Por el Dr. Mercola, 20 de julio de 2018

Historia en Breve

  • Las alcachofas contienen grandes cantidades de fibra, así como nutrientes beneficiosos como las vitaminas C, K y B9 (folato), magnesio y potasio
  • Entre sus muchos beneficios, se ha demostrado que las alcachofas previenen el cáncer, regulan la presión arterial, promueven evacuaciones saludables y apoyan el corazón, la vesícula biliar y el hígado

Si bien la idea de cultivar alcachofas puede ser intimidante, le aseguro que llevar el sabor del Mediterráneo a su jardín puede ser más fácil de lo que se imagina. Las alcachofas son deliciosas cuando se sirven recién cultivadas e incluso se pueden cosechar en climas más fríos.

Si nunca ha tenido el placer de sumergir hojas de alcachofa al vapor en mantequilla derretida, orgánica y de vacas alimentadas con pastura para después extraer su tierna pulpa, ¡no sabe lo que se está perdiendo! Cuando haya terminado de saborear todas las hojas le estará esperando otro tesoro – el rico y terroso sabor del corazón de alcachofa.

Las alcachofas no solo tienen un sabor y textura que son maravillosamente únicos, sino que también contienen altas cantidades de fibra y un sinfín de nutrientes como las vitaminas C, K y B9 (folato), magnesio y potasio.

Se ha demostrado que las alcachofas ayudan a prevenir el cáncer, a regular la presión arterial, a promover movimientos intestinales saludables y a apoyar la vesícula biliar, el corazón y el hígado. Dadas sus muchas propiedades saludables, le recomiendo que considere la posibilidad de cultivarlas.

Datos interesantes sobre las alcachofas

Originarias de la región del Mediterráneo, las alcachofas (Cynara scolymus) escaseaban durante la caída del Imperio Romano. Tras regresar a Italia en el siglo XVI, los jardineros franceses y españoles introdujeron las alcachofas en América y en la actualidad California es el mayor productor de alcachofas en los Estados Unidos. Asimismo, tienen otras curiosidades:1

  • Aunque se conoce comúnmente como un vegetal, las alcachofas son en realidad un cardo que pertenece a la familia del girasol
  • Las alcachofas se pueden cultivar como plantas perennes o anuales; las alcachofas perennes duran hasta 5 años
  • Cuando deja que sus cogollos se abran y florezcan, crecen llamativas flores de color purpura azulado que atraen a los insectos polinizadores, como las abejas y las mariposas.

Tipos de alcachofas

Existen diversas variedades de alcachofa, por ejemplo:2,3

  • Big Heart: Una variedad sin espinas, ligeramente púrpura que puede manejar con un poco de calor
  • Green Globe: Una planta perenne resistente que crece mejor en condiciones ideales de cultivo, como California, donde se cultiva comercialmente
  • Estrella Imperial: Esta variedad es adaptable y fácil de cultivar desde la semilla como planta anual; esta variedad es recomendada para jardineros en climas más fríos (Zona 6 o inferior según la Zona de Rusticidad emitida por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos4)
  • Violetto di Romagna: Una de las reliquias italianas preferidas de los chefs por su ternura y sabor único a nuez
  • Violetto: Otra reliquia italiana en forma de óvalo conocida por producir docenas de pequeños brotes laterales

Tres opciones para iniciar el cultivo de alcachofa

Puesto que las alcachofas tardan aproximadamente 6 meses en madurar, antes de agregar las alcachofas en su huerto debe planear el procedimiento. A continuación, se muestran 3 opciones que debe tomar en consideración:5

  1. Siembra directa: Comience el cultivo de las plántulas mediante la siembra directa en macetas con una profundidad de 4 pulgadas (10 cm) aproximadamente 12 semanas antes de la última helada que se espera en su área.

Trasplante las plántulas de 8 a 10 semanas después de la siembra, y solo después de que haya pasado el peligro de que arremeta otra fuerte helada y el suelo se haya calentado.

Para obtener los mejores resultados, trasplante sus plántulas cuando midan entre 8 y 10 pulgadas (20 y 25 cm) de alto, tengan tallos gruesos y dos conjuntos de hojas verdaderas. Debe plantar las alcachofas a una distancia de 2 a 4 pies (60 a 121 cm) ya que tienen un gran tamaño cuando alcanzan el punto de maduración

  1. Esquejes de las plantas existentes: Si tiene acceso a una planta de alcachofa saludable a principios de la primavera, puede usar un cuchillo y una pala para eliminar un cogollo enraizado; cuando se siembra correctamente y se le da el cuidado adecuado, el cogollo trasplantado se convertirá en una planta sana y de gran tamaño
  2. Raíces en estado de latencia: Puede comprar raíces en estado de latencia en su vivero local o replantar en su jardín las raíces que eliminó al final de la última temporada de crecimiento; plante las raíces en posición vertical con los cogollos de crecimiento justo encima de la superficie del suelo

Consejos para plantar alcachofas

Las alcachofas prosperan a pleno sol y a sombra parcial, el suelo debe estar húmedo y bien drenado. Lo ideal es que obtengan de 6 a 8 horas de sol al día porque de esta manera cada año crecerán nuevos brotes que propiciarán cogollos grandes y deliciosos.

Debería eliminar todos menos 1 o 2 de los brotes más fuertes. Pasarán al menos 2 temporadas de crecimiento antes de que pueda esperar ver alcachofas sanas y deliciosas, no obstante, la espera valdrá la pena. Antes de considerar la posibilidad de plantar alcachofas, debe considerar las condiciones edáficas de su terreno.6,7,8

Puesto que las alcachofas crecen mejor en condiciones húmedas y ligeramente ácidas, debe:

  • Intentar que el pH del suelo sea de alrededor de 5.5
  • Mullir la tierra a una profundidad de 12 pulgadas (30 cm) con el fin de garantizar que la raíz se desarrolle adecuadamente
  • Colocar composta o abono maduro con una pala justo antes de plantar, y cada año hacerlo nuevamente; otra alternativa es utilizar un fertilizante orgánico granulado con un nivel equilibrado de nitrógeno fósforo y potasio
  • Aplicar una estercoladura de abono maduro a mitad de temporada
  • Mantener el suelo húmedo uniformemente durante toda la temporada; aplique mantillo según sea necesario con el fin de retener la humedad

¿Las alcachofas son plantas anuales o perennes?

En climas más cálidos, las alcachofas se cultivan tradicionalmente como plantas perennes al producir cogollos durante la segunda temporada de crecimiento en función de un período de hibernación. Tardan unos 180 días en madurar. Si vive en un clima más fresco, pero quiere obtener cogollos de alcachofa el primer año, debe realizar una siembra directa y cultivar alcachofas como plantas anuales.

Rodale’s Organic Life nos ha compartido algunos consejos sobre cómo llevar a cabo la vernalización, un método para engañar a las plantas de alcachofa para que se comporten como si ya hubieran pasado su primer invierno, de modo que florecerán antes. Para hacerlo, debe:9

  • Exponer las plantas jóvenes a un período de temperaturas frías – en el rango de 34 ° a 50 ° F (1 ° C a 10° C) – al colocar las plántulas en una cajonera o cama fría aproximadamente 6 semanas antes de la última helada.
  • Mantener una temperatura inferior a los 50 ° F (10° C) durante estas 6 semanas, lo que significa que posiblemente tenga que abrir la tapa de la caja o cama según sea necesario para mantener la temperatura deseada
  • Plantar las plántulas en el jardín después de que se complete el período de vernalización y cuando no exista peligro de heladas

Cómo cosechar alcachofas

Como se mencionó en el video anterior, la mayoría de las plantas producirán hasta 8 o 9 alcachofas. Con tantos cogollos que absorben nutrientes, solo 1 o 2 de las alcachofas serán grandes, y el resto serán pequeñas. Si quiere obtener alcachofas más grandes, deberá cortar la mayoría de los cogollos tan pronto como aparezcan y conservar, como máximo, 3 o 4.

Las alcachofas estarán listas para ser cosechadas10 a mediados o finales del verano después de que los tallos hayan florecido y los cogollos de alcachofa estén apretados, firmes y tengan cerca de 3 pulgadas (7.62 cm) de diámetro.

Para la cosecha, corte los tallos de alcachofa en un ángulo de aproximadamente 2 pulgadas (2 cm) debajo de la cabeza. Refrigere las alcachofas sin lavar en bolsas de plástico, donde podrá conservarlas hasta por 2 semanas.

Lávelas antes de cocinarlas. En vista de que los áfidos (y algunas veces las hormigas) pueden introducirse en las alcachofas, si observa estas plagas durante la cosecha, tendrá que remojarlas en un recipiente con agua y sal para eliminar las plagas.

En la mayoría de los casos, después del primer corte, sus plantas producirán una segunda cosecha de cogollos más pequeños. Si permite que los cogollos se abran completamente, las alcachofas ya no serán comestibles, pero tendrá unas preciosas flores ornamentales.

Después de haber cosechado todos los cogollos en un tallo, corte el tallo hasta el nivel del suelo o cerca de él. Después de la cosecha, tiene 2 opciones para mantener sus alcachofas de una temporada a la siguiente:11

  • Cubrir con mantillo: En los Estados Unidos, tanto las zonas de rusticidad 7 como en las más cálidas, puede proteger fácilmente las alcachofas durante la temporada de inactividad al cortar todo el follaje (a nivel del suelo o justo por encima) y colocar un mantillo grueso de hojas o paja alrededor de cada planta.
  • Desenterrar raíces: Si vive en una región más fría, puede desenterrar sus raíces, sacudir la mayor parte de la suciedad y colgarlas en sacos de cebolla dentro de su sótano para cultivos u otro lugar fresco y seco. Durante la primavera, estas raíces en estado de latencia empezarán a crecer rápidamente cuando las replante en su jardín.

Cómo almacenar las semillas de alcachofa

Collecting Artichoke Seeds

<div class=”player-unavailable”><h1 class=”message”>Se ha producido un error.</h1><div class=”submessage”><a href=”http://www.youtube.com/watch?v=Dd5Yq5emjIE” target=”_blank”>Prueba a ver el vídeo en www.youtube.com</a> o habilita JavaScript si estuviera inhabilitado en el navegador.</div></div>

(Video solo en English)

En las zonas donde los veranos son lo suficientemente largos como para que las semillas maduren, puede guardar las semillas de alcachofa para futuras plantaciones. Por lo general, las semillas recolectadas serán viables durante aproximadamente 6 años.

El video previo le demuestra cómo recolectar las semillas. Los pasos necesarios para hacerlo son:12

  • Elegir un gran cogollo de una de alcachofas más robustas
  • Dejar crecer el cogollo hasta que florezca
  • Permitir que la flor se marchite y se ponga marrón
  • Separar la flor seca de la planta y guardarla en una bolsa de papel en un ambiente cerrado durante 2 semanas
  • Recolectar las semillas de la flor seca y almacenarlas para usarlas en el futuro

Beneficios de las alcachofas

Una porción de 3.5 onzas de alcachofas contiene 47 calorías y 5 gramos (g) de fibra, 3 g de proteína y 1 g de azúcar. Entre sus muchos nutrientes beneficiosos, las alcachofas contienen altas cantidades de vitaminas C, K y B9 (folato), así como cantidades beneficiosas de calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, fósforo y potasio.

Las alcachofas tienen un bajo contenido de grasas saturadas y colesterol. Algunos de los beneficios de las alcachofas son los siguientes:13,14

Mejora la salud cardíaca: Las hojas de alcachofa contienen ingredientes que optimizan sus índices de colesterol de lipoproteínas de baja a alta densidad
Garantiza una evacuación saludable: En vista de su alto contenido de fibra alimenticia, las alcachofas harán que sus heces sean más voluminosas lo que disminuirá su susceptibilidad a la diarrea y al estreñimiento, lo que le garantizará evacuaciones intestinales sanas y regulares
Previene el cáncer: Las alcachofas son extremadamente ricas en antioxidantes, como la vitamina C, quercetina y rutina. Asimismo, contienen altos niveles de polifenoles, que tienen cualidades quimioprotectoras diseñadas para frenar y detener, o incluso revertir, los efectos del cáncer.
Promueve la salud hepática: Las alcachofas se han utilizado durante mucho tiempo como un tónico para el hígado basado en la presencia de cinarina y silimarina, antioxidantes que reducen y eliminan las toxinas hepáticas y posiblemente contribuyen al rebrote y reparación de las células hepáticas dañadas.
Regula la presión arterial: Puesto que son una fuente rica de potasio, las alcachofas ayudan a regular los efectos del sodio en su cuerpo, lo que beneficia su presión arterial.
Apoya la función de la vesícula biliar: Las alcachofas pueden aplacar una vesícula biliar inflamada y promover la función saludable de la misma al estimular la producción y secreción de jugos gástricos, así como la bilis.

3 precauciones sobre las alcachofas

Si bien las alcachofas son una excelente fuente de nutrición para la mayoría de las personas, no son beneficiosas para todos. Debe evitar las alcachofas si alguno de los siguientes casos corresponde al suyo:15

  • Puesto que las alcachofas son técnicamente un cardo, no un vegetal, posiblemente no las tolere si tiene sensibilidades a las margaritas, crisantemos, caléndulas o ambrosía.

Tenga sumo cuidado si está considerando la posibilidad de tomar un suplemento con extracto de hoja de alcachofa, ya que es una forma altamente concentrada que puede tener un efecto perjudicial todavía más potente.

  • Si padece de enfermedad hepática o de la vesícula biliar, no agregue alcachofas a su alimentación, a menos que se lo indique su médico; un cambio radical en la alimentación tiene el potencial de empeorar ciertos aspectos de su enfermedad
  • Consumir alcachofas puede hacer que orine con más frecuencia, lo que podría ser preocupante si ya está lidiando con una vejiga hiperactiva.

Cómo elegir una alcachofa

Al seleccionar las alcachofas, elíjalas por su color verde oscuro, hojas compactas, pesadez y forma redonda. Las hojas sueltas indican que la alcachofa ya no esta buena, a menos que planee hacerla puré para sopa. Evite las que están secas o marrones. Una ligera decoloración de las hojas puede ser un signo de daño por helada, lo que algunos sugieren que les da un sabor más dulce.

Debido a que las alcachofas convencionales son intensamente rociadas con pesticidas, compre las versiones orgánicas tanto como sea posible. Mejor aún, cultive las suyas. Antes de refrigerar sus alcachofas, corte una delgada rodaja del tallo, rocíe las hojas con agua y guárdelas en una bolsa de plástico hermética. Utilícelas dentro de una semana. No recomiendo las alcachofas enlatadas.

Las alcachofas pierden la mayor parte de sus nutrientes cuando están enlatadas, y un poco menos cuando se congelan. Si comparamos las alcachofas frescas con las procesadas, la insipidez es la diferencia más notoria.

La mejor parte: Comer alcachofas

En vista de que los corazones de alcachofa tienen una consistencia similar a la mantequilla y un ligero sabor a nuez, son un acompañamiento maravilloso para los pescados a la parrilla o salteados, como el salmón silvestre de Alaska. Muy a menudo, las alcachofas se sirven como aperitivo (por ejemplo, salsa de espinacas y alcachofas), se agregan a las ensaladas o se aderezan con aceite de oliva, vinagre y hierbas.

Los brotes enteros de alcachofas se preparan a la parrilla o se cuecen al vapor y se sirven con un dip, como mantequilla orgánica derretida. Además, si así lo desea, puede agregarle ajo, limón o mostaza. Para hacer alcachofas asadas, siga estos sencillos pasos:

  • Corta el tercio superior de las hojas y el tallo
  • Ponga unos dientes de ajo en el centro
  • Rocié con aceite, jugo de limón y un poco de sal
  • Envuelva bien con papel de aluminio y hornee a 425 ° F durante 1 hora y 15 minutos

Cuando las hojas se enfríen lo suficiente como para tocarlas, puede disfrutar pelarlas de una a una, así como morderlas para extraer la pulpa. Comer una alcachofa entera es un acto de paciencia y cuando se realiza durante una reunión familiar o una cena se convierte en un arte tanto alegre como colectivo.

Como resultado tendrá una deliciosa receta de alcachofas horneadas que seguramente satisfará su paladar y el de su familia. Independientemente de la forma que elija disfrutarlas, me parece que las encontrará tan deliciosas y saludables que hará lo necesario para que las plantas crezcan en su jardín año con año.

FuenteDr. Mercola
COMPARTIR
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.