Por la Vía Campesina, 2 de julio de 2018

Del 2 al 7 de Julio en Montreal, se celebrará la XXIIa reunión del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico, Técnico y Tecnológico (OSACTT) del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CBD) para preparar las principales decisiones que serán tomada a finales de noviembre por la 14ª reunión de la Conferencia de las Partes al Convenio sobre la Diversidad Biológica que tendrá lugar en Sharm El-Sheikh (Egipto) sobre estos temas primordiales para el futuro de lxs campesinxs y, más ampliamente, de la humanidad y del planeta.

En el contexto del OSACTT 2018, como La Vía Campesina exigimos a los gobiernos a rechazar lo siguiente:

– Todo intento de difundir organismos vivos modificados invisibles y no identificados, procedentes de las denominadas nuevas técnicas de ingeniería genética que podrían hacer desaparecer por completo de las especies animales o vegetales (como los “impulsores genéticos”).

– Toda estrategia de modificar las reglas internacionales que permiten a los Estados Nacionales rechazar plantas y animales genéticamente modificados por nuevas técnicas de ingeniería genética

– El libre acceso de algunas empresas transnacionales a las secuencias genéticas de organismos vivos con el pretexto de que se desmaterializan en computadoras para poder patentar todas las semillas, todos los animales de granja, todos los medicamentos y todos los productos industriales de la diversidad biológica natural.

Una diversa delegación de La Vía Campesina estará presente en Montreal para oponerse a las empresas transnacionales y las políticas públicas que las apoyan y que desean cambiar las convenciones internacionales de la Organización de Naciones Unidas, ONU para saquear y destruir la biodiversidad libremente existente en la tierra y reemplazarlo con organismos sintéticos patentados diseñados en sus laboratorios.

Campesinxs, pueblos indígenas, pastorxs y pescadores viven y trabajan todos los días con diversidad biológica saben que todos los humanos son parte de ella y le deben respeto porque su comida, su vida y de las futuras generaciones dependen de ella. La protección del conocimiento de lxs campesinxs y pueblos indígenas y su derecho a un uso sostenible de la diversidad biológica es el corazón de la lucha contra su privatización y destrucción.

La defensa de la biodiversidad y la madre tierra que nos alimenta es un elemento clave en la lucha por la Soberanía Alimentaria también – una bandera de lucha que aboga por los derechos humanos por encima de los intereses corporativos para determinar el avance y aplicabilidad de toda tecnología introducida al mundo natural. Preserva los derechos de las y los ciudadanxs y productores de alimentos como integral a cualquier decisión sobre el futuro y resiliencia del sistema alimentaria global.

¡Alimentamos nuestros pueblos y construimos movimiento para cambiar el mundo!

FuenteAlainet
COMPARTIR
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.