Por Ecoticias, 18 de septiembre de 2017

Estos trucos pueden ayudar a superar los antojos por la comida chatarra.”

Los antojos o la “debilidad” por la comida chatarra se debe a potentes reacciones fisiológicas, cuidadosa y estratégicamente fomentadas por los fabricantes. Los aperitivos favoritos se fabrican con las cantidades justas de azúcar, sal, grasa y otros productos químicos, de forma que el cerebro se habitúe a ellos y pida más. Para luchar contra ello, es bueno poner en práctica estos consejos.

Regla de los 5 ingredientes

Al leer las etiquetas, si se comprueba que el alimento que se va a adquirir contiene más de cinco ingredientes, No se lo debe adquirir o se puede hacer como una excepción, nunca como parte de la compra diaria.

Regla de los Tres

Un estudio realizado en la Universidad de Cornell demostró que, la gente prefiere que en su plato haya tres alimentos y de tres colores diferentes. Así que, en lugar de una multicolor hamburguesa, un plato con tres ingredientes sanos y nutritivos, de diferentes colores, puede ser la solución para comenzar a comer sano.

Romper la rutina

Formar un hábito solo requiere algo de esfuerzo: si una acción se repite 21 días (unos más o unos menos, según la voluntad de cada individuo), la mente se habitúa a ello. Si a las 10 de la mañana se suele comer un bocadillo cargado de calorías en determinado lugar, se puede optar por tomar una fruta, en un sitio alejado del objeto de los deseos de la mente.

Decantarse por lo sano

Es posible comer sano con solo proponérselo. Elegir productos ecológicos, saludables, bio, orgánicos y/o naturales, puede costar más barato que una pizza y cada vez más, estos alimentos están en las góndolas de los supermercados.

Alimentos saludables siempre a mano

Almacenar los alimentos en el frigorífico también es una forma de eludir la comida chatarra. Si cuando se abre la puerta, lo primero que se ve son alimentos procesados, comida chatarra y platos poco saludables, el cerebro decidirá que los quiere.

Si por el contrario al colocar los alimentos dentro del frigo, se ponen delante, los sanos y nutritivos y se “esconde” lo demás se obliga a la mente a considerar lo que destaque en primer plano. Es como emplear el truco que usan en los supermercados con las góndolas, se pone a la altura de la vista, lo que se quiere vender prioritariamente.

Conocer los “alimentos disparadores”

Cada persona sabe exactamente cuál es su debilidad respecto a la comida. Es importante identificar aquellos alimentos que “disparan” la ansiedad por engullirlo todo. Ya sean dulces o salados, estos productos deben evitarse o al menos tener una cantidad mínima de ellos a mano.

Informarse

Una manera infalible de consumir menos comida chatarra es aprender más sobre lo que realmente estamos comiendo. Cuando la gente se entera de ¿qué hay realmente en nuestra comida?, se plantea seriamente dejar de consumir esos productos y tener una dieta sana y equilibrada.

Masticar más de lo necesario

“Quien come lentamente come menos”, esa es una máxima que la mayoría de los nutricionistas comunican a sus pacientes. Masticar la comida más de lo que se hace habitualmente crea sensación de saciedad. “Engullir sin más no es comer”, dicen los más afamados chefs, así que es hora de poner en práctica este truco.

FuenteEcoticias
COMPARTIR
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.