Por el Dr. Mercola, 15 de octubre de 2017

Cultivar sus propios vegetales y frutas es una de las mejores maneras de asegurar su acceso inmediato a alimentos frescos, ricos en nutrientes y libres de sustancias químicas.

Este pasatiempo se ha hecho popular, ya que en 2016, el 74 % de los hogares en los Estados Unidos realizaron actividades en el césped y jardín–lo que significa que aumentó un 4 %, en comparación con el año anterior.1

La Encuesta Nacional de Jardinería de 2015 reveló que la jardinería de alimentos y flores superaba la lista de las formas más populares de jardinería, donde el 36 % de los hogares en los Estados Unidos cultivaban sus propios alimentos.2

En el informe especial del 2014 de la Asociación Nacional de Jardinería “Del Jardín a la Mesa” también destacó la “revolución alimenticia” que ocurre en los Estados Unidos, ya que cada vez más sus habitantes reconocen y disfrutan los beneficios de los alimentos cultivados en casa:3

¡Numerosas comunidades, escuelas y familias cultivan una mayor cantidad de sus propios alimentos! Hoy en día, la jardinería de alimentos se encuentra en el nivel más alto, en más de una década. En los últimos cinco años, el gasto en jardinería de alimentos ha aumentado un 43 %; la cantidad de jardineros urbanos ha aumentado en un 29 %.

Y lo más alentador es que, los jóvenes–millennials–se han convertido en el segmento de la población más rápido crecimiento en iniciar un huerto de alimentos. Los jóvenes han comenzado a defender la conexión entre el cultivo de alimentos, comer bien y tener una vida saludable“.

Diez Trucos Que Realmente Funcionan Para Tener un Huerto Casero

Hay muchos conceptos erróneos alrededor de la horticultura doméstica, incluyendo que, necesita tener un gran espacio para cultivar una significativa cantidad de alimentos.

En realidad, “The Backyard Homestead” (El Jardín del Hogar) de Rodale sugiere que podría cultivar una suficiente cantidad de alimentos orgánicos como para alimentar a una familia de cuatro miembros, durante todo el año en tan sólo un cuarto de acre de tierra.4

Es cierto que hay muchos consejos y trucos que podría utilizar para tener una recolección abundante, incluso si su huerto se limita a macetas en un balcón o una pequeña parcela de tierra en un huerto comunitario.

7 Trucos de Jardineria

<div class=”player-unavailable”><h1 class=”message”>Se ha producido un error.</h1><div class=”submessage”><a href=”http://www.youtube.com/watch?v=VyqGvAlo7xo” target=”_blank”>Prueba a ver el vídeo en www.youtube.com</a> o habilita JavaScript si estuviera inhabilitado en el navegador.</div></div>

La clave es entrar y mojarse los pies (o en este caso, ensuciarse sus manos). A menudo, descubrir los mejores métodos de cultivo adecuados a sus necesidades es un proceso de prueba y error, sin embargo, podría utilizar los siguientes trucos de jardinería, compilados por Organic Life de Rodale, en #GardeningHacks de Instagram, para tener una ventaja en su habilidad para la jardinería:5

Utilice filtros de café para hacer el trasplante: Si sabe que va a trasplantar una planta, coloque un filtro de café en el primer bote antes de que sea plantada. Esto mantendrá el suelo compactado cuando sea el momento de trasplantar. Reutilice las botellas de vidrio para hacer un autoriego: Llene con agua una botella de vino o de aceite de oliva vacía, luego colóquela boca abajo como los picos de riego terracota, que son colocados en los contenedores.

El agua saldrá a través de los picos de terracota, y mantendrá a su planta regada durante días.

Recipientes de plástico pequeños como buenos almacenes de semillas: Si bien, no recomiendo consumir Tic Tacs, si tiene recipientes de este tipo o de un tamaño similar, de plástico o metal, serían excelentes objetos para almacenar paquetes de semillas ya abiertos.

Asegúrese de etiquetar cada uno, para que recuerde lo que hay dentro–y riegue antes de agregar las semillas.

Cultive melones en un enrejado utilizando pantimedias: Si tiene un espacio muy pequeño; cultivar los melones en un enrejado es una solución perfecta que también impide la aparición de algunas enfermedades en las plantas.

Debido a que los melones son pesados, debe hacer una “forma de resortera” de pantimedias, para soportar a los melones a medida que se hacen más grandes (de lo contrario se romperán prematuramente).

Huerto de hierbas hecho de botellas de leche: Si corta la parte superior de la botella de medio galón de leche, que es excelente para macetas de hierbas (Haga unos cuantos agujeros en el fondo para drenar).

También, podría hacer ranuras en la parte superior y colgarlos de un trozo de madera delgada, para hacer uso del espacio vertical.

Para un riego casero podría hacer agujeros en la tapa de una botella de galón, deberá llenarlo con agua y tendrá un poder de riego inmediato.
Corchos de vino para sembrar semillas: Podría utilizar desde los viejos corchos de las botellas de vino, hasta una pequeña tabla para crear una perfecta herramienta de espaciamiento entre las semillas.

Presione la tabla contra la tierra para crear agujeros perfectamente dimensionados y espaciados para plantar semillas.

Fertilizantes de té verde: Para crear un fertilizante sencillo que se pueda aplicar una vez cada cuatro semanas (deje que se enfríe primero), todo lo que necesita es una bolsa de té verde empapado en 1 cuarto de agua. También, podría hacer té de composta.
Haga enrejados con paraguas viejos. Quite la tela de su paraguas roto y utilice su “estructura” para crear un enrejado.

Simplemente coloque cuerdas en los brazos y luego póngalos en el suelo.

Los fosos de cerveza mantienen alejadas a las plagas: Vierta una pequeña cantidad de cerveza en una taza y póngala al pie de la planta que se encuentra dentro del recipiente.

Las orugas, caracoles y otras plagas serán atraídos por la levadura, y caerán en el foso, antes de llegar a su planta.

 

Cuatro Trucos de Jardinería Adicionales de Pinterest

Existen muchos otros trucos de jardinería, varios de los cuales podría obtener si accede con frecuencia a los sitios de redes sociales, tales como Pinterest. Ahí es donde Buzzfeed encontró los siguientes:6

  • Utilice un organizador de zapatos como maceta: Un organizador de zapatos para puerta, es perfecto para cultivar hierbas y flores. Haga agujeros de drenaje en cada compartimento y revístalo con el forro de una canasta colgante, para obtener mejores resultados. Sujete el organizador a cualquier superficie vertical, como una cerca o un enrejado de pie.
  • Cree una maceta vertical al utilizar una escalera, taburete o soporte para plantas por niveles: Si tiene un espacio pequeño, utilice el espacio vertical al colocar macetas apiladas sobre superficies escalonadas.
  • Cultive suculentas en un organizador para baño: Recubra el organizador para baño (del tipo que se cuelga sobre la regadera) con fieltro o forro para canasta colgante, posteriormente, plante una variedad de suculentas, para tener un jardín instantáneo que se puede colgar de una cerca u otra superficie vertical.
  • Haga composta instantánea en la licuadora: Recomiendo mucho hacer composta, pero si la necesita urgentemente podría agregar algunas cáscaras de productos sobrantes, corazones de manzana y café molido en la licuadora, muela la mezcla, y luego utilícela para nutrir a sus plantas.

¿Cuáles Son los Beneficios Que Podría Obtener al Iniciar Su Propio Huerto de Vegetales?

Si esta por empezar su propio huerto, se alegrará al saber que los beneficios son múltiples. Cuando se hizo una encuesta de por qué hacían jardinería de alimentos, las tres razones principales dadas a la Asociación Nacional de Jardinería (NGA, por sus siglas en inglés) incluyeron: para cultivar alimentos con mejor sabor (representado en un 58 % de los encuestados), para ahorrar dinero en compras de alimentos (54 %) y para cultivar alimentos de mejor calidad (51 % de los encuestados).7

Todas estas son excelentes razones, pero los beneficios no terminan ahí. El aspecto físico de la jardinería es invaluable para una época en que muchas personas se sientan durante muchas horas al día. Pasará más tiempo al aire libre bajo los rayos del sol, mientras hace una mayor cantidad de movimientos, todos los días.

Asimismo, un estudio de la revista Preventive Medicine Reports concluyó que “Una dosis regular de jardinería podría mejorar la salud pública” al señalar que la jardinería se asocia con menores niveles de depresión y ansiedad, y una mayor satisfacción en la vida, calidad de la misma y sentido de comunidad.8

Incluso, hay investigaciones que demuestran que las personas que padecen un dolor crónico tenían niveles significativamente menores de ansiedad, depresión y fatiga, así como una mayor capacidad de controlar el dolor—todo por la horticultura terapéutica.9

Si tiene niños, se ha demostrado que cultivar hortalizas estimula a tener un mayor consumo de vegetales, más que la educación nutricional, y también afecta positivamente en la conducta alimenticia a largo plazo.10

Entre los adolescentes, la jardinería no solo está asociada con hábitos alimenticios saludables, sino también con tener una mejor salud mental, según la revista Health Promotion Practice:11

La jardinería también estuvo asociada positivamente con la actividad física y mejoró la salud mental y el bienestar.

Los estudiantes que realizan jardinería reportan niveles ligeramente más bajos de síntomas de depresión y mayor bienestar emocional, y además, experimentan una mayor conexión familiar, en comparación con los estudiantes que no hacen jardinería“.

Si Cultiva un Huerto, También Podría Hacer Composta

Un breve avance en la jardinería es el compostaje. Los dos se complementan bastante, y ninguno es tan complicado de hacer, como muchas personas creen. Cuando el compostaje se prepara correctamente, plantea poco riesgo de olores desagradables o atraer roedores u otras plagas.

Incluso, podría hacer composta si vive en un apartamento. Una típica “fórmula” de compostaje consiste en 2 a 3 partes “marrón” por 1 parte “verde”, tal como:

Marrón (2 a 3 partes)

  • Periódico y otro tipo de papel triturado
  • Hojas muertas
  • Papel con rastros de alimentos (pero sin papel recubierto)
  • Cartulina

Verde (1 parte)

  • Restos de frutas y vegetales
  • Pan y cereales
  • Café molido y filtros, bolsas de té
  • Recortes de césped
  • Cáscaras de huevo molidas

Primero, necesitará un espacio para hacer la composta, tal como una esquina cercada de su patio o un contenedor para tal propósito. Mantenga una pequeña cubeta para composta en su cocina, para recoger los restos, y luego vaciarlos en su contenedor para composta, todos los días.

A medida que vacíe los restos de comida en su contenedor, trate de cubrirlo con una capa de hojas o recortes del jardín, para evitar atraer a los animales.

También, podría agregarla al regar la tierra, para añadir organismos beneficiosos.12 Posteriormente, solo tiene que esperar a que los materiales se descompongan, para utilizar o no el contenido del contenedor aproximadamente una vez a la semana. Es posible que, en ocasiones, deba añadir un poco de agua para mantener el nivel de humedad, similar a una esponja escurrida.

En cuanto a lo que no se puede compostar, aunque algunos programas de compostaje en toda la comunidad aceptan la carne, productos lácteos y ciertos plásticos, no debe poner estos elementos en el contenedor de composta de su huerto.

Otros elementos que debe evitar incluyen a los huevos (las cáscaras están bien), aceites o grasas, huesos de carne o pescado, desechos y heces de mascota, y restos de podas que fueron tratadas con pesticidas.13 La siguiente pregunta es qué hacer con el “oro negro” que ha creado–¡desde luego que lo utilizará en su huerto!

Como Empezar Su Jardín Orgánico

Si ha elaborado composta, esto nutrirá la salud de la tierra, y una tierra saludable es la piedra angular de cualquier huerto exitoso.

Aplique la composta de forma abundante en sus plantas del jardín—pero, primero necesitará elegir un área para establecer su huerto. Como se mencionó anteriormente, no necesita mucho espacio; inclusive podría hacerlo en un patio o balcón. Según NGA:14

Cada vez más jardineros… cultivan sus alimentos en espacios más pequeños, donde la mayoría de los huertos son de 100 pies cuadrados o menos.

Esto también aumenta en un 46 % el uso de los contenedores para la jardinería, lo que ha permitido a las personas cultivar vegetales frescos en casi cualquier lugar, independientemente del acceso individual a un jardín tradicional“.

Una vez que haya decidido un espacio, planee que es lo que cultivará. Los vegetales de huerto que son populares incluyen a los jitomates, pimientos dulces y picantes, pepinos, arvejas, espinacas, lechugas, acelgas y ejotes–los cuales son fáciles de cultivar. Las semillas podrían ser cultivadas en espacios interiores, y luego, trasplantadas a espacios al aire libre.

También, podría comenzar con plantas más grandes que se cultivan directamente en el contenedor o la cama del huerto. Póngalas en la tierra (al cavar un agujero que sea el doble de ancho que la bola de las raíces), riéguelas a fondo y luego cubra el suelo con una capa gruesa de abono o astillas de madera.

Recuerde que, a la naturaleza no le agrada un suelo desnudo y descubierto. Así que, por favor utilice algún tipo de abono, una vez que haya plantado su jardín.

A mí me gusta poner varias pulgadas de virutas de madera, pero podría utilizar otros materiales. Esto reducirá radicalmente los requerimientos de agua y controlará al némesis de la mayoría de los jardineros–las malas hierbas.

Monitoree cuidadosamente su huerto recién plantado, especialmente hasta que las plantas se desarrollen, riegue y elimine las malas hierbas, según sea necesario.

Las plagas podrían evitarse de forma natural, al plantar una mezcla de vegetales, hierbas y flores en la cama de su huerto, junto con las plantas que atraen a los insectos depredadores, tales como las mariquitas. Trate de pasar tiempo en su huerto todos los días–como dicen, “El mejor fertilizante es la sombra del jardinero”–y pronto recolectará sus muchas recompensas.

Fuentes y Referencias

FuenteDr. Mercola
COMPARTIR
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.