Por Graciela Vizcay Gomez, Alainet, 10 de enero de 2019

La Unión Económica de Eurasia (EAEU), incluidos los países de Rusia, Kirguistán, Kazajstán, Armenia y Bielorrusia, ha introducido un etiquetado claro de OGM en todos los alimentos y productos de suplementos que contienen organismos modificados genéticamente, a partir de la semana pasada.

A partir del 26 de diciembre de 2018, todos los países miembros de la Unión Económica de Eurasia (EEU) deberán marcar los productos que contengan organismos modificados genéticamente (OGM).

El Servicio Federal de Supervisión de Protección y Bienestar del Consumidor de Rusia (Rospotrebnadzor) anunció en 2016 que estaba invitando a todos los países de EAEU a aplicar una etiqueta de “OGM” en el embalaje de productos alimenticios que contienen organismos modificados genéticamente.

El Rospotrebnadzor y la EAEU confirmaron las enmiendas propuestas a los reglamentos técnicos sobre el etiquetado de productos alimenticios en la EAEU, a pesar de las objeciones de algunos fabricantes de alimentos de la Unión Europea, quienes afirmaron que la nueva etiqueta de OGM causará problemas para el comercio internacional.

El documento ha pasado por todos los procedimientos necesarios, incluidas las discusiones públicas y la coordinación con todos los países miembros de la EEU.

La CEE otorgó 12 meses a las empresas para prepararse para la introducción del nuevo requisito. De acuerdo con las nuevas regulaciones, el tamaño básico de la etiqueta GMO no debe ser inferior a 5 mm. Los reglamentos técnicos también requieren que la etiqueta de OGM se aplique de una manera que permita una fácil lectura y visibilidad a lo largo de la vida útil de los productos alimenticios y de suplementos.

El anuncio de las reglas claras de etiquetado de OGM en la EAEU se conocen después de las desastrosas reglas de etiquetado de OGM anunciadas en los EE. UU. el mes pasado, que según Consumer Reports no ayudarán a los consumidores en Estados Unidos a identificar fácilmente los alimentos que han sido diseñados genéticamente o que contienen ingredientes modificados genéticamente.

En junio de 2016, la Duma Estatal de Rusia adoptó la tercera y última lectura de un proyecto de ley del gobierno que introdujo una  prohibición total  del cultivo y la cría en Rusia de plantas y animales genéticamente modificados (GM), excepto con fines de investigación científica.

Mientras tanto, en diciembre de 2018, el gobierno de Kirguistán anunció que está previsto que se convierta en el segundo país del mundo en cambiar su nación entera a un paraíso de agricultura orgánica 100%.-

FuenteAlainet
COMPARTIR
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.