Por Dr. Joseph Mercola, 18 de abril de 2019

Historia en breve

  • Para que un sistema inmunológico pueda funcionar de manera óptima, con el fin de aliviar mejor los síntomas de alergias y disminuir las reacciones, debe enfocarse en una alimentación saludable, alivio del estrés y el ejercicio
  • Es importante limitar la exposición al polen tanto en ambientes encerrados como al aire libre, para reducir las alergias de la primavera

En gran parte de los Estados Unidos, las alergias primaverales pueden comenzar desde febrero hasta el verano. El polen de los árboles es un típico alérgeno de la primavera, aunque con frecuencia las personas presentan alergias a tres o cuatro especies de árboles y plantas. Las esporas de moho en el aire son otro típico responsable.

Podría ser de utilidad monitorear el recuento de polen al aire libre, pero solo se beneficiará si permanece en ambientes encerrados en los días que el recuento es alto, si estos niveles elevados incluyen tipos de polen a los que es alérgico (las pruebas de alergia pueden ayudarle a determinar sus alergias).

Una mejor opción sería estar preparado para enfrentar sus alergias primaverales, independientemente de cuál sea el recuento de polen del día.

¿Cómo se desarrollan las alergias estacionales?

En los Estados Unidos, las alergias estacionales, algunas veces llamadas fiebre del heno, podrían afectar hasta al 8 % de la población. Pueden provocar un sin número de síntomas molestos, como estornudos, congestión o secreción nasal, ojos llorosos con picazón, y picazón en la nariz, boca o garganta.

Las alergias son la reacción del cuerpo hacia las partículas que considera extrañas (alérgenos). La primera vez que el cuerpo se encuentra con un alérgeno, sus células plasmáticas liberan inmunoglobulina E (IgE), un anticuerpo específico para ese alérgeno.

La IgE se adhiere a la superficie de los mastocitos, que se encuentran en gran número en los tejidos de la superficie, como la piel y membranas mucosas nasales, donde ayudan a mediar las respuestas inflamatorias. Los mastocitos liberan diversos mediadores químicos importantes, como la histamina.

La segunda vez que el cuerpo se encuentra con un alérgeno en particular, en unos minutos sus mastocitos se activan y liberan un poderoso cóctel de histamina, leucotrienos y prostaglandinas, que desencadenan toda una cascada de síntomas relacionados con alergias.

El Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología (ACAAI, por sus siglas en inglés) indicó:

“Una de las maravillas del cuerpo humano es que puede defenderse contra invasores dañinos, como virus o bacterias. En algunas personas, el cuerpo reacciona a sustancias inofensivas como el polvo, moho o polen al producir un anticuerpo llamado inmunoglobulina E (IgE).

Cuando los pacientes con una de las enfermedades alérgicas (como rinitis o asma) están expuestos a estas sustancias, el sistema inmunológico se une a sus defensas y libera una serie de complejas armas químicas para atacar y destruir al supuesto enemigo.

En el proceso, se pueden experimentar algunos síntomas desagradables y, en casos extremos, posiblemente fatales.

… Podría producirse una reacción alérgica en cualquier parte del cuerpo, pero por lo general se presenta en la piel, ojos, revestimiento estomacal, nariz, senos nasales, garganta y pulmones; es decir, áreas donde se establecen células especiales del sistema inmunológico para combatir a los invasores que son inhalados, absorbidos, o que entran en contacto con la piel”.

Recomendaciones para sobrevivir la temporada de alergias primaverales

Si está cansado de padecer el que podría ser uno de los momentos más agradables del año, enseguida se encuentran algunas de las mejores estrategias de supervivencia con las que podrá apoyarse para combatir las alergias:

1. Limite su exposición al polen

Para minimizar sus síntomas de alergia, el ACAAI sugiere disminuir su exposición al polen de la siguiente manera:

• Evite la ropa elaborada de telas sintéticas, ya que pueden producir carga eléctrica cuando son frotadas, lo que puede atraer y hacer que el polen se adhiera a su cuerpo. Las mejores opciones incluyen a las fibras naturales, como el algodón.

• Haga ejercicio al aire libre antes del amanecer, al atardecer o a tempranas horas de la noche, ya que en esos momentos los recuentos de polen están en sus niveles más bajos. El ejercicio intenso se puede hacer mejor en espacios encerrados, ya que al incrementar su frecuencia respiratoria podría ocasionar que inhale más polen.

• Utilice guantes y mascarilla cuando realice jardinería. Para filtrar el polen, utilice una máscara con filtro clasificado como grado 95 por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH). También, evite tocarse los ojos y cuando termine, asegúrese de bañarse y lavar su ropa.

• Al disminuir su exposición a los alérgenos en espacios encerrados también puede ayudar a reducir los síntomas de alergia primaveral.

Para mejorar la calidad del aire en ambientes encerrados, aspire su hogar con regularidad, incluyendo a sus muebles, utilice una aspiradora con filtro HEPA, deje los zapatos junto a la puerta para evitar arrastrar tierra por la casa y use un deshumidificador o purificador de aire con filtro HEPA.

2. Pruebe remedios naturales

La naturaleza puede proporcionar alivio a las alergias a través de un sin número de hierbas naturales y vitaminas. Podría considerar las siguientes opciones:

Picantes — Los chiles picosos, rábano picante y mostaza picante, funcionan como descongestionantes naturales. De hecho, en un estudio realizado en 2009, un aerosol nasal que contenía capsaicina (derivado de chiles picantes) redujo significativamente los síntomas de alergia nasal.

• Quercetina — Es un antioxidante que pertenece a un tipo de sustancias vegetales hidrosolubles llamadas flavonoides.

Los alimentos que son ricos en quercetina (como las manzanas, bayas, uvas rojas, cebollas rojas, alcaparras y té negro) pueden prevenir la liberación de histamina, por lo que son “antihistamínicos naturales”.

La quercetina también está disponible en forma de suplemento, la típica dosis para tratar la fiebre del heno es de 200 a 400 miligramos (mg) por día.

• Petasita (Petasites hybridus) — Este otro antihistamínico natural se ha utilizado para tratar la tos y asma desde el siglo XVII.

Desde entonces, los investigadores han identificado compuestos en la petasita que pueden ayudar a disminuir los síntomas del asma al inhibir los leucotrienos e histaminas, que pueden ser responsables del agravamiento de los síntomas del asma.

En un estudio alemán, el 40 % de los pacientes que tomaron extracto de raíz de petasita pudieron reducir su consumo de medicamentos convencionales para tratar el asma. Sin embargo, he aquí una advertencia.

La petasita es un miembro de la familia de la ambrosía, por lo que, si es alérgico a esta planta, la caléndula, margarita o crisantemo, no debe emplear la petasita.

Además, no debe utilizarse la hierba sin procesar porque contiene sustancias llamadas alcaloides pirrolizidina que pueden ser tóxicas para el hígado, riñones y podrían causar cáncer. En los productos comerciales a base de petasita se han eliminado muchos de estos alcaloides.

• Sello de oro (Hydrastis canadensis) — Esta planta puede ser útil para las alergias estacionales. Los estudios de laboratorio sugieren que la berberina, el ingrediente activo en el sello de oro, cuenta con propiedades antibacterianas y potenciadoras inmunológicas.

Aceite de eucalipto — Este aceite esencial puro puede curar las membranas mucosas. Puede aplicar una gota en una bola de algodón y olerla varias veces al día, agregar unas gotas en el agua (o nebulizador, si tiene alguno) para realizar un tratamiento con vapor, o utilizar algunas gotas en el agua de la bañera.

• Vitamina C — Esta vitamina es otro antihistamínico natural. La doctora en medicina naturista, Dra. Doni Wilson, dijo para The Huffington Post, ” … Es necesario tomar 500 a 1 000 mg., tres veces al día, para disminuir los síntomas”.

Té verde — Si es alérgico al polen del cedro, debe informarse sobre un tipo de té verde japonés ligeramente fermentado y orgánico llamado “Benifuuki”.

Este té ha demostrado inhibir fuertemente la activación de los mastocitos y liberación de histamina, además de aliviar los síntomas de la secreción nasal y picazón ocular en personas con alergia al polen del cedro.

3. Riego nasal

Utilizar una tetera para lavado nasal (una olla pequeña con forma de tetera) es una técnica simple para limpiar de forma segura los irritantes en los senos nasales, incluyendo a los alérgenos. El procedimiento consiste en verter agua en una fosa nasal y dejar que fluya por la otra. Aquí podrá encontrar instrucciones detalladas para hacer el riego nasal.

Asegúrese de evitar el uso de agua de la llave, ya que podría estar contaminada con amebas u otros contaminantes. Utilice únicamente agua destilada, esterilizada, hervida previamente o filtrada con un filtro que tenga poros de un diámetro absoluto de 1 micrón o mayor.

4. Homeopatía

Las soluciones homeopáticas contienen dosis minúsculas de plantas, minerales, productos animales u otros compuestos que pueden causar síntomas similares a los que ya experimenta.

Los remedios se han diluido muchas veces, y la idea es que la sustancia estimule el proceso de curación de su propio cuerpo. Si bien, la investigación sobre la homeopatía es limitada, de acuerdo con la evidencia anecdótica, muchas personas han encontrado alivio de los síntomas alérgicos por medio de remedios homeopáticos.

5. Alimentación, ejercicio y alivio del estrés

Muchas personas no saben que sus hábitos pueden influir en sus síntomas alérgicos.

La estrategia “curar y sellar” el intestino ha demostrado ayudar a aliviar los síntomas alérgicos, y la clave es eliminar los alimentos inflamatorios, como los granos y alimentos procesados, e incluir alimentos más saludables, entre ellos los alimentos fermentados, que sustenten un equilibrio adecuado de bacterias intestinales.

Llevar una alimentación saludable basada en alimentos sin procesar, idealmente orgánicos o cultivados en su localidad, incluyendo a los alimentos fermentados, además de optimizar sus niveles de vitamina D y corregir su proporción de grasas omega-3 a omega-6, sentará la base para que el sistema inmunológico funcione de manera óptima.

Lo curioso es que, en cuanto al tema de la alimentación, si padece alergias al polen de los árboles, debe evitar los aguacates cuando los árboles sean polinizados para evitar que se agraven sus síntomas.

En The Huffington Post, Mike Tringale, vicepresidente ejecutivo superior de Asuntos Externos de la Fundación de Asma y Alergia de los Estados Unidos (AAFA, por sus siglas en inglés), explicó con más detalle la importancia de llevar un estilo de vida saludable para combatir las alergias:

“Un trastorno alérgico significa que su sistema inmunológico enfrenta una enfermedad crónica… El ejercicio puede reforzar su sistema inmunológico, lo que significa que puede ser una estrategia útil cuando combate alergias.

La inmunoterapia [como por ejemplo las inyecciones contra las alergias] puede incrementar su tolerancia a los factores desencadenantes, pero aun así su cuerpo producirá anticuerpos contra esos alérgenos”.

Cuando se encuentra sano, su cuerpo puede tolerar aún mejor el factor desencadenante antes de que ocurra una reacción. Incluso es importante aliviar la sensación de estrés, ya que el estrés crónico puede debilitar su sistema inmunológico.

Las investigaciones demuestran que las personas con estrés emocional persistente podrían presentar brotes de alergias más frecuentes, así que asegúrese de cuidar su salud emocional.

Las 10 peores ciudades durante la temporada de alergias primaverales

La AAFA ha emitido la lista “Spring Allergy Capitals 2019”, que proporciona información sobre las ciudades de los Estados Unidos donde las personas resultan más afectadas por los síntomas de alergias estacionales.

El informe no solo considera las puntuaciones de polen, sino también las tasas de uso de medicamentos para alergias, y el número de alergólogos certificados en cada área. Estas son las 10 peores ciudades:

  • McAllen, Texas
  • Jackson, Mississippi
  • Providence, Rhode Island
  • Memphis, Tennessee
  • Springfield, Massachusetts
  • Louisville, Kentucky
  • New Orleans, Louisiana
  • Scranton, Pennsylvania
  • Baton Rouge, Louisiana
  • Richmond, Virginia

La neutralización por provocación podría proporcionar alivio permanente de las alergias

La neutralización por provocación (PN), que es impartida por la Academia Americana de Medicina Ambiental (AAEM, por sus siglas en inglés), podría ser muy efectiva para aliviar las alergias. Fui miembro de la AAEM y administré este tratamiento en mi consultorio cuando ejercía mi profesión.

La PN puede proporcionarles a muchas personas alérgicas un alivio permanente sin efectos secundarios adversos. La tasa de éxito de este enfoque es de alrededor de 80 a 90 %, y podría recibir el tratamiento en su hogar.

La provocación se refiere a “provocar un cambio” y la neutralización se refiere a “neutralizar la reacción causada por la provocación”. Durante la neutralización por provocación, se inyecta una pequeña cantidad del alérgeno vía intradermica para desarrollar un pequeño bulto llamado “roncha” en las capas superiores de la piel, que luego se controla para detectar una reacción.

Si tiene una reacción positiva, como fatiga, dolores de cabeza o crecimiento en el tamaño de la roncha, el alérgeno se neutraliza con inyecciones diluidas o con gotas del mismo alérgeno que entra en la boca.

Si está interesado en tener acceso al enfoque PN, la AAEM tiene una lista de médicos y consultorios capacitados en esta técnica altamente efectiva y recomendada. Además, es importante recordar que el enfoque PN no es un reemplazo de un programa de recuperación de alergias comprehensivo ni de un estilo de vida saludable.

FuenteDr. Mercola
COMPARTIR
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.