Llene de vida su jardín con el amaranto ornamental1

Sembrar sus propios cultivos es una de las mejores maneras de garantizar su acceso a alimentos frescos y sin químicos, y es una actividad que disfrutan los jardineros grandes y jóvenes cada año

Por el Dr. Mercola, 26 de octubre de 2018

Historia en Breve

  • Aunque técnicamente el amaranto no es un grano sino una semilla, puede utilizarse para hacer palomitas, hervirse, asarse y agregarse en cremas y guisados como un delicioso espesante, cargado de nutrientes
  • Las hojas pueden recolectarse a lo largo de la temporada de crecimiento, pero las semillas requieren hasta tres meses para madurar. Las semillas son altas en proteínas y lisina –un aminoácido esencial– son fáciles de digerir, tienen un alto contenido de fibra y en comparación con la mayoría de los vegetales, contienen mayor cantidad de minerales, como calcio y hierro, al igual que carotenoides

Una de las mejores formas de garantizar su acceso a alimentos frescos y sin químicos es al cultivar sus propias frutas y vegetales.

La encuesta anual de jardinería nacional1 encontró que la proporción de jardineros adultos mayores se mantenía estable, mientras que la cantidad de personas más jóvenes que disfrutan de la jardinería había alcanzado su máximo histórico. La jardinería en macetas y jardín también han establecido nuevos récords.

La jardinería proporciona una experiencia sensorial y puede ayudar a mejorar su estado de ánimo.2

Un estudio de los Países Bajos sugiere que la jardinería podría combatir el estrés mejor que otras actividades de ocio. Un estudio de Noruega encontró que las personas con depresión o trastorno bipolar experimentaban notables mejoras después de pasar seis horas a la semana durante tres meses haciendo jardinería.3

Existe una gran cantidad y variedad de plantas que puede incluir en su jardín o contenedores en el patio. Algunas plantas tienen diversos propósitos, tal como sus hojas y semillas comestibles, así como sus flores hermosas. El amaranto es un maravilloso ejemplo de una planta que podría considerar para su huerto o jardín de flores, ya que es una excelente opción para ambos.

Historia del amaranto

Los incas utilizaron el grano de amaranto como un alimento preciado y saludable, pero es posible que encuentre que las flores tienen un gran valor ornamental en un lecho de jardín soleado. Las especies del grano de amaranto han sido importantes durante varios miles de años, y la mayor superficie conocida se cultivó durante la civilización azteca en el siglo XV.4

Sin embargo, cuando Cortés y su ejército entraron en la capital azteca encontraron que el amaranto era más que un mero alimento, ya que se utilizaba en actos ceremoniales y religiosos.

Cortés se empeñó en eliminar los rituales paganos, y por eso ordenó que los campos de amaranto fueran quemados y se impusiera un castigo estricto, incluyendo la muerte, para los que poseyeran el grano.5

Durante los últimos dos siglos, el grano de amaranto se ha cultivado en todo México, Centroamérica, India, China y África Oriental.

En México hay un movimiento para revivir el amaranto como cultivo básico, ya que tiene un alto valor nutricional y es capaz de soportar altas temperaturas. Aunque en realidad no es un grano, su composición nutricional es tan similar que a menudo se incluye entre los granos de cereales.6

Las plantas suelen tener un tono morado, rojo o dorado brillante, y conservan su color incluso después de ser recolectadas y secadas.

En los Estados Unidos, la investigación realizada por agrónomos comenzó en los años 70 para adaptar las variedades al clima del país. Hoy en día, unos cuantos miles de acres se cultivan con fines comerciales en los Estados Unidos, que ha aumentado ligeramente cada año desde los años 80.7

Ahora, los jardineros que incluyen amaranto en sus campos saben que, a menudo después de una temporada la planta regresa y brota en otros lugares. La planta de amaranto puede dispersar miles de semillas de la planta madre,8 que brotan fácilmente en suelo fértil.

Cómo proporcionarle nutrición, color y estilo a su jardín

La familia del amaranto cuenta con casi 60 variedades diferentes.9 Algunas se cultivan y recolectan como alimento, mientras que otras son consideradas como maleza. La variedad cuyo nombre en inglés es “Love-lies-bleeding” (amaranto cola de zorro) se refiere a una de las plantas tipo ornamental, pero solo es una variedad del género Amaranthus.

Otras variedades, como la “planta fuente” o “túnica de José”, se encuentran en los jardines ornamentales. Es habitual que la planta ornamental tenga un conjunto de flores en forma de borla, ya sea caídas o erectas, que también puede tener hojas y semillas comestibles. A menudo, las flores son rojas, pero las variedades incluyen tonos naranja, amarillo y verde.

Las hojas de la planta pueden ser tan decorativas como las flores. Algunas variedades tienen follaje de color bronce o morado que varía en altura, entre 20 pulgadas hasta 5 pies o más. La variedad más alta debe sembrarse atrás del borde o junto a otras plantas anuales altas.

Ya que muchas variedades de amaranto tienen hojas y semillas comestibles, es una opción natural para un huerto ornamental.

Otro nombre de una variedad de amaranto es el bledo (pigweed, en inglés),10 un vegetal de hoja verde anual que puede aparecer en el jardín sin ser sembrado. Ha servido para atrapar a los minadores de las hojas y otro tipo de plagas, y así proteger a los escarabajos de tierra que se aprovechan de las plagas de insectos.

Muchos viveros cuentan con uno o dos tipos diferentes de amaranto, pero otros podrían tener diversos colores y variedades, entre los que incluyen:11

  • Huauhtli — Tiene múltiples conjuntos plumosos y verticales de color anaranjado
  • Túnica de José — Tiene hojas moradas y flores de color rojo vivo
  • Cabeza de elefante — Tiene cúmulos de flores inusualmente densos, que terminan en una flor similar en forma de tallo
  • Cola de zorro — Flores de color rojo oscuro en una planta de cinco pies de altura
  • Cola verde — Un tipo de amaranto con espiga colgante, que se desarrolla bien en recipientes o macetas suspendidas

Método para cultivar plantas de amaranto saludables y obtener una cosecha completa

Las semillas de la planta de amaranto son muy pequeñas, por lo que es importante que su lecho con semillas tenga suficiente tierra fina y firme.12 Considere utilizar 30 % de perlita,13 30 % de composta y 30 % de turba de musgo para comenzar a cultivar. Siembre un puñado en una maceta y riegue la tierra ligeramente, mientras se asegura de no ahogar las semillas.

Aunque las semillas pueden plantarse directamente en el jardín de flores, si primero cultiva las plántulas en una maceta le permitirá sembrar las flores separadas aproximadamente a 10 pulgadas después de que las plántulas hayan germinado en la tierra. Podría tomar hasta dos semanas para que las nuevas plantas tengan de dos a cuatro hojas y estén listas para ser trasplantadas.

Puede extraer fácilmente las plántulas de la maceta y sembrarlas en un lecho elevado, en su jardín de flores o alguna maceta. Las plantas se desarrollan mejor cuando cuentan con una gran cantidad de material orgánico, pero de otra manera no requieren fertilización. En condiciones óptimas, aprecian el suelo bien drenado para reducir el riesgo de hongos.

El amaranto prefiere el clima cálido y es susceptible a las heladas.14 Cuando empiece a sembrar semillas al aire libre, asegúrese de que la tierra se encuentre cálida y que la probabilidad de heladas haya terminado. Este tipo de planta es muy tolerante a la sequía, y aunque no le agrada el riego excesivo, aprecia el riego constante.15

La plaga que más afecta a esta planta son los ciervos. A menudo abren el follaje y consumen las semillas tan fácilmente como cualquier otro vegetal. Por desgracia, solo pueden ser disuadidos cuando el área se encuentra cercada.16

Otras plagas, como los gusanos cortadores, áfidos y minadores de hojas también podrían dañar sus hojas. Un método efectivo para controlarlos es cubrir el lecho con un filtro fino o malla de nylon.17

Cómo recolectar las hojas y semillas

Al cultivar plantas para recolectar sus hojas, en su huerto de vegetales, puede comenzar a recolectar 40 días después de la siembra. Sin embargo, si su intención es sembrar las plantas por medio de semillas y flores para tener un jardín ornamental, debe esperar hasta el final de la temporada de crecimiento.

Después de 40 días, puede cortar la parte superior de la planta y crecerán tallos adicionales en cada lado, lo que hará que la planta obtenga un aspecto tipo arbusto y más pequeño. La planta seguirá creciendo hasta que ocurra la primera helada fuerte.

Puede comenzar a recolectar las semillas varias semanas antes de la primera helada, por lo general tres meses después de sembrar. La forma más sencilla de determinar si las semillas se encuentran listas es al sacudir o frotar suavemente las cabezas de las flores entre las manos. Cuando las semillas caen fácilmente, es una indicación de que están listas para ser recolectadas.

Si observa pequeñas aves reunidas alrededor de las plantas, es probable que consuman las semillas, otra indicación de que están listas para ser recolectadas.

Una vez que estén listas, la forma más fácil de recoger semillas es al inclinar la planta sobre un tazón y frotar la cabeza de semillas entre las manos.18 Esto se puede hacer de mejor manera en un clima seco y cuando utiliza guantes para proteger sus manos.

Otra opción es cortar las cabezas de las flores y colgar las plantas bocabajo para que se sequen en el interior. Algunas personas han encontrado que las semillas caen naturalmente de la cabeza de la flor sobre un recipiente que se encuentre debajo de la planta.

Sin embargo, otras personas se han percatado de que las plantas podrían volverse extremadamente frágiles, y entonces podría ser difícil separar la semilla de la cascarilla cuando se seca por dentro.

Si extrae las semillas después de secarlas en el interior, recuerde utilizar guantes para proteger sus manos. Existen diversas maneras de separarlas de las cabezas de semillas, incluyendo colocarlas entre dos piezas de tela y pisarlas sin zapatos o ponerlas dentro de una bolsa de papel y golpearlas.19

Modo de almacenar las semillas para los meses de invierno

Una vez recolectadas, las hojas podrán conservarse en su refrigerador tanto como las espinacas. Puede almacenarlas en un contenedor de vidrio hermético para que pueda utilizar el grano durante los meses de invierno. Si no obtuvo las semillas de amaranto en casa, estas se encuentran disponibles todo el año, excepto las hojas, ya que son de temporada.

La recolección de las semillas requiere mucho esfuerzo, por lo que si las compra en el mercado serán relativamente costosas.

Algunos fabricantes muelen el grano para hacer harina, que tiene más proteínas que la mayoría de las demás flores y mayor contenido del aminoácido lisina. La flor tiene un ligero sabor a pimienta y favorece el pan salado.

Si compra la semilla en la tienda, debe estar dentro de paquetes herméticos. Al igual que la mayoría de las demás semillas, el amaranto contiene un poco de grasa y se almacena mejor en el refrigerador o congelador para evitar la ranciedad.20

Las semillas y hojas de amaranto tienen un notable contenido nutricional

Técnicamente, el amaranto no es un grano sino una semilla,21 no contiene gluten, tiene hasta 17 % de proteínas y es de color marfil pálido. Además, tiene un alto contenido de lisina, un aminoácido esencial que por lo general es bajo en los cultivos de cereales.

El contenido de proteína presente en el grano de amaranto es comparable a la leche, pero más fácil de digerir. Sus proteínas principales son la albúmina y las globulinas, que, en comparación con las prolaminas en el trigo, son más solubles y digeribles.

El grano es alto en fibra y se ha relacionado con menores niveles de colesterol en animales de laboratorio. Asimismo, en comparación la mayoría de los vegetales el grano es más alto en minerales, tales como calcio, hierro, fósforo y carotenoides.

Una taza de semillas puede contener 15 miligramos (mg) de hierro y 18 mg de fibra; 105 % del valor diario por porción de manganeso. El amaranto también es el único grano que cuenta con un contenido documentado de vitamina C.22

Sugerencias para cocinar las semillas en el desayuno, almuerzo y cena

Una vez que el amaranto es cocido con agua, tiene un sabor ligeramente anuezado y una consistencia de pasta. Sin embargo, también puede hacerse como palomitas, asarse, hervirse o añadirse en otros platillos, lo que lo convierte en un producto versátil y muy nutritivo para su despensa.23

Para utilizarlo como cereal en el desayuno, cocínelo hasta obtener una consistencia parecida a una pasta con una proporción de 1 1/2 tazas de líquido por media taza de semillas de amaranto. Hierva el líquido junto con el amaranto, disminuya la flama y hierva a fuego lento hasta que se absorba el agua.

Si está sobrecocido, podría volverse gomoso y solidificarse, así que debe servirlo de inmediato. Considere añadir frutos secos, canela o bayas.

Puede ser cocinado junto con otros granos, como el arroz integral, de esta manera, no se vuelve tan pegajoso sino que le agrega un dulzor anuezado al platillo. Utilice una proporción de un cuarto de taza de amaranto por tres cuartos de taza de otro grano. También, podría agregar un par de cucharadas en cremas y guisados como un fuerte espesante.

Al igual que las semillas de maíz, el amaranto puede ser inflado o hacerse como palomitas.24 Debe evitar la acumulación de vapor y utilizar un sartén para freír, por lo que no debe colocar una tapa. Por desgracia, algunas semillas podrían saltar mientras son cocinadas, así que sería una buena idea estar atento y proteger sus ojos de cualquier semilla que se escape.

Trate de utilizar una olla alta para evitar que salten demasiadas semillas. También, es importante regular la temperatura ideal en su estufa para que las semillas no se quemen. Si la olla se encuentra demasiado caliente o no lo suficiente, se quemarán pero no se abrirán.25 Es posible que tenga que tirar los primeros, uno o dos lotes, hasta que se cocinen bien.

Agite la olla con frecuencia para que las semillas se muevan a las partes calientes de la olla y ayudarlas a abrirse de forma uniforme sin que las demás se quemen. Precaliente su olla para evitar quemar las semillas. Las palomitas de amaranto se pueden consumir solas o agregar en la granola casera, barras de granola y ensaladas.26

Recetas de amaranto fáciles de preparar

Es posible que sea difícil incluir amaranto en su alimentación si no consume un cereal estilo avena en el desayuno. Sin embargo, seguramente las siguientes recetas tentarán su paladar y podrían ayudar a estimular su creatividad al cocinar.

Estofado de amaranto ranchero mexicano cortesía del sitio web “Making Thyme for Health”27

Ingredientes

  • 1 taza de amaranto
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cebolla amarilla en cubitos
  • 3 ajos molidos
  • 1 chile jalapeño picado
  • 2 pimientos picados
  • 3 tazas de caldo de vegetales
  • 1 (14.5 onzas) lata de jitomate asados en el fuego y picados
  • 2 cucharaditas de comino molido
  • 1 cucharadita de chile en polvo
  • 1/2 a 1 cucharadita de pimienta de cayena al gusto
  • 15 onzas de frijoles negros remojados
  • 1/2 taza de cilantro picado
  • Jugo de 1 limón verde
  • 2 aguacates

Forma de preparación

  • Enjuague las semillas de amaranto con un colador fino para no perder ninguna. Caliente el aceite de oliva en una olla grande a fuego medio
  • Agregue los siguientes tres ingredientes y cocine durante 5 minutos. Añada el pimiento y los condimentos (comino, chile en polvo y pimienta de cayena) y mézclelos
  • Añada el caldo de vegetales y jitomates con su jugo. Disminuya la temperatura de ebullición y cocine durante 15 minutos para que espese ligeramente
  • Agregue el amaranto y continúe cocinando por otros 20 minutos. Agregue los frijoles negros, cilantro picado, jugo de 1 limón verde y mezcle
  • Cocine hasta que la mezcla este caliente. Sirva acompañado de aguacate y cilantro picado

Ensalada de amaranto estilo tabulé por cortesía del sitio web “Yummly”28

Ingredientes

  • 1 ½ tazas de agua fría
  • 1/2 taza de grano de amaranto integral sin cocer
  • 2 tazas de pepino inglés picado sin pelar
  • 1/2 taza de apio finamente rebanado
  • 1/2 taza de cebolla morada finamente picada
  • 1/4 taza de menta fresca picada
  • 1/4 taza de perejil fresco de hoja plana picado
  • 1/4 taza de piñones secos y tostados
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cucharadita de corteza de limón amarillo rallado
  • 2 cucharadas jugo de limón amarillo fresco
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita pimiento rojo picado
  • 1/2 taza de granos de garbanzo
  • 1 taza (4 onzas) de queso feta desmenuzado
  • Rodajas de limón amarillo (opcional)

Modo de preparación

  • Ponga 1 ½ tazas de agua fría y amaranto a hervir en una olla de tamaño mediano; baje la flama, cubra y cocine a fuego lento durante 20 minutos o hasta que el agua se haya absorbido casi completamente (debe tener una apariencia pastosa)
  • Mientras cocina el amaranto, combine el pepino y los siguientes 11 ingredientes en un tazón grande
  • Coloque el amaranto en un colador y enjuague con agua fría hasta que tenga la temperatura ambiente; escurra bien al presionar con el dorso de una cuchara

Agregue en la mezcla de pepino y combine. Añada el queso y mezcle suavemente. Puede decorar con rodajas de limón al gusto.

FuenteDr. Mercola
COMPARTIR
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.