Por Mercola en Español, 18 de octubre del 2019.

Según un estudio reciente, las bolsas de té juegan un papel importante en este problema, ya que arrojan miles de millones de fragmentos de microplásticos al agua.

Investigadores de la Universidad de McGill en Canadá tomaron cuatro bolsas de té diferentes y retiraron el té. Luego las colocaron en agua hirviendo para simular el proceso de preparación del té. Descubrieron que una sola bolsa de té libera alrededor de 11.6 mil millones de partículas microplásticas, además de otras 3.1 mil millones de partículas no plásticas que son aún más pequeñas.

Los estudios han demostrado que los microplásticos se encuentran en el suelo, el aire, la nieve e incluso en los alimentos. Pero la cantidad de partículas de plástico liberadas por una sola bolsa de té es miles de veces mayor que cualquier cantidad encontrada previamente en otros alimentos o bebidas.

Los investigadores descubrieron recientemente que los humanos están consumiendo su propia contaminación plástica tras encontrar partículas microplásticas en las heces humanas.  Se estima que los humanos consumen cerca de 5 gramos de plástico a la semana, el equivalente de una tarjeta de crédito.

Aunque los investigadores aún se encuentran descubriendo los efectos del consumo de microplásticos en la salud, los estudios han relacionado estas partículas con la alteración de la microbiota, el deterioro del metabolismo y la toxicidad hepática.

Nuestro aprecio por los productos desechables ha dejado un rastro de destrucción. Pero, ¿cómo podemos solucionarlo? Al ser consumidores más conscientes. Evite el consumo de agua embotellada, reduzca el uso de todoS los productos plásticos, evite la ropa de microfibra como el vellón, recicle todo lo que pueda y, aléjese de las bolsas de té.

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.