Por Angélica Enciso L., La Jornada, 14 de junio de 2018

Ante ello no se puede pensar un mundo sostenible si no se preservan estas manchas ricas de biodiversidad, sostuvo Nuria Sanz, representante de Unesco en México.

En la presentación de los resultados del foro Primatología, diversidad biocultural y desarrollo sostenible en los bosques tropicales, sostuvo que la Agenda 2030, con los objetivos de sustentabilidad, busca elevar a nivel global lo micro, lo necesario y urgente en la forma de entender el desarrollo.

Refirió que hay más de 50 millones de comunidades indígenas que viven en los bosques tropicales, áreas que son el futuro de muchas soluciones de salud y donde se genera vida silvestre. México es uno de los cinco países megadiversos y aquí queda 10 por ciento de esa vegetación.

Dijo que en el tema de primatología se rastreó la forma en que debería ser incluida en los objetivos de desarrollo sustentable. Hay más de mil 300 comunidades del mundo que siguen siendo cazadoras, pero sus ámbitos son cada vez más reducidos.

Indicó que en la selva de los Tuxtlas, en Veracruz, por ejemplo, se ha buscado estudiar cómo se afecta a los bosques para llegar a una agenda común y definir estrategias de conservación integrada, así como repensar patrones para la salvaguarda cultural y repensar la educación.

FuenteLa Jornada
COMPARTIR
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.