La mayoría de las plantas que cultivamos dependen de la polinización de insectos u otros animales como aves o murciélagos. A través de este proceso se benefician tanto las plantas como los polinizadores y además se logra mejor calidad de frutos y semillas de nuestros vegetales en el huerto. Las flores generan sustancias ricas en azúcares, minerales, aminoácidos y extractos aromáticos, el néctar producido por la planta atrae a los insectos y éstos realizan la polinización de manera involuntaria del estambre al pistilo de la misma flor u otras plantas. Esta acción es vital para las plantas y para mantener los cultivos alimenticios del mundo.

Existen dos tipos de polinización, la directa que también es conocida como autopolinización y la indirecta o cruzada. La directa es cuando el polen entra al pistilo de la misma flor, mientras que en la cruzada, el polen es transportado de una flor a otra, y por tanto mantiene e impulsa una gran diversidad genética. De esta manera los cultivos pueden adaptarse al medio ambiente y competir con otras plantas.

Especies de polinizadores

Abejas y abejorros

polinizadores abeja
Abeja polinizando una flor de cosmos

Los polinizadores más conocidos son las abejas melíferas, las cuales no sólo polinizan las flores sino que también producen miel. Otra especie que contribuye mucho en la agricultura son los abejorros que polinizan huertas. Hay más de 20,000 especies de abejas silvestres cuyo cuerpo y patas están cubiertos de vellosidades con las que transportan el polen. La intensidad de polinización dependerá de la sociabilidad de la abeja que está relacionada con el tamaño de su comunidad. Por otro lado, debemos considerar a las abejas solitarias, las cuales también polinizan pero en menor cantidad. Las especies autóctonas o nativas en México tienen un papel muy importante por los servicios ambientales que otorgan en la agricultura y naturaleza en general. En muchos lugares se están utilizando estas abejas para la producción de hortalizas, especialmente en invernaderos de jitomates, pimiento, pepino, calabaza y melón.

Las abejas melíferas son las únicas especies dentro de los insectos polinizadores que son cultivadas o domesticadas. Sus larvas se alimentan de miel y polen, y  al ser una especie con excelentes características para la producción de miel y polinización, los apicultores ayudan a que se desarrollen mejor y permanezcan en sus entornos de manera segura y sana. Las colmenas están diseñadas para evitar que depredadores las afecten. En la época de floración, cada colonia puede llegar a tener más de 70,000 abejas y visitan aproximadamente 43 millones de flores, superando la efectividad de otros polinizadores. Lo anterior las hace vitales para la polinización en la agricultura y vegetación en general.

Abejorro polinizando flores
Abejorro polinizando flores

Los abejorros generan un mejor proceso de polinización ya que tienen mayores dimensiones y más vellosidades que las abejas silvestres, además, sus colmenas cuentan aproximadamente con 400 individuos y son de mayor tamaño. Los abejorros, a comparación de las abejas, buscan flores diariamente y no se ven afectados por el clima. Esta especie de polinizadores es utilizada en plantas forrajeras o cultivos de cobertura como la alfalfa. En los últimos años, han tenido bastante popularidad en polinización de invernaderos de jitomate, berenjena y pepino.

Avispas

Avispa polinizando flores. Por Bob Peterson
Avispa polinizando flores. Por Bob Peterson

Las avispas son de la misma familia de las abejas. Existen distintas especies de avispas, unas de ellas son conocidas como abejas parasitarias que ayudan a controlar algunas plagas en el huerto. Por lo general, las avispas no son polinizadoras y aunque su dieta principal no es polen, lo utilizan para obtener más energía. Algunas especies de avispas son muy eficaces para polinizar, un ejemplo importante se da con los higos. Las avispas son los únicos polinizadores de esta fruta, por lo que son vitales para su permanencia.

Dípteros

Sirfido polinizando flor de lavanda. Por Aday P. La huertiña de Toni
Sírfido polinizando flor de lavanda. Por Aday P. La huertiña de Toni

Esta familia de insectos son importantes polinizadores para una gran diversidad de flores. Se caracterizan por tener un par de alas, como las moscas y mosquitos. Muchos de estos insectos se alimentan principalmente del néctar y polen de muchas plantas. Los sírfidos son el grupo más importante de polinizadores en esta familia, se conocen más de 6000 especies. También se les conoce como moscas cernidoras o hover flies en inglés.

Como sabemos, existen muchas plagas en nuestro huerto y también insectos que ayudan a controlarlos. Los adultos de sírfidos con sus franjas negras y amarillas, aparte de ser excelentes polinizadores, a través de sus larvas, ayudan a controlar  pulgones y otros pequeños insectos en nuestro huerto.

Coleópteros

Catarina polinizando flores, recolección de polen
Catarina polinizando flores, recolección de polen

Los escarabajos son insectos muy antiguos, han existido desde antes de la aparición de las plantas con flor. Estos insectos podemos encontrarlos en casi todo el mundo y su alimentación varía demasiado, desde comer otras plantas hasta polen y néctar. Los escarabajos polinizadores son atraídos por flores blancas o blanquecinas y en algunas ocasiones, pueden llegar a dañar las flores por su forma y tamaño.

Mariposas y polillas

Polilla o mariposa nocturna alimentandose y polinizando una flor de dalia.
Polilla o mariposa nocturna alimentandose y polinizando una flor de dalia.

Las mariposas y polillas (mariposas nocturnas) son de la familia de insectos lepidópteros. En su gran mayoría se alimentan de néctar de las flores. La boca de estos insectos (estilete) está adecuado para chupar el néctar y con sus patas pueden esparcir el polen. Aunque no tienen un buen sentido del olfato como otros insectos, estos se guían por los colores, especialmente los llamativos como rojo, naranja o amarillo. Sus larvas se alimentan de plantas del huerto, por lo que se debe mantener un equilibrio. Las mariposas blancas con un pequeño punto negro en cada ala son el estado adulto de muchas larvas que afectan nuestro huerto.

Otros polinizadores

Colibrí alimentandose de flores y polinizando.
Colibrí alimentandose de flores y polinizando.

Hasta ahora hemos hablado de diversos insectos polinizadores, pero también existen otros animales que ayudan en este servicio ambiental. Varias especies de aves y colibríes se alimentan principalmente de néctar. Por ejemplo, los colibríes cuentan con un pico largo y delgado con el que succionan el néctar de las flores y el polen se queda en su plumaje. Estas pequeñas aves de color llamativo suelen visitar más de 500 flores al día, convirtiéndoles en polinizadores muy efectivos.

También podemos hablar de los murciélagos y su rol como polinizadores, ellos tienen una lengua larga que les ayuda a llegar al néctar y polen. También son migratorios, por lo que pueden transportar el polen en grandes distancias. En muchas zonas tropicales son especies muy importantes para polinizar mangos, plátanos, guayabas y  otros árboles frutales. En el norte de México, el murciélago (Leptonycteris curasoae) se alimenta del néctar de cactus y agave, ayudando a su polinización.

¿Cómo atraer polinizadores al huerto?

Las flores y hierbas aromáticas atraen a diversos polinizadores.
Las flores y hierbas aromáticas atraen a diversos polinizadores.

Ahora que conocemos diversos polinizadores y su importancia, podemos considerar distintos métodos para atraerlos a nuestro huerto:

  • Tener flores diversas: Contar con distintas flores en nuestro huerto (especies y colores), atraerá distintos polinizadores. No todas ellas florecen al mismo tiempo, así que podemos ir intercalándolas.
  • Plantar hierbas aromáticas: sabemos que no todo el año podemos tener flores en nuestro huerto pero las hierbas aromáticas pueden ayudar también. La albahaca, lavanda, laurel, eneldo, romero, menta, tomillo, salvia, menta y muchas más pueden ayudar atraer insectos polinizadores, repeler insectos plagas y aparte aprovecharlas como remedios medicinales.
  • Diversidad en el huerto: tener distintas hortalizas, hierbas aromáticas y flores en el huerto no sólo trae a polinizadores sino también a insectos benéficos. Así se mantiene un equilibrio y ayuda al manejo integral de plagas.

Fuente:

 

COMPARTIR