“A través de los años, distintas culturas han observado la maravilla del funcionamiento de la naturaleza y aprendido de ella. Gracias a este aprendizaje se han desarrollado, alrededor del mundo, diversos sistemas de cultivo que imitan lo que naturalmente sucede en los ecosistemas.

Uno de ellos, muy importante para México, es la milpa. Todo lo que se encuentra en la milpa tiene una razón de ser, tanto para la naturaleza como para las personas que la cultivan y consumen. Variedades de maíz, frijol, calabaza son las que conocemos más, pero la milpa es mucho más. Chiles, quelites, amaranto, plantas medicinales, insectos, flores, una gran variedad de flora y fauna que constituyen un equilibrio perfecto, tanto para la tierra como para la alimentación de los humanos”.

Azucena Cabrera, coordinadora de Rancho Vía Orgánica, nos comparte en el siguiente audio, su experiencia con la milpa desde que era niña hasta la fecha. Nos explica el papel de cada cultivo en la milpa y nos recuerda la adaptabilidad que tiene el maíz, creciendo diverso en cada clima que se desarrolla.

Azucena Cabrera es agrónoma y desde hace 8 años colabora con Vía Orgánica. Apasionada de la tierra, siempre nos comparte su saber con una forma sencilla y a la vez profunda, inspirando y transformando nuestro sentir por la tierra y nuestros alimentos.

¡A comer de la milpa!, a disfrutar de todo lo que nos ofrece. Disfruta del maíz, las calabazas, el frijol, chile, quelites, huitlacoche, flores de calabaza, en fin, aprovecha la diversidad, el arcoíris de posibilidades que te regala la milpa.

La milpa es un modelo de producción de alimentos que ayuda a garantizar la seguridad alimentaria, devolviéndoles a los agricultores y campesinos la soberanía sobre los productos alimenticios básicos, diversos y saludables.

Si quieres escuchar más sobre la milpa, te invitamos a escuchar el programa de Radio Vía Orgánica, “Hablemos de la milpa“.

 

COMPARTIR