Por La Jornada, 13 de julio de 2017

El informe, publicado en la revista Environmental Research Letters, lo describió como una oportunidad perdida para permitir que las personas conozcan los pasos más eficaces que pueden tomar para reducir las emisiones de dióxido de carbono, un impulsor clave del calentamiento global.

Hemos encontrado cuatro acciones que podrían resultar en disminuciones sustanciales en la huella de carbono de un individuo: comer una dieta basada en vegetales, evitar viajes aéreos, vivir sin auto y tener familias más pequeñas, explicó Seth Wynes, autor principal del estudio, de la Universidad de Lund en Suecia.

“Por ejemplo, vivir sin coche ahorra alrededor de 2.4 toneladas de CO2 equivalente al año, mientras una dieta basada en vegetales, 0.8 toneladas en el mismo periodo”, precisó.

Un hijo menos

Evitar el avión ahorra alrededor de 1.6 tonelada equivalente por viaje. La mayor acción es tener un hijo menos, lo que ahorra un promedio de 58.6 toneladas de emisiones de CO2equivalente al año, señaló el informe.

Una familia estadunidense que elige tener un hijo menos proporcionaría la misma reducción de emisiones que 684 adolescentes que optan por reciclar el resto de sus vidas, indicó.

Estos cuatro pasos fueron identificados a partir de un análisis de 39 artículos revisados por otros expertos, calculadores de carbono e informes gubernamentales que calculan cómo las opciones de estilo de vida individuales pueden reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Cuando los expertos investigaron qué acciones anticarbono se promovían en los libros de texto canadienses y las comunicaciones gubernamentales en Estados Unidos, Australia, Europa y Canadá, encontraron un enfoque general en cambios progresivos con un potencial mucho menor para reducir las emisiones.

FuenteLa Jornada
COMPARTIR
ACO
A favor de la salud, la justicia, las sustentabilidad, la paz y la democracia.