Por Linda Meredith González Vidal, voluntaria de Vía Orgánica, AC

Todo estudiante que desee continuar sus estudios a nivel superior, debe enfrentarse con la difícil decisión de elegir ¿Qué estudiar?, pregunta que suele causar algún grado de angustia e incertidumbre y no es para menos, porque como se dice por ahí “es a lo que dedicarás tu vida”.

En mi caso no fue la excepción, pero tuve la fortuna de tener un año más después de entrar a la universidad para averiguar qué es lo que quería hacer y para qué era buena.

Hoy puedo decir que tengo la gran oportunidad de estudiar la carrera de Ingeniería en Agroecología, y aunque al principio fue difícil decidirme por ella y a la mitad del camino me entraron dudas respecto si había tomado la decisión adecuada, debido a que todavía no se conoce mucho de esta disciplina, sé que es la respuesta a muchos problemas, que tenemos en la actualidad, sobre todo los que están directamente relacionados al campo.

¿Y por qué digo esto?

Debido a que podemos ver a la agroecología como un “tipo” de agricultura alternativa frente a prácticas de la agricultura convencional, en las que podemos enlistar: uso indiscriminado de productos químicos, monocultivos y el derroche de agua.

La agroecología, busca la sustentabilidad y la productividad mediante la aplicación de principios utilizados en la ecología para diseño y manejo de las unidades productivas, que pueden ir de pequeña a gran escala, no sólo preocupándose por los cultivos, sino también de la sociedad en la que éstos se producen.

Mediante esto, se busca la creación de sistemas agroalimentarios sostenibles que tienen como principios básicos: reciclar los nutrientes, diversidad e integración de los elementos que conviven entre sí, tratando el espacio donde se cultiva como un lugar vivo, que debe cuidarse y ser respetado como lo que es.

trabajandorancho

Con la agroecología se busca sustituir la visión actual que se tiene de la agricultura, en la cual sólo se busca el beneficio económico y se olvidan los estragos que se ocasiona al ambiente, con prácticas que buscan la regeneración del entorno en todos sus aspectos.

Es importante reconocer que la agroecología no puede ser encasillada en ninguna vertiente de agricultura alternativa como lo es permacultura, agricultura biointensiva, agricultura biodinámica y agricultura orgánica, debido a que su visión es más amplia y se sirve de muchas prácticas de los tipos de agricultura antes mencionados.

Siendo así, más que preocuparnos que el concepto de agroecología pueda ser muy flexible, se debe aprovechar esta misma cualidad, para que no sólo se vea como un tipo de agricultura alternativa, cosa que ciertamente no es, sino como un movimiento social, que puede ayudarnos a enfrentar la crisis alimentaria que atravesamos en la actualidad.

Linda Meredith González Vidal, estudia en la Universidad Autónoma de Chapingo, la Ingeniería en Agroecología. Actualmente realiza sus prácticas en el Rancho Vía Orgánica.

ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.