Inauguran Primer Congreso de Agroecología en Chiapas

Primer Congreso Mexicano de Agroecología

Por Elio Henríquez, La Jornada,  13 de mayo de 2019

Con el propósito de vincular a los sectores participantes y actores sociales promoviendo la articulación de las organizaciones y la academia para dinamizar el proceso productivo del campo mexicano, este lunes fue inaugurado en esta ciudad el Primer Congreso Mexicano de Agroecología, que se realizará del 13 al 17 de este mes, organizado por el Colegio de la Frontera sur (Ecosur) y la Universidad Intercultural de Chiapas (Unich).

El rector de la Unich, Jorge Luis Zuath Macías dijo que con la reunión, en la que participan con ponencias alrededor de 20 países, se busca “fortalecer acuerdos, ideas, propuestas y acciones que se traduzcan en políticas públicas que promuevan que la agroecología escale como una forma de procuración alimentaria respetuosa del entorno naturales, que sea social y económicamente aceptable”.

Al dar la bienvenida a los asistentes al encuentro, que reúne más de 600 participantes, señaló que el objetivo “es reflexionar a través de diversas actividades acerca del enorme potencial que posee México sobre experiencias agroecológicas desde el sector académico y desde la perspectiva de los actores de la sociedad civil, agricultores y el sector privado”.

El investigador Víctor Toledo manifestó que “el modelo agroecológico surge como la única opción en el mundo al problema de la producción de alimentos que enferman y destruyen el equilibrio de la naturaleza”.

Sostuvo que “la amenaza que vivimos se hace cada vez más grave”, además de que el modelo agroindustrial “es cada vez más destructivo. La mayor parte de los alimentos que consumen en el mundo, 60 por ciento, provienen de los pequeños productores campesinas y de las familias”.

Expresó que la riqueza biocultural de México “ha permitido el avance de la agroecología hombro con hombro con las comunidades y que además ha creado un gran frente de resistencia expresado por más de 500 conflictos socioambientales en el país que no son más que 500 resistencias frente al avance destructivo del capital corporativo, expresado en los grandes megaproyectos de todo tipo”.

Afirmó que la riqueza biocultural del país “es también elemento fundamental para construir una agroecología a la mexicana y que por tanto reconoce la importancia de los saberes, experiencias, valores y tecnologías tradicionales”.

Con este contexto histórico, abundó Toledo, “tenemos que perfilar el futuro que tampoco puede desarraigarse y desprenderse del contexto global. El contexto global y la historia mundial nos dicen que estamos en una fase crítica y de emergencia con la peor amenaza de la humanidad, producto de 200 años de desarrollo de una civilización moderna, basada fundamentalmente en el despliegue del capitalismo”.

Expresó su deseo de que el congreso que hoy inició “logre generar una declaratoria en la que exijamos que la agroecología se convierta en política pública”.

FuenteLa Jornada
COMPARTIR
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.