Por Jorge A. Pérez Alfonso, La Jornada, 12 de mayo de 2019

Oaxaca, Oax., Francisco Toledo, fundador del patronato Pro Defensa y Conservación del Patrimonio Cultural y Natural de Oaxaca, consideró un avance la iniciativa de ley para la prevención y gestión integral de residuos sólidos que la 64 Legislatura local aprobó el 12 de abril pasado, la cual prohíbe el uso de plásticos como bolsas y botellas desechables.

Sin embargo, refirió que la propuesta prevé que las grandes empresas tengan sólo 6 meses para dejar de usarlas y los pequeños comerciantes un año, lo que los deja en una situación compleja, pues en ambos casos compran estos productos para largo tiempo y remplazar el plástico por otros materiales no es barato ni sencillo.

Cuestionó que el uso de vidrio tampoco sea una solución, pues para fabricar este material se requieren grandes cantidades de energía, además de químicos que se emplean para su lavado contaminan igual o peor que los plásticos.

Afirmó que si bien simpatiza con la prohibición de usar polímeros contaminantes, la iniciativa de ley debe ir acompañada con acciones del gobierno, como enseñar a los consumidores a reducir el uso de este material y que tenga acercamientos con los empresarios y pequeños comerciantes para darles beneficios fiscales y en conjunto busquen otras opciones para distribuir sus productos.

Consideró que faltó ir a fondo en temas de manejo de residuos sólidos y contaminantes en aire y agua, pues el calentamiento global es un tema muy gave que debe ser atendido, como la contaminación provocada en ríos por las mineras del Valle de Ocotlán.

Preocupación de Femsa y Nestlé

Mientras tanto, el secretario de Economía del estado, Juan Pablo Guzmán Cobián, refirió que tras la aprobación de esta iniciativa de ley, las empresas Femsa-Coca Cola y Nestlé, entre otras, han mostrado preocupación, pues participan en la economía del estado mediante la comercialización de sus productos.

Afirmó que sustituir el plástico requerirá grandes cantidades de vidrio, aluminio o cartón para las 8 regiones del estado, lo que encarecerá los productos, y las envasadoras de agua o fábricas de plásticos locales podrían quebrar y en el caso de Femsa, PepsiCo y Nestlé saldrían de Oaxaca.

Agregó que según estimaciones de la Secretaría de Economía local, con esta iniciativa impulsada por la 64 Legislatura serán afectados 85 mil 404 comercios, 37 mil 984 industrias manufactureras y 24 mil 398 negocios dedicados a la preparación de alimentos.

FuenteLa Jornada
COMPARTIR
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.