énfasis en las entidades del sur-sureste del país.

Al finalizar la inauguración del Seminario, Octavio Jurado Juárez, Gerente General de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario (AMSDA) comentó: “La agricultura ha cambiado; si bien la seguridad alimentaria está en lo más alto en la agenda global, también es amenazada por el cambio climático y eventos catastróficos extremos. Para México el agua ya es un factor crítico, la pérdida de biodiversidad en los suelos pone en riesgo a los recursos naturales, desafíos globales donde se necesitan respuestas integrales. El almacén es un factor central que permite hacer una conexión afortunada y sobre todo disminuir la pérdida post-cosecha que es un desafío que compartimos con la FAO”.

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.