México es el principal consumidor de tortilla en el mundo, se estima que es consumida por el 94% de la población, por lo que el volumen de producción y consumo es cercano a los 12 millones de toneladas de tortillas por año, lo que representa un porcentaje importante entre los productos alimentarios comercializados en el país.

Con este alimento se contribuye a gran parte de la energía diaria que necesitamos por su alto contenido de hidratos de carbono; además, es rica en calcio, fibra y potasio, y baja en grasa y sodio.

Sin embargo se ha reportado en los primeros días de este 2018 el precio del alimento básico para México aumenta año con año, sin que la calidad sea uno de los factores del incremento.

Los factores del incremento del precio de la tortilla no están relacionados con el ingrediente básico: “El encarecimiento del dólar no afecta al precio del maíz, de hecho en la bolsa de Chicago se ha mantenido estable, pero sí afecta en el financiamiento del mismo. El esquema financiero para realizar los pagos está en dólares, y la fluctuación del tipo de cambio influye al final”, explicó Morales, representante de los productores.

Normalmente una buena tortilla debería garantizar el acceso de aproximadamente 45% de las calorías, 39% de las proteínas y 49% del calcio; incluso en algunas zonas rurales proporciona aproximadamente 70% de las calorías y 50% del consumo proteico diario. Por ello, y con mucha razón, por lo que un alto porcentaje de la población mexicana considera la tortilla como un alimento de primera necesidad.

En la nota publicada por el Financiero se hace referencia a considerar injustificado el aumento del producto, toda vez que el precio del maíz a nivel nacional e internacional no tiene incremento alguno, al contrario, en ambos panoramas el precio del maíz en estos días, diciembre-enero, posiblemente febrero, tiene precios bajos.

Algunos tortilleros tienen la posibilidad de guardar maíz en sus molinos debido a que compran por mayoreo, más de 10 o 20 toneladas, y eso les permite mantener el precio. Pero hay tortillerías que sólo compran una tonelada o cinco bultos de maíz, y cuando ven el aumento del gas en su facturación nos dicen: ya no podemos mantener el precio”, dijo Morales en entrevista con El Financiero.

Los precios de los insumos han subido con fuerza para los tortilleros, pues el gas licuado registra un crecimiento acumulado al mes de noviembre de 53 por ciento anual, mientras que la energía eléctrica suma 1.2 por ciento, el incremento más alto desde 2014.

Ismael Flores, propietario de varias tortillerías en la Ciudad de México, indicó que si sigue subiendo el precio del gas tendrá que subir el precio del kilo de tortilla, que actualmente lo da en 13 pesos.

La tortilla, base de la alimentación mexicana debería de contar con mecanismos de poíticas públicas encaminadas a proteger las variedades de maíces nativos y subsidio en los insumos como el gas para garantizar el acceso a toda la población y no sufrir los efectos de la inflación hasta en las tortillerías.

Fuentes:

http://www.elfinanciero.com.mx/economia/productores-de-maiz-advierten-de-alza-en-precio-de-la-tortilla.html

https://www.uv.mx/cienciahombre/revistae/vol20num3/articulos/tradicion/index.html

 

COMPARTIR