Por Maya Politikon, 5 de febrero de 2019

Organizaciones sociales marcharon el lunes 11 contra la trasnacional Monsanto cuyo plan es sembrar 5,000 hectáreas con semillas transgénicas.

Monsanto quiere actuar con total impunidad y el gobierno local no le ha pedido cuentas, denunció José Luis Sánchez González, de la Coordinación Nacional Plan de Ayala, según publicó NNC.mx 

La trasnacional compró 5,000 hectáreas en el área de Santiago Ixcuintla y parte de San Blas, y su plan es cultivarlas en el ciclo primavera-verano, que comienza el 1 de marzo.

“En diversas partes del mundo, [Monsanto] ha sido expulsado porque se ha descubierto que buena parte de sus productos son cancerígenos”, recordó Sánchez en Tepic.

Nos oponemos porque “sería el inicio de la contaminación de granos en la entidad”, indicó Sánchez González.

Nayarit es junto con otros nueve estados donde las empresas de transgénicos han solicitado permiso para cultivar maíz en los últimos años, según del Centro de Estudios para el Cambio en el Campo Mexicano.

 Hasta 2014, las autoridades competentes (Cibiogem) habrían aprobado 194 de 327 solicitudes, que entonces abarcaban en total siete millones 738 mil 932 hectáreas 

El problema no es nuevo en México. La historia de la liberación “legal” de transgénicos al ambiente comenzó en 1988, recuerda Daniel Sandoval Vázquez en su estudio “Treinta años de Transgénicos en México”.

Sandoval Vázquez es integrante del Centro de Estudios para el Cambio en el Campo Mexicano.

El primer caso en México

En 1998 la empresa Sinalopasta (de la estadounidense Campbell’s) solicitó la autorización para la siembra experimental de tomate transgénico, la cual le fue autorizada ese mismo año.

Según el mismo estudio, desde entonces el fenómeno ha crecido y se ha extendido.

El gobierno de Vicente Fox publicó el 18 de marzo de 2005 la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (que fue calificada Ley Monsanto), lo que detonó la presencia de transgénicos.

En efecto, aprobado en medio de una fuerte crítica de la sociedad civil y productores agrícolas, dicha ley fue llamada “Ley Monsanto” por considerarse que fue hecha a la medida para favorecer a esa trasnacional de los transgénicos.

De 853 solicitudes que Cibiogem recibió de 2005 a agosto de 2017,  379 fueron presentadas por Monsanto y 168 por Bayer, que juntas acaparan más del 60 por ciento del total, precisa el estudio

Las empresas Dow AgroSciences, phi-Pioneer y Syngenta pueden ser consideradas otro bloque predominante.

Alerta en la península de Yucatán

En la Península de Yucatán el problema está patente en la zona de Campeche donde los menonitas tienen grandes extensiones de cultivos de soya.

Eventuales permisos para el cultivo comercial de soya en los tres estados de la Península –Yucatán, Quintana Roo, Campeche– tienen en alerta a productores agrícolas y apicultores.

FuenteMaya Politikon
COMPARTIR
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.