Por el Dr. Mercola, 1 de agosto de 2018

Historia en Breve

  • El camarógrafo de vida silvestre Doug Allen ha encontrado popotes de plástico en áreas remotas de todo el mundo.
  • Algunas medidas que puede implementar con el fin de reducir su uso de productos plásticos de un solo uso son almacenar sus alimentos en recipientes de vidrio, evitar alimentos procesados, popotes, platos y utensilios hechos de plástico, así como lavar su ropa de fibra sintética con menos regularidad.

En los Estados Unidos, todos los días se utilizan casi 500 millones de popotes de plástico1 y muchos terminan contaminando el medio ambiente. Si bien el número puede parecer extremo, probablemente no haya notado la cantidad de popotes que utiliza.

Casi todas las veces que pide una bebida en un restaurante, existe una gran posibilidad de que reciba con ella un popote.

Por desgracia, aunque esto parezca inocuo, los científicos de Australia estiman que hasta 8.3 mil millones de popotes de plástico contaminan las playas de todo el mundo.2

Todos los años, 8 millones de toneladas de plástico fluyen hacia el océano y los popotes han sido un tema central a modificar ya que, para la mayoría de las personas con plenas capacidades físicas, el popote suele ser algo de lo que puede prescindir fácilmente.

Dicho de otra forma, eliminar los popotes de plástico de su uso diario probablemente no requiera un cambio radical en su comportamiento. Sin embargo, aunque el popote no es un utensilio necesario, se encuentra en casi todos los hogares y restaurantes de todo el mundo.

¿Quién comenzó a utilizar popotes?

Los popotes son uno de los utensilios más antiguos, pero se popularizaron durante la Revolución Industrial a fines del siglo XIX.3 Los antiguos sumerios fueron una de las primeras sociedades conocidas por elaborar cerveza, y utilizaban tubos largos y delgados hechos de metal con el fin de alcanzar el líquido que se encontraba debajo de la línea de fermentación.4

En la década de 1880, Marvin Stone bebía julepe de menta utilizando un tallo de raigrás, el popote estándar en su época.5 Según se informa, Stone odió el residuo que quedaba en su bebida cuando el popote se rompía, por lo que hizo su propio dispositivo, envolvió un lápiz con tiras de papel y las pegó en su lugar.6 El inventor patentó el diseño en 1888 y en 1890 los empezó a producir en masa.

La siguiente fase en la evolución del popote empezó en 1930 cuando el inventor Joseph Friedman agregó hendiduras al utensilio de papel para que pudieran doblarse fácilmente sin romperse.7

Los hospitales fueron los primeros en adoptar esta nueva iteración, ya que les permitía a sus pacientes beber mientras yacían en la cama. Hasta la década de 1960, los popotes de papel dominaban el mercado.

Según David Rhodes, gerente de Aardvark Paper Drinking Straws,8 “El popote de papel tuvo una desaparición paulatina a lo largo de la década de 1960 y 1970. A mediados de los 70 ya habían desaparecido por completo”.

Los popotes de plástico fueron uno de los muchos productos de uso único que se fabricaron y rápidamente se volvieron más baratos y duraderos que el papel.9 Además, la industria restaurantera descubrió que las cadenas de comida rápida podían meterlos en las tapas de las bebidas para llevar sin que se rasgaran o rompieran.

Aunque en teoría los popotes de plástico son reutilizables, Rhodes comentó lo siguiente respecto a la creciente tendencia por usar popotes de plástico de uso único:10 “Era mejor, más barato y no se rompían. Se trataba de un producto mejor a un precio más accesible, y en esa época, nadie pensó en el futuro impacto que tendría en nuestro medio ambiente”.

Los grandes fabricantes estaban satisfaciendo la demanda de una sociedad que buscaba artículos de uso único que pudieran llevar consigo y desechar fuera de casa. Plastics Europe,11 uno de los mayores productores de plástico a nivel mundial, informa que se produjeron 1.5 millones de toneladas de plástico en 1950.

Sin embargo, para el año 2015, este número se había multiplicado por 320 millones de toneladas de plástico. En lo que National Geographic llama una “resaca de contaminación por plásticos”,12 las empresas, ciudades e incluso los gobiernos están analizando y proponiendo la prohibición de los popotes de plástico.

Diversas ciudades y compañías han prohibido los popotes de plástico

Si quiere encontrar un popote de plástico en Seattle, le será muy complicado.13 En un esfuerzo por reducir dicha contaminación por plásticos, se ha puesto en vigor una prohibición de popotes y utensilios de plástico en toda la ciudad que aplican bares y restaurantes.

Seattle es la primera ciudad importante de los Estados Unidos en tomar esta decisión ecológica, con el fin de reducir esta contaminación que, como se sabe, daña la fauna marina.

El director general de Servicios Públicos de Seattle, Mami Hara, declaró:14 “La contaminación por plásticos está superando los niveles de crisis en los océanos del mundo, y me enorgullece que Seattle sea la ciudad pionera en promulgar la prohibición de popotes de plástico y sirva de ejemplo para la nación”.

Seattle no es la única ciudad que considera la prohibición de popotes y utensilios de plástico. Las propuestas se están examinando en Nueva York, Hawái y en varias ciudades de California, como Alameda, Carmel, San Francisco, Richmond y Berkeley.15

Las autoridades de Washington, Nueva Jersey y Florida también están considerando tomar medidas para reducir o prohibir el uso de popotes de plástico en sus ciudades.

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, anunció16 un plan para prohibir la venta de popotes de plástico, agitadores e hisopos de algodón con varilla de plástico.

McDonald’s Corporation anunció recientemente la prohibición de popotes de plástico en sus restaurantes del Reino Unido e Irlanda, mientras que la gerencia de Bon Appetit anunció que eliminará estos utensilios en 1 000 locales de comida en Estados Unidos.17

Después de haber escuchada la petición de una niña exploradora de 16 años, Alaska Airlines18 ha decidido no usar popotes de plástico en ninguno de sus vuelos. Shelby O’Neil, fundadora del grupo de conservación Jr. Ocean Guardians, escribió a Alaska Airlines con el fin de exponerles el adverso impacto ambiental que tienen los popotes y los 22 millones que utilizaron el año pasado.

Tal y como lo hizo Alaska Airlines, American Airlines19 anunció que reemplazará sus popotes de plástico y agitadores de bebidas con alternativas biodegradables, y optará por utilizar cubiertos más ecológicos.

American Airlines, la aerolínea más grande del mundo, dijo que la medida eliminará más de 71 000 libras de plástico al año. La cadena hotelera Hilton Hotels anunció que para fines de 2018 eliminará los popotes de 650 propiedades que administra y estima que la medida eliminará más de 35 millones de popotes de la gestión anual de desechos.20

La Corporación Hyatt también se está sumando al movimiento y han indicado que proporcionará popotes solo si son requeridos y utilizarán alternativas ecológicas cuando estén disponibles.

Starbucks se une a la iniciativa

El anuncio de que Starbucks eliminará los popotes de plástico y los agitadores de sus establecimientos para 2020 se realizó pocos días después de que Seattle, su sede corporativa, prohibiera los utensilios y popotes de plástico en los establecimientos de alimentos.

El anuncio puede ser el impulso que los ecologistas necesitan para convencer a otros establecimientos de alimentos para que eliminen el uso de popotes de plástico y encuentren alternativas más seguras para el medioambiente. En el breve video de abajo, podrá ver la tapa de plástico que Starbucks ha diseñado para sus bebidas frías.

El anuncio hizo que los medios de comunicación alabaran la acción de Starbucks como un hito ambiental, ya que es la primera cadena restaurantera de relevancia que ha cambiado en respuesta a las crecientes preocupaciones sobre la contaminación por plástico.21

La corporación cuenta con más de 28 000 tiendas y genera US$ 22.4 mil millones en ventas – de las cuales, la mitad provienen de bebidas frías que suelen ser servidas con un popote.22 Este cambio también demuestra las diferencias culturales entre Starbucks y competidores cercanos como McDonald’s y Dunkin Donuts.

Dunkin Donuts anunció que eliminaría las copas de espuma de poliestireno para 202023 pero no mencionó los utensilios de plástico ni los popotes, asimismo, McDonald’s anunció que comenzó a probar alternativas para el plástico en 14 000 tiendas en los Estados Unidos.24

La prohibición de popotes que adoptó Starbucks está siendo anunciada como un ingenioso movimiento para ayudar a restaurar su reputación y recordarles a los consumidores lo que los hace diferentes a sus competidores. Los ecologistas esperan que este cambio sea suficiente para impulsar a otros restaurantes a tomar una postura similar con el fin de proteger al medio ambiente.

See Starbucks’ straw-free lid

<div class=”player-unavailable”><h1 class=”message”>Se ha producido un error.</h1><div class=”submessage”><a href=”http://www.youtube.com/watch?v=-O09BWEs5l8″ target=”_blank”>Prueba a ver el vídeo en www.youtube.com</a> o habilita JavaScript si estuviera inhabilitado en el navegador.</div></div>

Los popotes de plástico son una amenaza para la vida silvestre

El movimiento en contra de los popotes tomó revuelo hace 3 años después de que un video, donde se mostraba a una tortuga marina con un popote de plástico encajado en la nariz, se volvió viral. Desde entonces, varios gobiernos locales han aprobado leyes que restringen el uso y la distribución de dichos utensilios,25 pero Seattle fue la primera ciudad en prohibirlos por completo.

Si bien los popotes pueden representar una fracción de la contaminación por plásticos en el océano, su tamaño los hace insidiosos ya que pueden ser consumidos por los peces.

Jenna Jambeck,26 profesora de ingeniería en la Universidad de Georgia, exhorta a la sociedad a evitar utilizar popotes de plástico y a mantenerlos fuera tanto de las playas como del océano. Jambeck fue la autora principal de un estudio sin precedentes que midió la cantidad de desechos plásticos que todos los años ingresaban al océano (8 millones de toneladas cada año).27

Los popotes de plástico son los utensilios más recientes en una lista cada vez más larga de productos que los ecologistas están luchando por prohibir, gravar o boicotear en un esfuerzo por reducir la contaminación por plásticos.

En un estudio,28 los investigadores estiman que para el año 2050 el peso del plástico en el océano superará a los peces.

Se ha encontrado que más del 70 % de las aves marinas y el 30 % de las tortugas tienen plástico en el estómago.29 Cuando la vida marina consume el plástico, su tasa de mortalidad es del 50 %. Los popotes de plástico están entre los 10 principales artículos que se encuentran cuando las playas se limpian. Debido a su tamaño, los animales los suelen confundir con alimentos y, debido a su forma, pueden causar asfixia y muerte.30

El camarógrafo de vida silvestre, Doug Allen, también lucha por reducir la contaminación por popotes y otros artículos de plástico a lo largo de las costas.31 El galardonado fotógrafo ha trabajado en algunos de los entornos más extremos del mundo donde ha capturado imágenes de orcas y osos polares en temperaturas árticas.

Y recuerda que durante una sesión en la costa noreste de Escocia encontró popotes de plástico prácticamente en toda la playa. En sus propias palabras:32

“Es un hecho lamentable de la realidad que observo prácticamente en cada orilla a la que voy. Están tirados a lo largo de las marcas de pleamar en las playas frente a los vientos dominantes y arruinan el panorama. Las marcas de pleamar son grandes recolectores.

Todo lo que termina en el mar inevitablemente es arrastrado – y termina en la marca de pleamar. Es como un punto de recogida donde toda la basura se concentra. Si camina a lo largo de las zonas costeras en la parte superior de la línea de la marea podrá ver que hay popotes de plástico”.

Sin embargo, la vida silvestre no es la única que se ve afectada por los popotes de plástico. Se estima que 1 400 personas33 ingresan a la sala de emergencias cada año como resultado de lesiones causadas por estos utensilios. La mayoría involucra a niños pequeños con laceraciones en la boca o abrasiones en la córnea. Algunos niños pequeños también los meten en sus oídos y nariz.

En otros casos, los adultos se lastiman cuando beben de un vaso y olvidan que hay un popote en la bebida por lo que terminan picándose el ojo o nariz.

Las tapas son recicladas pero los popotes no

La mayoría de los popotes de plástico son demasiado livianos para pasar a través de una máquina clasificadora de reciclaje.34

Aunque en teoría podrán reciclarse, caen en otros filtros y se mezclan con otros materiales demasiado pequeños para separarse, por lo que son desechados como basura. Sin embargo, las tapas son lo suficientemente grandes como para ser clasificadas y recicladas.

Aunque la mayoría de las personas están satisfechas con la medida promulgada para eliminar los popotes de plástico del servicio de alimentos y la reducción anticipada en la contaminación oceánica, el Consejo Americano de Química (ACC, por sus siglas en inglés), una organización comercial que representa a los fabricantes de plásticos, no lo está.

Steve Russell, vicepresidente de plásticos en ACC,35 cree que la atención no debe centrarse en un producto específico, sino más bien en el tema global de la gestión de deshechos como una mejor manera de evitar que más residuos plásticos ingresen a los océanos.

Sin embargo, como se puede imaginar, se necesitan años para entablar los cambios en la política para la gestión de deshechos a gran escala, mientras que cambiar el simple acto de beber directamente de la taza en lugar de hacerlo con un popote reduce con mucha mayor prontitud la contaminación a lo largo de las playas y el daño a la vida silvestre.

Tampoco podemos seguir dependiendo de la gestión de deshechos; simplemente debemos reducir la producción y el uso total de productos de plástico. El espacio en el planeta Tierra para enterrar la basura plástica es limitado, y nos estamos quedando sin él.

Kate Melges, de Greenpeace, emitió la siguiente declaración para la estación de noticias KIRO 7 de Seattle:36 “Se está tomando una postura ante la contaminación por plásticos (…) y sobre lo que debe suceder, una prohibición de todos los productos hechos de plástico y de un solo uso”.

Elija productos reutilizables en lugar de productos de un solo uso

Es fundamental que repensemos la cultura del usar y desechar que tenemos como sociedad y seamos más creativos de forma sostenible. Lo ideal es que procure adquirir productos que no estén hechos de plástico, o que estén empacados en el mismo.

Otro punto fundamental es elegir productos reutilizables en lugar de los de un solo uso, una medida que resulta posible en muchos casos. Por ejemplo, implementar las siguientes medidas le ayudará a acercarse más a un estilo de vida donde su desperdicio sea mínimo y su participación en la contaminación de plásticos sea menor:

Evite las bolsas de plástico (esto incluye a los refrigerios y el almacenamiento de alimentos) Evite los popotes desechables (puede encontrar fácilmente popotes reutilizables hechos de acero inoxidable, bambú e incluso de vidrio)
Elija un cepillo de dientes que no esté hecho de plástico sino de bambú o lino. Evite las botellas de plástico que sean desechables; mejor lleve consigo su propia botella reutilizable y su propia taza de café
No solicite envoltura plástica en su periódico y ropa lavada en seco Almacene alimentos en recipientes de vidrio o frascos de cristal en lugar de recipientes de plástico y bolsas de plástico para congelar
Evite los alimentos procesados (que se almacenan en bolsas de plástico). Compre productos frescos en su lugar, y absténgase de utilizar bolsas de plástico Opte por rastrillos para afeitar que no sean desechables, productos lavables para la higiene femenina, pañales de tela y juguetes para bebés hechos de madera y no de plástico
Lave la ropa de fibra sintética con menos frecuencia y, cuando lo haga, use un ciclo suave con el fin de reducir la cantidad de fibras que son liberadas; considere usar productos que atrapen fibras de lavandería en su lavadora Cuando lave pinceles, llene un frasco con el agua de enjuague y deséchelo en los lugares designados para la pintura en su vertedero local (no la deje caer por el desagüe).

También puede hacer su propia pintura de leche en lugar de látex y acrílicos a base de plástico – para ello “agregue jugo de limón a la leche descremada y filtre la cuajada, agregue pigmento natural al remanente”23

Fuentes y Referencias

FuenteDr. Mercola
COMPARTIR
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.